martes, 7 de junio de 2011

Bloody Passion: Cap 5 Jeremiah Y Aisha.

Observe el mensaje de Cristopher que decía que en diez minutos exactos estaría fuera esperando por mi.
Entre a casa para darme un vistazo rápido, ponerme un poco de perfume y salir a verle.

Pasados
 exactamente diez minutos me asome por la ventana y allí estaba apoyado sobre su motocicleta vistiendo con una chaqueta de cuero negro realmente llamativa.

- ¿Nos vamos linda?

- Te extrañe Cristopher.

- No mas que yo a ti créeme, ahora sube, tenemos el resto de la tarde para hablar.

Me aferre a el como cada ves que viajábamos en motocicleta y disfrute del aire, la casa de Jeremiah no estaba muy lejos. Al llegar me sentí ansiosa, tenia tantas ganas de conocer el interior de su hogar, debía ser como cualquier otro y quizás no tenia nada extraordinario pero para mi seguía siendo un misterio.

- Hemos aquí.

Me bajo de la moto y me dio un gran abrazo seguido de un tierno beso en los labios, lo había extrañado un montón.

- Te extrañe.

- Lo se, también te extrañe un montón, pero ahora estamos juntos y eso es lo importante.

- Cierto, ¿Entramos? Ya quiero que comiences a contarme historias.

Escuche su risa.

- Vale esta bien, pero no creo que te sorprendas tanto es una casa común y corriente solo que hay alguna que otra cosa que llama la atención.

- No me importa sigue siendo intrigante para mi.

Observe por unos segundos la fachada de casa, el techo tenia tejas de color marrón oscuro, ventanas de madera brillante, frente a la casita había una pequeña fuente que tenia en todo su centro una pequeña figura de mármol de una mujer realmente esbelta y desnuda con cabello que llegaba hasta su espalda baja. El color de la casa era de un verde oscuro muy llamativo y había arbustos al rededor de la puerta que era de madera y en forma de arco.
Cristopher saco una llave grande y hermosa, para nada común, en la parte superior era redonda con curvas, detalles y parecía ser de bronce luego era larga y delgada, el final (la parte que era introducida por la ranura de la puerta) era de forma rectangular y tenia grabado dos asteriscos que sobresalían. Era impresionante.

- Veo que te gusta la llave.

- Si es preciosa, ¿Puedo abrir la puerta?

- ¿Por que no? Inténtalo.

Antes de introducir la llave por la ranura note que habia una pequeña placa de bronce al lado de la puerta que decía


"Soggiormo dei figli della notte"

- Cristopher, ¿Que significa eso?

- Es italiano y significa, morada de hijos de la noche ya que iaun las leyendas dicen que somos hijos de la noche seres que duermen en el día y viven de la noche, lo cual ahora sabes que no es así, son solo mentiras para hacernos mas tenebrosos, pero sin duda es algo bueno para recordarnos lo que somos.

Procedí a tomar la llave la cual no era nada ligera y tampoco tenia aspecto de serlo y la introduje con cuidado en su lugar, tal y como me indico Cristopher gire hacia la derecha dos veces y una ves la incline hacia arriba, sonaba extraño pero fabuloso a la ves, luego de hacer aquello la puerta comenzó a abrirse lentamente y me llego un aroma de distintas cosas que no lograba identificar pero que era fabuloso.
Estaba un poco oscuro y me apeno dar el primer paso de modo que le mire.

- Vamos entra.

- Tu primero.

- ¿No me dirás que tienes pena o si Steph?

- No es exactamente pena, si no que es tan intrigante que realmente no puedo...

Me callo con un beso y tapo mis ojos con una mano, con la otra me empujo dulcemente por la espalda guiándome en la entrada.

- Ahora abrirás los ojos y me dirás que te parece.

Me quito la mano de los ojos y los abrí.

Quede maravillada, era hermoso, las paredes tenían perfectos mosaicos de cerámica, era realmente luminosa y moderna, tenia alfombras, un perfecto piano de cola blanco en una esquina de la sala, muchos objetos antiguos y extraños, no hallaba las palabras para describirlo solo podía decir que era hermosa.

- Es, es maravillosa Cristopher.

- Si lo se, digamos que se le da bien esto de acomodar su hogar en torno a sus gustos.

- Vaya que si.

- Anda da un vistazo, te hablare de lo que gustes, conozco bien este lugar.

Paso a paso fui detallando cada parte de su casa, pero algo en especial capto mi atención.

Era una enorme pintura enmarcada en la que salia una pareja hacia aproximadamente treinta años, con la vestimimenta típica de los años 70, estaban sobre un auto la chica llevaba jeans azul claro bastante altos con una camiseta muy casi transparente de color blanco, un cinturón negro y unas zapatillas blancas, el chico al que reconocí como Jeremiah estaba vestido de la misma manera, jeans, camisa y zapatos deportivos, estaban tomados de la mano y en la pintura se observaban con ternura.

- ¿Me hablaras de esto?

- Dije que te hablaría de lo que tu quisieras así que si.

- ¿Ese chico es Jeremiah?

- Si es el.

- ¿Y ella?

- Es una larga historia.

- Tenemos toda la tarde.

- Vale esta bien, pero siéntate.

Nos sentamos en uno de los enormes sofás de cuero beige que estaban en la sala, apoye mi cabeza sobre su pecho mientras comenzaba a contarme.

- Esa pintura es de la década de los 70 en sus inicios, Jeremiah era un chico como cualquier otro de 19 años, disfrutando de sus años de adolescente comenzando a descubrir a las chicas, el alcohol, las fiestas y la gran diversión. No tenia muchos problemas y era simplemente feliz, en el verano de 1969 llego a su pueblo una chica, se mudaba a solas lo cual era extraño pues tenia el aspecto de ser bastante joven, intentó conocerla y se dio cuenta de que ella era realmente distinta a los demás, su piel era unos tonos mas clara que la suya y de por si el ya era pálido, sus ojos eran de un verde muy claro realmente que parecía tener chispas negras, su cuerpo era esbelto y perfecto a pesar de que ella no era muy alta y su cabello de color chocolate era precioso.
Solía ser muy fría con el, notaba que lo trataba por simple cortesía y de mala gana, no la veía junto a nadie siempre estaba sola y al parecer también vivia sola.
Entonces un día ella quiso hablar con el a solas y lo invito a su casa.  Podrás imaginas que por supuesto Jeremiah no iba a dejar pasar semejante oportunidad porque estaba muy interesado en ella, le intrigaba su misteriosa personalidad y se sentía atraído por su extraña belleza ella no era una chica común, era de veras diferente.

-En su casa le contó que ella tenia algo especial que los demás no, que había notado su constante interés en ella y que se estaba enamorando de el, que quería que fueran novios así sin mas porque quería probar que tanto podía llegar a hacer el por ella, Jeremiah no estaba precisamente enamorado era algo mas físico pero no iba a perder la oportunidad de estar con aquella extravagante chica a la que todos veían inalcanzable. Pasaron los meses y  los chicos de su época lo envidiaban, el por supuesto estaba orgulloso de lo que tenia, Aisha era la mejor novia que se podía tener, pero nunca le permitía sobre pasarse con algún beso, no le dejaba dormir con ella o si quiera tocarla durante mucho tiempo, Jeremiah pensaba que era realmente egoísta con respecto a lo que el quería de ella. Una noche en 1970 Aisha llevo a Jeremiah a un bosque, diciéndole que quería que esa noche fuera realmente especial pues ya llevaban un buen tiempo juntos, Jeremiah estaba enamorado al punto de que daba todo por ella. Por supuesto el iba a ese bosque con otras ideas en mente ya sabes, llegaron a un lugar en donde se veía la luna llena por completo y entonces ella lo beso con pasión.

 Un cosquilleo me lleno por completo sentí como se cerraban mis parpados y pude verlo todo.
El bosque oscuro y la luz de la luna llena reflejando a la perfecta chica de cabellos castaños, ella estaba por decirle algo, no sabia si podían verme, no sabia de que rayos de trataba esto que me pasaba, si era un sueño o algo mas pero solo quería ver y escuchar.

- ¿Hasta donde serias capaz de llegar por mi?

- Hasta el fin del mundo.

- Serias capaz de entregarme tu vida con tal de estar conmigo ¿Para Siempre?


- Eso y mas.

- Soy un vampiro Jeremiah, me alimento de la sangre de las personas y este es día es muy especial porque quiero volverte parte de mi, quiero que seamos uno, quiero que seas como yo.

- ¿Que dices? Los vampiros no existen.

- Calla, es solo un juego.

- Oh ya veo, entonces juguemos a lo que tu quieras.

- Quiero que seas como yo Jeremiah, quiero estar contigo para toda la vida, te amo y no quiero que me faltes nunca.

- Prometo que así sera Aisha, pero debes entender que tengo unas necesidades que....

Lo callo besándolo apasionadamente y pude ver como ella ejercía presión sobre su cuerpo al parecer causándole dolor, según sus expresiones parecía ser que ella nunca le había besado de esa manera, el sentía dolor pero lo disfrutaba.

- Aisha eso fue...

- Se que tienes necesidades que atender, pero antes tu vas a satisfacer las mías, siendo como yo, dándome de tu sangre.

- Eres una chica mala, soy tuyo, puedes hacer lo que quieras conmigo.

Entonces ella se abalanzo sobre su cuerpo besando cada parte mientras el lo disfrutaba como nunca.

- ¿Estas listo para unirte a la eternidad junto a mi?

- Por siempre

- Y para siempre.

Ella tomo sus muñecas y las mordió. Jeremiah grito de dolor pero con una mano ella callo rápidamente sus gritos, le golpeo en la cabeza dejándolo inconsciente y procedió a morder su cuello. Tomo un poco de su sangre y luego se echo a reír macabramente mientras le besaba los labios.

- Esta hecho, dentro de unos días seras mio por la eternidad.

Parpadee un par de veces atónita por la escena que acaba de presenciar.

- ¿Lo viste?

- Si, tan bien como tu.

- ¿Has sido tu no es así?

- Si, quería que lo vieras por ti misma.

- Eso fue aterrador.

- Lo se. Ahora ya lo has visto.

- Pues si, su historia es interesante, lo menos que pensé era que ese cuadro tenia que ver con toda su historia.

- Cierto, pero ese cuadro es de cuando ambos eran vampiros.

- ¿Ah si? ¿Que paso después de esa noche?

Me dio un tierno beso en la frente y me tomo entre sus brazos acariciando mi cabello para continuar con la historia.

- Después de unos días Jeremiah dice haber despertado sintiéndose mas renovado y fuerte que nunca, sentía como si tenia un montón de energía que debía liberar, pero también estaba esta terrible sed que lo sofocaba, también yo pase por eso, ella estaba a su lado admirando el gran nuevo ser que había creado, le explico todo poco a poco y por supuesto Jeremiah paso por un par de etapas antes de aceptar lo que era y cuando por fin estaba viviendo relativamente bien siendo mas feliz que nunca con su novia Aisha comenzaron los problemas, fue en 1976 cuando Aisha comenzó a tratarle como si fuese su pertenencia, para todo tenia un motivo de pelea y solo quería que el estuviera siempre junto a ella lo cual le resultaba difícil a él pues solo estaba interesado en la sangre.
Tuvieron enormes discusiones y entonces Jeremiah quiso separarse, era mejor para el estar solo que sentirse preso de algo que lo hacia infeliz, podrás imaginar que como toda una loca Aisha hizo hasta lo imposible por conservarlo a su lado, por suerte él logro escapar, escondiéndose durante una década de ella, años mas tarde se encontraron y ella juro hacer justicia a su abandono, habían acordado estar juntos para siempre y según Jeremiah dice sus palabras fueron algo como "Te di esta nueva, yo te creé, prometimos estar siempre juntos y aunque ahora no estés a mi lado cumplirás tu promesa o morirás"

- Vaya eso es realmente obsesivo.

- Si, da miedo.

- ¿La conoces?

- ¿A Aisha? No, solo se de ella por lo que me cuenta Jeremiah pero jamas la he visto.

- Me daría miedo. ¿Que saben de ella?

- A Jeremiah no le gusta mucho hablar de ese tema pero lo que se es que es un vampiresa poco cuerda que tiene un siglo de vida vampírica, Jeremiah no es su primera obsesión tiende a hacerle lo mismo a cada chico del que se enamora, es peligrosa al punto de que puede llegar a acosar y matar, por suerte él no sabe de ella desde hace doce años y espera que la situación continúe asi porque realmente se encuentra mucho mejor sin ella.

- Me imagino que ahora debe de ser un poco mas loca.

- No me interesa saberlo, puedes estar segura de ello, por ahora solo me interesas tu.

Se acerco lentamente para dejar sus labios a unos milímetros de los míos cuando de un momento a otro Jeremiah apareció frente a nosotros con verdadera cara de espanto.
Cristopher se separo rápidamente pero a la ves siendo dulce de mi para ponerse de pie frente a el.

- ¿Que haces aquí? ¿Ha pasado algo?

- Pasa algo un tanto grave Cristopher.

- Termina de decirlo.

- Es Aisha.

- ¿Que pasa con ella?

- Me encontró.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Y despues de mil años :( aqui esta el capitulo, dije que comenzaria a ponerse interesante asi que aqui esta, mil disculpas por la tardanza espero que les guste mucho.
Los quiere Steph.

viernes, 6 de mayo de 2011

Bloody Passion: Cap. 4 Valorando el tiempo

Era viernes, por la noche y debido a que Cris no culminaba aun su mudanza (Era mucho mas lento que una persona normal en todo el tema de la mudanza, se tomaba las noches en vez de arreglar su nuevo hogar para resolver asuntos personales y por supuesto de ves en cuando para estar conmigo hasta que me quedaba dormida) de modo que aquella noche no venia para ayudarme a dormir rápidamente con su arrullo, caricias o con su hermosa voz.

Pensaba que haría al día siguiente cuando escuche el tono particular que indicaba que Cristopher llamaba, mi rostro se ilumino con una gran sonrisa y me apresure a contestar, llamaba para desear buenas noches y para saber que tal había estado mi día.
Estar juntos era lo que mas nos encantaba a ambos, no nos aburríamos nunca y siempre nos observábamos con ternura.
Pero le había dejado en claro a Cristopher que aunque eso era lo que mas amaba, que ambos teníamos que tener un espacio personal, el debía estar de ves en cuando con sus amigos y yo con los míos, ambos debíamos mantener equilibradas nuestras vidas.

De ese modo nos veíamos tres o cuatro veces a la semana, no solo dejándonos un buen tiempo libre si no también haciendo m-as emocionante el "reencuentro" cada vez que volvíamos a vernos.

- ¿Que planes tienes para mañana? 

- En la tarde, iré con Alejandro a dar un paseo dice que hace tiempo que no estamos un rato juntos y es cierto, ¿ Irónico no? Vivimos al lado estamos de vacaciones y no tenemos tiempo para hablar. 


- Ya veo


- No hay motivos para ponerte celoso ¿Lo recuerdas? 


Tardo unos cuantos segundos en responder.

- Si, lo se, pero no puedes evitar el que el no me guste. 


- Tienes razón pero es mi amigo, lo quiero y no puedes hacer nada al respecto


Le dije en un tono dulce para que no se sintiera desplazado o ofendido.

-Entiendo Steph, no discutiremos por esto, hablare con tus padres, necesito su permiso para que salgas conmigo luego. 


- ¿Sin preguntarme a mi? 


- ¿Acaso no quieres?


- Tu conoces la respuesta, pero pregúntame a mi primero y luego hablamos de mis padres. 


- Cierto linda, lo siento, supongo que me altere un poco al saber que saldras con él, entonces ¿Si quieres salir mañana? 


- Claro que si tonto, no tienes nada de que preocuparte todo estará bien ¿A donde iremos? 


- Esta ves a casa de Jeremiah, fue de caza a Minram*  y me dejo encargado de su casa, supongo que teme que alguna de sus amigas temporales vayan a acosar e irrumpir su casa mientras el no esta. 


- Vaya, me parece bien, supongo que algo tendrá de divertido para entretenernos. 


Nunca había entrado a casa de Jeremiah, no le gustaban las visitas al interior de su casa, decía que por dentro ocultaba muchas historias que le gustaba contar y menos a un humano, pero las tenia presentes porque de ves en cuando le gustaba recordar. Solo había estado al frente dos veces y el interior era una especie de misterio para mi.
Imaginaba que era completamente antigua al igual que por fuera, tenia un aspecto colonial completamente precioso, me preguntaba si por dentro seria igual.

-Ya encontraremos algo para hacer 


- Estaremos fuera vigilantes o ¿Por fin conoceré la misteriosa vivienda de Jeremiah Sonciud El vampiro?


- La conocerás, supongo que debo prepararme porque tendrás muchas preguntas ¿No es así? 


- Oh si, que bien que ya lo sabes. Dormiré amor, hasta mañana, recuerda que Te Amo, aprovecha la noche y termina tu mudanza de una buena vez comienzo a extrañar el quedarme dormida en tus brazos. 


- Lo se, también extraño verte tan pacifica mientras duermes, tranquila se que debo apresurarme solo que es tan tedioso ya sabes que no es precisamente mi fuerte, duerme bien hermosa, recuerda que aunque no este presente mi corazón esta contigo. Te veo mañana, Te amo. 


Termino la llamada.

Así que al fin había llegado la hora de conocer las historias de la misteriosa casa de Jeremiah, estaba ansiosa, por alguna razón habría dejado a Cristopher vigilante, supuse que ya habría tenido malas experiencias con sus amigas temporales.
Eran las 10:30, hora de dormir. Me acosté en mi cama y dormí profundamente y sin sueños.

Desperté con la luz de la mañana, debía ser algo tarde pues la luz del sol que entraba por mis cortinas era fuerte e iluminaba por completo mi habitación.
Era sábado.

Como de costumbre, lo primero que hice fue mirar al techo por unos segundos y luego buscar bajo las almohadas mi celular.
Oh si, habia dormido casi 12 horas.
Eran las 10:20 am.

Tenia un mensaje de Alejandro.

Mensaje de Alejandro recibido a las 9:30 am. 


Buenos días adorable vecina, supongo que estas despierta, a partir de las 12 eres mía ¿Esta claro? Bah, no quise sonar como un loco que ya tiene todo planeado, tomate tu tiempo, pero antes de la una¿si? Ya sabes que tengo que salir luego y quiero pasar tiempo contigo como lo planeamos. Te veo pronto, mientras, un beso, te quiero. 


Suspire. Aun estaba bastante soñolienta, a esta hora ya solía estar despierta, la verdad había dormido bastante.
Respondí su mensaje antes de que comenzara a pesar que lo había olvidado.

Mensaje para Alejandro 10:25 am 


Buenos días Ale, apenas me levanto, me parece excelente en una hora y media nos vemos afuera ¿Vale? Yo comenzare a prepararme he dormido un montón, te quiero mas. 


Mi cama estaba tan cómoda que no tenia nada de ganas de levantarme, pero era un nuevo día y no podía fallarle a Alejandro de modo que a duras penas me levante y fui a desayunar.

- Vaya pero mira nada mas quien se ha levantado, por poco pensábamos que te había sucedido algo, has dormido un montón Steph.

- Buenos días - dije en medio de un bostezo- si la verdad es que estaba cansada tenia tiempo sin dormir tanto.

- Eso es muy bueno ¿Que planes tienes para hoy?

- En un rato saldré a caminar con Alejandro, es irónico, somo vecinos y nunca hablamos.

- Vaya que si, es un buen chico me agrada. ¿No harás mas nada luego?

- Pues, tenia pensado salir con Cristopher pero no se si quieran.

- Oh si linda - dijo mama mientras me servia el desayuno- el me llamo hace un momento para consultar si podía ir a pasear contigo, por supuesto que puedes.

Termine de desayunar y me apresure para no tardarme mucho y poder pasar un buen tiempo con Alejandro, ¿Donde estaba Joshua?

- Iré a arreglarme para salir con Ale, ¿Donde esta Joshua?

- ¿No te dijo? Hoy pasara una tarde de chicos con sus amigos, esta creciendo, cada vez lo veremos menos en casa.

- Oh vamos amor, son cosas de chicos Joshua ya esta en la edad de comenzar salir.

- Mama tranquila el estará bien.

Deje a mis padres hablando sobre lo rápido que estábamos creciendo, comenzaron a recordar nuestra niñez  ahora ya era graduada con novio y Joshua comenzando a pasar cada ves menos tiempo en casa, era inevitable, debíamos comenzar a crear nuestras vidas.
Me puse un vestido y deje mi cabello suelto. Me arregle un poco y estaba lista, era hora de saber de la vida de mi vecino.
Me quede sentada en los escalones de mi casa, observando el cielo y pensando en el gran día que seria hoy, mi celular vibro y se asomo una gran sonrisa por mi rostro.

Mensaje de Cristopher recibido a las 11:45 am 


Buenos días mi vida, espero que hayas amanecido estupendamente, te escribo ahora pues mas temprano llame y me dijo tu madre que dormías como bebe, me alegra que hayas descansado y espero no hayas olvidado nuestro plan de hoy me haces falta, a las 3 paso por ti. Te envió mis besos, mi amor y mi corazón estan contigo. Te amo. 


Me sonroje mucho, que hermoso era.
Justo en ese momento Alejandro salio de su casa, se veía estupendo, el era realmente atractivo.

- ¡Ya estas aquí!

- Pues si, tarde un poco en llegar pero ya sabes, me gusta la puntualidad.

- Vaya que comentario tan tonto, es tu casa, como no ibas a estar aquí.

- ¿ Distraído tan temprano? Eso no es bueno, te ves bien Alejandro.

- Tu sabes, así soy, no te quedas atrás ¿A donde vas? Estas preciosa.

- A caminar con mi vecino pues claro, ¿Que acaso no puedo simplemente estar linda?

- Tienes razón, me siento importante, pero lo veras a el ¿No es así?

El sabia que cuando me veía realmente bien (y no quería decir que me viera mal en otras ocasiones, simplemente que cuando me arreglaba un poco mas de lo normal) era porque tenia una cita con Cristopher.

- Si, pero eso no viene al caso, vamos a caminar siento que tenemos mucho de que hablar.

- Vaya lo sabia pero es cierto, ahora el no importa es nuestro momento - dijo mientras me levantaba del escalón me daba un gran abrazo, pasaba uno de sus brazos por detrás de mi espalda y me guiaba para comenzar a caminar- así que no hay que arruinarlo.

Estar con Alejandro era magnifico podíamos hablar sin parar sin importar cual fuera el tema, reíamos y simplemente era excelente.
Tener a una persona a la cual pudieras contarle todo sabiendo que siempre tendría algo que decirte era fabuloso, sin duda era uno de mis mejores amigos. Por todo lo que hablábamos parecía que tuviéramos años sin vernos, irónicamente, vivíamos al lado del otro.
Lo habían aceptado en una universidad que quedaba a unos veinte kilómetros de casa, de modo que aun no tenia necesidad de mudarse, planeaba hacer eso a los veinte.
Estudiaría farmacéutica, se le daba bien recordar nombres extraños y complicados, me sentía orgullosa de su logro, cuando pregunto que cual era la carrera que había escogido y donde la cursaría me sentí un poco tonta, aun me quedaba tiempo pero no estaba segura.

"Medicina" Le dije, pues era la carrera que estaba ganando mas puntos en mi mente, pero aun no sabia cuando era el momento preciso para comenzar y no estaba completamente segura de ello.

"Es excelente" Había dicho el.
Insistió en sentarse en la fuente, el lugar de Cristopher Y Steph, me sentí tan extraña estando a solas en ese lugar con el, acostumbraba a estar sol con Cris o simplemente sola.

- ¿ Y a donde te llevara? . Dijo mientras ponía mala cara e intentaba parecer indiferente como si no le importara hablar mucho de ello aunque el sabia que si le importaba. 

- No lo se - mentí- se supone sera una sorpresa.

- Vaya ingenioso de su parte, ¿Alguna ocasión especial?

- Para nada, cuando no se quiere caer en la monotonía hay que buscar nuevas maneras de darse cuenta de porque quieres tanto a esa persona.

- Ya veo.

- No tenemos porque hablar de Cristopher, ahora se supone que es nuestro momento ¿no es así?

- Si, lo es, supongo que no debí haber sacado el tema, te he extrañado Steph.

- Lo se, no dejo de repetir que es realmente irónico.

- En realidad lo es, pero ambos tenemos nuestras vidas y nuestros asuntos, ahora las cosas no serán tan fáciles como eran cuando estábamos en el Instituto.

- Lo se, me asusta un poco el cambio.

- Igual a mi, pero es bueno y mientras este momento dure hay que valorar el tiempo.

- Cada minuto.

- Por nuestra amistad.

- Por nuestra gran amistad.

Reímos y note que después de haber dicho lo de nuestra gran amistad el estaba un poco triste, sabia por que era y no pretendía decir nada al respecto, no había que dañar el momento. Hablamos durante media hora mas hasta que vi mi reloj y vi que eran las 2:17.

- ¿Tienes que irte ya?

- Pues si, ¿Tu también?

- Si, tengo cosas que hacer con mama.

- Yo, ya sabes.

- Si, no hace falta que lo menciones vamos.

Volvimos a casa tomados de la mano en silencio, había una tensión que casi podía tocarse y sentirse, sabia que el estaba enojado porque el tiempo junto a mi le parecía muy poco, lo conocía muy bien.

- Hasta pronto Alejandro, quizás, si no tienes nada que hacer en la noche podríamos sentarnos en las escaleras y hablar un poco, no estaría mal.

- Lo tomare en cuenta de veras, como te dije hay que valorar el tiempo, me gusta mucho tu compañía y  estas preciosa le encantaras, aunque sabes que me duele hablar de esto, espero que la pasen bien.

- Gracias, es muy lindo de tu parte que pienses eso, también disfruto tu compañía, te veo luego pero antes ven aquí y abrázame.

Me dio un gran abrazo e inhale su exquisito perfume, había una gran conexión entre nosotros al abrazarlo era como si una pequeña parte que faltaba de mi fuera conectada a mi cuerpo haciéndome sentir completa.
Me dio un beso en la mejilla y me susurro "Te quiero"
Le dije que yo igual y entonces se separo de mi con una mueca de disgusto en el rostro, al deshacer el abrazo senti como esa pequeña parte de mi era desconectada de mi cuerpo.
Que importante era Alejandro en mi vida, hasta ahora lo notaba en realidad.
Se dio la vuelta sin volver a mirarme y se alejo hasta su casa, me fije en cada paso, en su espalda, en su delicado pero peculiar caminar.
Entonces desapareció por la puerta y en uno de los bolsillos de mi vestido mi celular vibro.
Debía ser Cristopher.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hola! wow... tenia tiempo sin publicar un capi  largo (: casi al final del dia pero dije que esta semana publicaba capi y aqui esta.

Espero que les guste.

Como dije a partir del proximo capitulo comenzara a ponerse REALMENTE interesante y si lo digo es porque ya tengo la mitad del que sigue listo y estara genial.

Comenten mucho :$

Liz gracias por poner tus lindas palabras en cada capitulo eres grandiosa.

Gracias a todas las personas que diariamente entran al blog aun cuando no he publicado y se siguen preocupando por la historia. Ustedes hacen que esto sea magnifico :D
Decidi que rediseñare el blog pues quiero un cambio y esperemos que les guste, pienso que la imagen del blog no juega un papel tan importante como la historia en si pero cuenta mucho, la idea es que tenga una imagen que vaya de acuerdo al tema (:

Asi que hare mi mayor esfuerzo para que les guste.

Gracias por leer. Los quiero.

domingo, 1 de mayo de 2011

Hola :D

Espero que se encuentren estupendamente seguidores.

Como se habran dado cuenta hice un pequeño pero significativo cambio en el diseño del blog.. ¿Les gusta la nueva letra?

A mi si, un poco mas grande y mas linda :D

No se ve muy distinto pero era de hora de darle un pequeño cambio... Y de nuevo pregunto.

¿Quieren que cambie el diseño completamente? (Plantilla y colores solamente, pero eso da un aspecto completamente diferente?
Solo lo hare si ustedes quieren.

Les informo tambien que Ya el capi esta por la mitad va estupendamente en la semana lo estare publicando :D
Espero sus comentarios que me digan si les gusto y si quieren que cambie el diseño.

Gracias por leer <3.

domingo, 24 de abril de 2011

Bloody Passion: Cap 3 - Recuerdo

El tiempo pasaba volando ahora que ya no tenia que pensar mas en el Instituto, desde mi graduacion habian pasado dos semanas y ya la euforia habia acabado, ahora tenia gran preocupacion en mi mente, esperaba las respuestas de las universidades a las que habia ido para ver si me aceptaban en alguna.
Cristopher había aceptado estudiar conmigo en la universidad, el quería continuar con sus estudios pero también  recordar los buenos y viejos tiempos de cuando en el instituto pasábamos cada descanso juntos.

Aun no sabia que carrera podría ser la mas adecuada para mi, pensaba en ello con bastante frecuencia pero seguía sin tener alguna decisión fija, también tenia pensado tomarme un año sabático, una idea con sus pros y contras pero mis padres no estaban del todo de acuerdo decían que era mejor que no perdiera mi entusiasmo y continuara estudiando.

No había pasado tanto tiempo pero aun así ya extrañaba a los chicos, los había visto un par de veces y no parábamos de hablar sobre lo extraño que estaba resultando el no vernos a diario ahora que cada uno de nosotros estaba por tomar su propio camino. Era en este punto donde comenzaban nuestras vidas aventureras y era una lastima el saber que no volveríamos a compartir los detalles de todo lo que vendría sucediendo a lo largo de cada día como solía suceder en el instituto.

Alejandro por supuesto, se había graduado a mi lado y nos habíamos vuelto realmente inseparables, después de todo, era mi vecino y uno de mis mejores amigos.

Despues de todo aquel tiempo transcurrido Alejandro y Cristopher en cierta forma habían creado una extraña especie de tregua-amistad como me gustaba decirle, recordaba de manera graciosa como había sido el momento en que los puse de frente para presentarlos formalmente, la expresión de Cristopher había sido dura y seria igual que la de Alejandro.

Se podía decir que debido a su poca tolerancia entre ellos se habían originado algunos problemas de poca gravedad.

Una ves Cristopher se había enojado conmigo debido a una torcedura de tobillo que me había causado mientras estúpidamente intentaba saltar muy alto, recordaba como se había enfurecido sin razón, detestaba verme lastimada por no ser cuidadosa conmigo misma

Alejandro había observado la forma en la que me trataba Cris y se había encolerizado, recordaba claramente la manera severa en la que casi había reprendido a Cristopher.

"¿Quien rayos te crees que eres para hablarle de esa manera? ¿Que no ves que esta lastimada? Ayuda en ves de gritar y hacerla sentir peor Idiota" 

"No es tu asunto no te entrometas"

Dijo Cris mas rugiendo que pronunciando las palabras, recordaba que discutieron durante unos minutos mientras yo estaba en el suelo tomando mi tobillo algo lastimada pero riendo por lo irónica que resultaba la situación.

Yo era realmente importante para Alejandro, me lo recordaba cada ves que podía, estaba enamorado de mi, era otra cosa que también me había dicho un par de veces.

Flash Back 


- Steph, me gustas mucho... 


Decía observándome fijamente con esos hermosos ojos grises tan parecidos a los míos 


-... ¿Cuando comprenderás que el no es bueno para ti? Algo me dice que el no es normal, tengo un gran mal presentimiento acerca de Cristopher, en cambio, tu solo mírame aquí estoy yo te estoy ofreciendo cariño de verdad, soy una persona normal, fiel y se que puedo darte mas amor de lo que el nunca podrá darte. 


- Alejandro, yo... 


No era falso que me sentía atraída hacia el, pero aquello no era nada comparado con mis sentimientos por Cristopher, sentía hacia el otra clase de amor era como mi mejor amigo y no lo veía como nada mas, recordaba una ves haber soñado que nos besamos y que se sentía estupendo pero luego desperte asustada y sintiendo culpa por ello. No podia querer a Alejandro de esa manera. 


-...Lo siento mucho pero sabes que no puedo, mi corazón pertenece a el. 


- No puedo exigirte que me quieras y tampoco pretendo que sea justo ahora, pero tienes que saber que te esperare, el no es bueno para ti y tranquila que cuando te des cuenta aquí estaré con los brazos abiertos y que querré como lo mereces.


- No saques conclusiones, el es para mi y me quiere mas de lo que merezco... Si yo fuera tu, no esperaría. 


- Pero no eres yo y yo, estoy dispuesto a esperar.


- Alejandro, no seas masoquista, amo a Cristopher y el hecho de que no te agrade no quiere decir que no sea bueno para mi, tampoco quiere decir que tienes que alejarte de mi ¿Lo entiendes? Eres como mi mejor amigo y te quiero muchísimo así que, acepta eso y no esperes mas nada de mi.


- Creo que entonces por ahora tendré que aceptarlo, me he dado cuenta de que eres bastante terca y no quiero discutir, pero como dije, aquí estaré. 


- Es una lastima, no quiero que termines herido por mi culpa.


- No sera así.


- Mas te vale, eso espero. 


Flash Back 


Pensé en todo aquello en cuestión de minutos al despertar y se vino un nuevo pensamiento a mi cabeza, hoy no vería a Cristopher y tenia que encontrar algo interesante que hacer, tenia un par de días sin verlo, cuestión de vampiros decía el y al parecer se estaba mudando a la vieja casa de su tío (este siempre compraba nuevas mansiones a través del mundo), estaba harto de vivir con Jeremiah quien cada dos o tres noches llevaba a casa a un montón de chicas para "divertirse".
Jeremiah estaba en la etapa en la que estaba disfrutando de las mujeres y de la sangre al mismo tiempo, según lo que me contaba mi novio, debido a sus años de experiencia sabia controlarse respecto a la sangre humana, era mejor la de los animales claro estaba pero el prefería la humana esta le mantenía con mas fuerza y daba por así decirlo un mejor uso de sus dones, los hacia mas potentes, ayudaba de muchas manera y mantenía su sed aplacada durante mas tiempo.

Eran muchas las ventajas que proporcionaba, pero la desventaja era el tener que matar a cambio a de ella.

No siempre la opción era matar, estaba la opción de comprar la sangre en los hospitales directo del banco de sangre, nadie moría, el vampiro que la comprara quedaba satisfecho y era mejor, pues se tomaba la sangre de alguna persona que seguía viva y que voluntariamente había dejado que le sacaran la sangre.
Sabia de estos temas pues siempre era mi mayor curiosidad y Cristopher intentaba aclarar mis dudas siempre que podía.

Flash Back 


- ... Pero si la sangre humana es tan buena ¿Porque tu no la consumes? 


- ¿Para perder esto? 


Dijo mientras besaba mi cuello.


- Debes estar enloqueciendo, prefiero tomar sangre de animal y poder estar cerca de ti todo el tiempo, a tomar sangre humana y tenerte cerca pero querer matarte, ¿No lo crees?


- Vaya, bueno es cierto, pero si eso es lo mejor para ti... 


- Si, es lo mejor... Pero no lo mas seguro, si fuera de ese modo aquí estaría muriendo de ganas por probar un poco de tu sangre y si con el tiempo podría controlarme pero, el efluvio de tu sangre es tan potente y me tienta tanto en ocasiones que si me alimentara de sangre humana no lo soportaría, no estarías con vida y el tiempo que me toma controlarme bueno, puede que sea mucho y yo no quiero alejarme de ti. 


- Supongo que soy la culpable de que no puedas mejorar


- No es tan malo, no te culpes, es como... Tomar tu bebida favorita, siempre te saca una sonrisa y te sientes mejor ¿O no?


- Es cierto... Pero ¿ Después de un tiempo no te aburres? 


- No lo se, creo que no, ya ves a Jeremiah... Lleva su buen tiempo en esto y no parece aburrirle al contrario, es como si cada vez le gustara mas, recuerda que es como... La fuente para mantenerme con vida, antes era el agua, el aire y el alimento principalmente pero ahora solo es la sangre y tu por supuesto. 


Había conseguido ruborizarme. 


Flash Back 


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hey (:

Aqui esta un nuevo capi.. es corto pero espero que les guste
estaba pensando y esta segunda parte de la historia la hare mas rapida ¿A que me refiero?
A que ... No seran tantos capitulos y desde el proximo capitulo comenzare a ponerlos en suspenso y a poner las ideas que me dieron mis amigas, que repito, no se arrepentiran para nada porque la historia estara genial (:
asi que esperen el nuevo capi y espero que les guste este..

Comenten :D

Tefa.

lunes, 11 de abril de 2011

Hola (:

De nuevo volvi hermosas y hermosos seguidores (:
Si bueno.. esta ves mi larga ausencia tiene una bastante comprensible explicacion.

Mi computadora de un dia para otro murio...tuve que (por supuesto) llevarla a un tecnico y un dia me decian que al siguiente estaba lista, y al otro dia me decian lo mismo y asi estuve un mes esperando a que me la devolvieran, pero al menos ya la tengo, estuve haciendo capis asi que espero subirlos pronto y que me quieran de nuevo... escribanme a mi correo fefa_4@hotmail.com mandenme un mensaje cualquier cosa y por alli nos estaremos comunicando (: 

Los ultimos comentarios de liz por supuesto y las otras dos chicas me hicieron poner de lo mas sentimental muchas gracias por sus lindas palabras me alegraron el dia niñas $: 

de verdad lo siento, como ya saben el colegio me tiene ocupadisima pero jamas olvido a blogger y mucho menos mi sueño de poder publicar mi libro (: 

Gracias por entender y seguir leyendo 
los quiero un monton seguis

Besos
Tefa (Otro diminutivo de mi nombre ya que el "Steph" me canso.. pero ustedes diganme como prefieran) (: 

lunes, 7 de marzo de 2011

Bloody Passion: Cap 2 - La costa

Era un hermoso muelle de una extraña madera  blanquecina, pero lo mas asombroso de todo era como se veía el mar, negro, calmado y sin olas y la luna llena, en medio de la noche azul oscura un hermoso adorno que hacia que el lugar se viera simplemente perfecto.

- Esto es tan hermoso, ¿Como supiste?

- Pues, siempre hay que tener varias cartas bajo la manga mi amada, no creas que si no tienes ganas de cenar te devolveré a tu casa, es tu graduación, algo bueno o diferente debíamos hacer ¿No lo crees?

- ¿Y si no fuese mi graduación?

- Igual hubiéramos salido, ¿Que pasa? - Dijo mientras tomaba mi mano y caminaba conmigo hacia donde terminaba el muelle y el mar profundo- ¿Que no te he dicho todo lo que amo estar contigo?

- Eso no necesitas decirlo, cuando observo tu mirada, se que hablas con la mayor sinceridad del mundo.

- Lo se, igual me sucede al verte, ven, vamos a sentarnos.

Nos sentamos y me recosté en su hombro.

- ¿ Ves lo hermosa que es la luna?

- Oh si, es hermosa.

- No se si ya lo había dicho pero para mi, ver una noche de luna llena es simplemente perfecto, es tan iluminada, tan hermosa, en mi familia, existe una creencia, dicen, que si en la luna encuentras la forma de un oso, y tu pareja también lo hace, significa que hay una conexión muy fuerte, amor verdadero, como quieras llamarle... Mira la luna, ¿Que ves en ella?

Intente encontrar la figura del oso en la luna, pero solo veía una mancha extraña e irregular que no se me parecía en nada a un oso, temía decirle que no lo veía, ¿Y si se decepcionaba por eso? Tampoco quería mentirle diciendo que veía la figura cuando no era así, Aunque no creía que necesitáramos de la figura de un oso en la luna para dejar en claro que nuestro amor era único, hermoso y sin limites.

- Conozco tus expresiones faciales como si fueran mías, se que no puedes ver el oso, pero esta bien linda, no pasa nada, no es necesario un oso en la luna que confirme que todo nuestro amor es verdadero, solo es una vieja creencia.

- No, Cris, allí debe de estar lo se, es solo que, mi vista ya sabes no es muy buena.

- No te preocupes - dijo mientras entrelazaba con dulzura nuestras manos y daba un tierno beso en mi frente- te amo, felicitaciones, ahora eres toda una chica grande.

- Lo se, me hace sentir bien.

- Se que es así, mira que hermoso el paisaje, te dedico esta noche Steph, esta y cada una de las noches de mi infinita vida, cada luna llena, cada gota de rocio, y cada cosa hermosa que vean esos ojos de cielo tuyos.

Me ruborice como era de esperarlo, y lo único que me quedo por hacer fue buscar su labios para dar un tierno beso de agradecimiento a sus palabras.
Pero hizo algo completamente inesperado, paso una mano por detrás de mi espalda aferrándose a mi para luego irme bajando lentamente hasta yo quedar completamente acostada en el muelle, se puso a mi lado y continuo con el beso que había comenzado. Y sentí las llamas recorrer mi piel.

Cristopher había aprendido a no pedir disculpa cuando sucedían "incidentes" como este, besos no precisamente pequeños, cuando sentía que era demasiado simplemente paraba de una manera tierna y luego decía algo romántico.
Pero esta ves era distinto, su beso era ardiente y apasionado, sus manos acariciaban la piel de mis brazos suavemente. Después de varios minutos decidió que había sido mucho para el. Se separo de mi con pequeños besos para luego quedarse de costado para observarme, mientras yo suspiraba y me tapaba el rostro con las manos como si eso pudiera servir para quitar mi ruborizado de manera instantánea.

- No tapes tu rostro, eres hermosa, me encanta observarte.

Me puse de costado para también mirarle fijamente.

- Este lugar es hermoso, me gustaría venir algún día para ver el amanecer.

- No lo dudes, lo haremos, una y todas las veces que desees, Steph... ¿Que seria de mi, si no te hubiera conocido?

Pensé en ello, en silencio mientas veía las estrellas y esperaba que mi ruborizado cesara, ¿Que hubiera sido de el, y de mi, si no nos hubiéramos conocido jamas? ¿Seria el un vampiro y tendría yo algún otro novio? ¿ Tendría el otro amor, y su padre seguiría con vida? ¿ Viviría yo aun en el pueblo y el en España? Quizá todo lo que nos había pasado tenia un motivo, y ese motivo era encontrarlos el uno al otro... y Reconocernos como la mitad del otro, como debía ser.

- La verdad no lo se, pero estoy segura de que no estaría aqui, en medio de esta hermosa noche de luna llena, con la persona a quien mas amo en el mundo. - Diciendo esto me gire para quedar frente a el-

- Tu eres para mi

- Lo mismo digo, gracias.

- Gracias a ti, por existir, por estar en mi vida, por todo.

- Te amo Cristopher.

- Te amo mucho mas Steph

Y diciendo esto ultimo se acerco para pegar durante un segundo sus labios con los míos, Cristopher sonrió enseñando sus afilados colmillos, ya no sentía temor ante ello pero justo en ese instante una duda apareció en mi mente, ¿ Seguiría el anhelando mi sangre tanto como al principio? Me incorpore rápidamente y el noto que algo pasaba conmigo.

-¿pasa algo?

- Cris, tengo una duda, quisiera saber que sientes con respecto a mi sangre, quiero decir, se que es lo que mas anhelas pero, ¿Aun es asi? o acaso ¿Ya lo superaste o algo parecido?

Se quedo pensativo, cerro sus ojos y respiro profundamente acercandose a mi cuello con lentitud.

- Tu sangre... es... mi mayor anhelo, es cierto - dijo mientras recorría mi cuello suavemente con la punta de su nariz- pero es a ti a quien amo mas que a nada, y  no soy capaz de verte como alimento aunque tu sangre muchas veces se vuelve muy irresistible, tanto que desearía, que no fueras tu quien huele tan excelente.


Quería que los latidos de mi corazón pasaran desapercibidos, como si eso ayudara a calmar su anhelo por mi , aunque lo único que lograba era que se volvieran frenéticos conforme su aliento estaba tan cerca de mi, no le temía, pero cuando hablaba de esa manera sobre Mi sangre por poco creía realmente que era una criatura peligrosa, pero eso era muy en el fondo de mi mente, yo confiaba en el.

- De veras, tu eres mi perdición, pero acepto el reto, prefiero amarte, tenerte, saber que todo esto es correspondido, a disfrutar de tu sangre por breves minutos y que al terminar quede con tan solo el recuerdo de el sabor, algo que seguro cacera de importancia con el tiempo, en cambio esto - dijo mirándome, tomando mi mano derecha y entrelazándola con la suya volviéndola una- esto no lo olvidare en el resto de mi existencia, esto jamas dejara de ser lo mas importante... Para mi.

- Entonces aun la anhelas pero ¿Sigues negandote a eso?

- Digamos que querer sangre es mi naturaleza, pero contigo, puedo controlarme Demasiado bien, ya sabes cuando esto de los sentimientos esta de por medio, las cosas son completamente distintas, yo te amo.

Un escalofrió me recorrió todo el cuerpo desde la punta de los dedos de los pies hasta la cabeza cuando termino de pronunciar todo aquello, el amor que Cristopher me tenia era algo completamente seguro, nadie en el mundo podía cuestionarlo o negarlo, era tan puro y sincero, tan notable a la simple vista, tan perfecto. 
Como el.

- ¿En que piensas?

- En lo afortunada que soy de tenerte

- Lo mismo digo.

Mire el cielo negro, estrellado, y recordé que debía ser tarde, el tiempo junto a el pasaba volando, no me sorprendería para nada que ya fuese de madrugada. Lo ideal era estar a las 12 en casa, justo a tiempo, para que papa no desconfiara de nosotros.

- Cristopher, ¿Que hora es?

- Déjame ver.. Oh bueno, son las once y media creo que deberíamos volver.

- Eso creo, pero, ¿Y mi vestido? ¿No crees que sera sospechoso que me haya ido sin vestido y regrese sin el?

- Esta el auto.. Puedes ir a cambiarte esta abierto.

- Esta bien espera un momento.

Me levante rapidamente y me fui hasta su auto, no tarde mucho en ponerme el hermoso vestido color escarlata, ¿que mas hacia falta? para mi todo estaba bien.
Volvi al muelle y el estaba de pie, observando la luna casi con admiracion, me pregunte que se pasaria por su mente, estaba segura de que el podia escucharme y sabia perfectamente que yo estaba alli, pero no me importo y lo abrace fuertemente 

- ¿En que piensas?

- En lo linda que es esta noche, - se volteo para abrazarme de frente - pero por supuesto estando tu aqui con ese magnifico vestido que va tan bien con tu piel, no podemos hacer comparaciones de belleza, el resultado es obvio.

No pude evitar el sonrojarme, que perfecto era Cristopher.

- Gracias

- ¿Nos vamos? ¿Segura no quieres nada de comer?

- Estoy estupendamente, deberiamos irnos ya sabes antes que papa sufra de angustia, por cierto, ¿Te quedaras esta noche?

- Si eso quieres asi sera.

- No te lo cuestiones, sabes que amo estar contigo.

- Entonces asi sera.

Subimos a su auto, y aspire todo lo que pude de ese olor a agua salada y  viento seco y caliente para recordar lo maravillosa que habia sido la noche de mi graduacion.

Puso musica de mozart mientras ibamos a casa, y no pude evitar cerrar los ojos y sumergirme en el sonido quedando dormida, momentos mas tarde senti su fria piel susurrandome al oido

- Cariño, despierta hermosa, ya llegamos.

- ¿Me quede dormida? Lo siento, supongo que esa musica tuya no ayuda mucho.

- Oh no, tranquila no te preocupes solo fueron unos minutos, son las doce menos diez.. estamos a tiempo.

- Me alegra saber eso, vamos.

En menos de dos segundos lo tenia frente, abriendome la puerta y ayudandome a sali del auto, como si fuera una accion dificil para mi, no me enojaba que hiciera esas cosas, era simple caballerosidad.
Me fije en la entrada de mi casa, las luces de la sala como era de esperarse estaban encendidas. Subimos lentamente las escaleras y nos detuvimos en la puerta y le di otro gran abrazo fingiendo una despedida.

-Entonces, ¿A donde me llevaste a comer?

- Al mejor restaurant de la cuidad el que esta casi a los limites.

- Buena idea. ¿Te vere mas tarde?

- Por supuesto.

Toque la puerta de manera suave, y papa se apresuro a abrir.
Una pequeña conversacion, luego cristopher "se fue" y hable con papa inventando detalles de lo maravillosa que habia sido la cena.

Me di un largo baño caliente, Fui hasta mi cuarto y me meti en la calentita cama que esperaba a por mi.
Cuando casi estaba por dormir, senti que alguien se metio a mi cama, alguien con la piel gelida y me acariciaba el cabello con suavidad, estaba tan al borde de la inconsciencia que apenas fui capaz de responder a ello.

- Gracias... Fue.. La mejor noche de graduacion... que alguien haya podido tener jamas.

- No hay de que te mereces eso y mucho mas, ahora duerme se que estas cansada, ya mañana sera otro dia.

- Te amo

- Tanto como yo a ti.

Siguio acariciando mi piel suavemente, y mi cabello mientras yo sentia que me encogia ante la realidad y entraba en mi negrura calida. Era cierto, era la mejor graduacion del mundo.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Dicen que la espera tiene su recompensa y se que me tardo mucho ahora para publicar pero aqui esta el segundo capi.. no se pero a mi me gusta mucho siento que hay tanto romanticismo en el $:

Espero que les guste, y espero hacer el tercero con rapidez

Gracias por leer!

(: Steph.

viernes, 18 de febrero de 2011

Bloody Passion: Cap 1: Graduacion

No habia logrado dormir ni un poco en toda la noche. Por mas que lo intentaba mi corazon latia casi desbocado de los nervios, era un alivio saber que todo habia terminado pero... ¿Y que iba a hacer ahora con mi vida? Ir a la universidad claro estaba, pero, y luego?

No habia motivo para estar tan nerviosa, ya la parte dificil habia pasado, me habia "graduado" con buenas calificaciones y un buen promedio, ahora solo tenia que asistir a la tonta ceremonia donde me entregarian un tonto diploma y me harian vestir como tonta. ¿Porque lo nervios?

Deje de pensar en ello si seguia enfrascada en el pensamiento no lograria dormir las unicas dos horas que me quedaba antes de que mama entrara euforica dandome animos, y diciendo que era hora de ir a arreglarme el cabello y todo aquello.

Pense en como era que el ultimo año se habia pasado tan rapido, recorde mis vacaciones pasadas y me estremeci ante el recuerdo, habia estado a punto de morir y de perder a Cristopher, pero ambos a esta altura nos habiamos obligado a borrar eso de nuestras mentes y verlo como una pesadilla, algo que, simplemente jamas habia sucedido.
Faltaba poco mas de cuatro meses para nuestro segundo aniversario.

2 años juntos.. ¿Quien habria pensado que yo podria durar tanto con alguna persona?

Facil.. Cristopher no era cualquier persona, era mi alma gemela y podiamos sentirlo, el tiempo juntos volaba y  precisamente el tiempo nos recordaba a cada momento que estabamos hechos el uno para el otro.
Pensando en el amor de mi vida logre sumirme en un estado de semi inconsciencia y como lo agradeci, senti que mi cuerpo se hizo completamente liviano y yo comenzaba a sumergirme en la negrura de mi subconsciente.

Flash Back:


Entre con paso firme y decidido a mi habitacion y cerre de un buen golpe la puerta ignorando la pregunta de Joshua, estaba furiosa, mis mejillas estaban completamente encedidas de la rabia. ¿Que podia hacer ahora? No sabia a ciencia cierta lo que tenia que hacer, pero de algo estaba segura, ese maldito vampiro no debia atreverse a poner su trasero delante de mi justo ahora, o lo lamentaria, no sabia como pero lo haria. 


Entonces me calme un poco y la impotencia dio paso a la decepcion y senti como las lagrimas comenzaban a empañar mi mirada. 


Estupido Vampiro, Estupida Briggite, ¿Porque no se habia fijado en ella desde un principio? No, tenia que haberme hecho pasar por todo para que justo cuando nuestra relacion estaba en sus mejores momento viniera ella a arruinarlo todo. 


Hundi el rostro en mi almohada en un esfuerzo de evadir la imagen de Briggite acercandose peligrosamente a los labios de mi novio ... O Ex novio.. O lo que sea que fuere Cristopher para mi en estos momentos. El la estaba tomando de las manos lo habia visto muy bien, y lo peor fue que ni se fijo de que yo estaba presente, se suponia que era un vampiro con los sentidos altamente agudizados como no iba a percatarse de mi presencia? 


Facil.. Lo habia hecho a proposito, si no me queria nada costaba decirlo en mi cara de una ves por todas, pero de esta manera, sentia que se me rompia el corazon. 
Claro ella era rubia, delgada, alta, y hermosa. A fin de cuentas todo era una cuestion de fisico no? 
Escuche tres golpes en la puerta. 


-Steph, ¿Que pasa? 


- Dejame sola Joshua


- No puedo saber que pasa?


- No


- Y Cristopher?


- Esta aqui ?


- Si, y muy preocupado por ti.


- Pues dile entonces que se marche con su Briggite, aqui no encontrara ese tipo de belleza si eso es lo que busca.


- Que dices?




Entonces lo escuche a el.. 


-Dejame a mi, creo que ya se lo que pasa -escuche que le decia a joshua-.


- Steph.. Te exijo abras esta puerta en los proximos diez segundos si no lo haces me vere forzado a derribarla, y no quieres eso.


- Vete ya - dije sollozando ruidosamente mientras me tomaba las rodillas y hundia alli mi almohada y mi cara-.


- Cariño no te pongas asi seguro que lo que viste lo mal insterpretaste por completo.. que crees que iba a cambiarte por una arpia rubia como Briggite? 


No queria responderle, Mentiroso, Me gritaba por dentro a mi misma


- Vamos lo que viste fue solo una especie de incomodo abrazo, me contacto buscando a Jeremiah, dijo que se habia acordado de el  queria una cita, le di el numero de Jeremiah mientras iba a buscarte al colegio tan solo para fastidiar un poco su paciencia y no se porque pero me abrazo y luego de eso vi que saliste echa una furia y me parecio gracioso pero ahora me doy cuenta de que en verdad te dolio.


Me levante secando mis lagrimas y ahora realmente ofendida y enfadada 
¿Graciosa? ¿Le parecia graciosa? Vamos a ver si me seguia creyendo graciosa despues de lo que iba a hacerle. 


No sabia que iba a hacer pero se lamentaria. Abri de golpe la puerta y lo vi con esa cara precupada, hermosa y arrepentida y todos los malos planes que tenia para el desaparecieron. 


- ¿Crees que me veo graciosa? 


- Al momento si, pero, ya no amor, ahora solo estoy preocupado y quiero que me disculpes si de verdad viste cosas que realmente no eran lo que parecian. 


- Y toda esa historia es cierta? 


- Si me entero que le has hecho algo a mi hermana se acabo nuestra amistad Cristopher - Dijo Joshua con rostro severo intentando ser duro. 


- No, claro que si es verdad, no ha pasado nada, esa chica no se compara para nada a Steph, yo solo la amo a ella - dijo mirandome dulcemente. 


Entonces me lance a su cuello creyendo en cada una de sus palabras y el se aferraba a mi abrazo como si nada mas le importase en ese momento. 
_______________________________________________________________________________


Sali de mis recuerdos sonriendo ante ellos, casi dormida, si, habiamos tenido nuestras tontas discusiones a lo largo del año pero nada grave que pudiera separarnos, y casi siempre se trataba de lo mal que podria llegar a interpretar las situaciones.
Me sentia enfada cada ves que me daba cuenta de que el me amaba mas que a nada y que solo habia mal interpretado todo.
Dormiria un poco, pero algo seria mejor que nada.
Estaba ya tan al borde del sueño, que crei escuchar su voz en la lejania, y una suave caricia por mi mejilla como solia hacer cuando decia "te amo" silenciosamente.

-Despierta, Despierta, Despierta

Me decia una voz aguda y sentia como todo se sacudia

-¿Que pasa?

- Hija, Hoy te graduas, vamos despierta, hay muchas cosas que hacer.

- Mama, no he dormido nada

- Oh vamos ya despues dormiras todo lo que desees este dia es muy importante, tu estilista por llegar porque no te das un baño?

- Claro mama

No tenia ganas de levantarme, ni de darme un baño, ni de ir a mi graduacion, ni de nada. Queria dormir.
Pero mama estaba tan entusiasmada... Que quise que estuviera feliz.
Por suerte el agua logro despertarme, no logro ponerme de buenas pero eso resultaba casi imposible luego de haber domido una hora y media.

Por suerte parecieron hacerse rapidas las horas que tarde en arreglarme y en menos de lo que esperaba alli estaba, lista para mi graduacion. En el colegio, recibiendo elogios de mi familia, mi novio y mis compañeros.
Al estar con el claramente, mis nervios se disiparon.

La ceremonia de graduacion no fue muy larga, pero si un poco tediosa debido a los discursos de cada uno de los maestros deseandonos lo mejor ahora que comenzariamos una nueva etapa en nuestras vidas. Mantenia aferrada a mi, la tibia mano de Cristopher. Se habia alimentado, para darme al menos un poco de calor.
Mama como era de esperarse, habia llorado de entusiasmo al verme caminando pausadamente a recibir mi diploma.
Me abrazaron con fuerza, del mismo modo que lo hizo Cristopher mientras susurraba:

- Estoy orgulloso de ti... Te amo. 


Tome un monton de fotografias con los chicos del salon, me harian falta, habian sido unos buenos dos años a su lado, a pesar de no llevarme bien con todos y de no haber sido una de sus mejores amigas. Eran buenas personas.

Termino la ceremonia de graduacion y mis padres quisieron llevarme a almorzar, pero Cristopher fue rapido y pidio permiso para llevarme a cenar, como regalo de graduacion, peticion que mis padres no pudieron negar y aceptaron gustosos al saber que la pasaria fenomenal.

El almuerzo fue agradable, en un excelente restaurant, hablamos sobre cuan rapido habia pasado el tiempo y  ahora tenia que pensar en grande con respecto a la universidad, no pude evitar sentir nostalgia al recordar que casi parecía ayer cuando estaba en primaria curiosa por estar en un colegio de chicos grandes, y ahora... Ya estaba graduada, haciendo planes para comenzar mi vida adulta.

Hacían falta momentos como ese, se hacían realmente emotivos.

Ya que iba a cenar con Cristopher, aproveche la ocasión para ponerme un vestido rojo que quedaba poco mas arriba de las rodillas, ceñido al cuerpo, sin mangas y con la espalda un tanto descubierta.
Se veía realmente bien, el no me había visto en atuendos elegantes y esperaba sorprenderlo.

Justo y como le había dicho a mi padre a las siete estaba con su auto frente a mi casa esperando a por mi.
Estaba nerviosa, y no había motivos para estarlo, era Cristopher.
pero nunca me había visto vestida así, y en cierta forma me intrigaba saber su opinión.

Salí y cuanto lo vi, con traje sentí como la sangre subió rápido hacia mis mejillas haciéndome quedar aun mas sonrojada.

- Buenas Noches  - Me dijo en tono serio-

- Buenas noches - Respondió papa y dije lo mismo- espero que la pasen muy bien, tráela de vuelta temprano chico.

- No se preocupe, a las 12 la traeré como nueva e igual de hermosa.

- Muy bien, todo en orden.

Entramos en su auto, en el que hacia un tiempo no veía ya que prefería trasladarse en su motocicleta, aun tenia ese característico olor a cuero y su aroma concentrado con el de el cuero, era algo un tanto embriagante.

- Me daba algo de pena decirlo frente a tu padre - Dijo mientras encendía el auto- pero la verdad es que no encuentro palabras adecuadas para describir lo hermosa que estas esta noche.

 Habían sido tantas las veces que Cris me había dicho lo hermosa que era para el , pero esta noche en particular sentía que sus palabras me quitaban el aliento.

- Gracias, tu te ves, -Titubee un poco antes de poder responder- Perfecto, esa es la palabra justa para ti.

Sonrió y comenzó a conducir.

-  ¿A donde vamos? Si te soy sincera no tengo mucha hambre y ...

- ¿No quieres ir a cenar? !Pero si estas completamente hermosa para la ocasión¡

- Si lo se, pero no tengo hambre, de veras.

- Pues, tengo un plan B, aunque lamento decir que posiblemente arruines ese precioso vestido. Prometo comprare uno nuevo.

Me entusiasmaba el pensar que haríamos algo completamente distinto, aunque tuviera que dañar mi hermoso vestido, nada se comparaba a momentos junto a Cristopher.
¿Cual seria el nuevo plan?

- No te preocupes es lo de menos, aunque, aun estamos a tiempo de buscar ropa para la ocasión, sin tener que dañar tu hermoso traje ni el mio.

- Es cierto, - dijo aparcando el auto a orillas de la carretera- espera aqui ya vuelvo.

¿Que? ¿Estaba loco? ¿Que hacia?

- Cristopher, Espera ¿Que vas a ....

Antes de que pudiera terminar la frase me vi sentada en el copiloto del auto, que ahora se encontraba aparcado a orillas de una completamente oscura y solitaria carretera, y sin Cristopher, Fabuloso. ¿Que había ido a hacer? ¿No recordaba acaso que le temía a la oscuridad? Me enderece en el asiento, cerré los ojos y encendí la radio, sonaba una canción que conocía y comencé a tararear la canción mientras los segundos pasaban cual horas.

Unos labios fríos y suaves interrumpieron mi tarareo, y me aferre a el.

- ¿No recuerdas que le temo a la oscuridad?

- ¡Rayos! Steph, lo olvide por completo linda, disculpa - dijo mientras tomaba mi rostro entre sus manos- lo siento, lo siento, lo siento, juro que no volverá a pasar.

- No te preocupes Cris, si me asuste pero solo fueron unos segundos, todo esta bien amor, no te preocupes.

- ¿De veras? no quiero que te pongas mal como las otras veces.

También había sucedido que en varias ocasiones me levantaba a mitad de la noche, asustada por sueños del suceso tan espantoso que no quería recordar, y le llamaba llorando para que estuviese a mi lado para dejar de temer.

- No, de veras estoy bien, ¿A donde fuiste?

- Pues a buscar ropa para ambos.

¿De veras había ido hasta mi casa en cuestión de segundos para buscar ropa? Había considerado mi comentario.

- Pues, vaya no pensé que lo tomaras en serio gracias.

- ¿Quieres cambiarte ya o luego?

- Luego

Llevo el auto hasta una especie de costa cercana que no sabia que había. Estábamos a unos cuantos kilómetros de casa, supe que era una costa porque a pesar de que era de noche y mi débil vista no me permitía ver con mucha claridad, por un momento baje la ventana, y sentí el aire cálido y el olor a agua salada.

- ¿Que es esto?

Era tonto preguntar, pero quería que me contara como era que había decido traerme al lugar.

- Este lugar, lo vi hace unos días, ya sabes en la noche mientras tu dormías, estamos en una costa, una playa, pero esta es muy deshabitada porque es realmente pequeña, y para mi suerte descubrí que detrás de esos enormes arbustos que no quizá no puedas observar hay un muelle que construyo alguna persona inteligente, y hay, o bueno debería callar ya lo veras. Saldré para que puedas cambiarte, o si lo prefieres esos arbustos son lo bastante grandes.

Era cierto aquello de que realmente no podía ver muy bien, y esperaba que de veras el "paisaje" me sorprendiera,  cambiarme ¿En el auto o en los arbustos? Los arbustos de seguro me daban mas espacio, de modo que los preferí.

- No, tranquilo esta bien, iré por los arbustos, ya sabes que soy torpe, no se conducir y no vaya a ser que haga algo mal y, no mejor iré a los arbustos.

Rio un poco ante mi comentario y dos segundos mas tarde ya estaba del otra lado, abriendo mi puerta como todo un caballero.
No tarde mucho en cambiarme, Cristopher tenia buen gusto había elegido unos simples Jeans con una camiseta y unas sandalias. Perfecto para la ocasión.
Guarde cuidadosamente mi vestida y para cuando volví al auto lo encontré en una camiseta muy ceñida a su escultural cuerpo, en shorts color caqui y sandalias.

- ¿Mejor?

- Vaya, ya lo creo, y sigues estando perfecto.

- Lo mismo digo.

Me tomo de la mano y comenzó a dirigirme por entre los arbustos, siendo muy cuidadoso para que ninguna rama me hiciera daño.
Algo me decía que esta seria una buena noche, la mejor graduación, con el mejor final sin duda alguna, comencé a sentir la arena en mis pies, estábamos cerca.
Llegamos y mi rostro reflejo el asombro que sentí al ver (a pesar de mi mala vista en la oscuridad) aquel hermoso muelle.

- Entonces, ¿Que piensas?


---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hola seguis :D y no seguis tambien un saludo para ustedes ;)

Aca el primer capi.. lo pense mejor y solo nos adelantaremos un año en la vida de Steph, no gran cosa (:
tarde pero seguro. Ya les dije el motivo de la tardanza del capi asi que espero que lo lean y no quieran matarme por tardarme tanto.
En fin..
Aqui esta :D Espero que les guste!