viernes, 30 de abril de 2010

Cap. 29 No es posible

Hey chicas, este pequeño capitulo, sera contado por cristopher para al menos saber como se sintio el al ver aquella escena, el comenzara a contar su parte desde la llamada de steph, espero que les guste. Aqui el cap.
___________________________________________________________________

Me sentia realmente terrible al haber tratado de manera tan seca a aquella chica que amaba tanto, lamentaba haberle hablado en ese tono de voz. Lamentaba no poder haber estado alli junto a ella para protegerla de su caida.

Y ahora ella, tan hermosa, tan dulce tan fragil, Estaba con un yeso, con uno de sus fragiles y delicados huesos rotos por mi culpa.
Le habia fallado
No habia estado alli para protegerla.
Y ella seguia amandome con cada particula de su ser mientras yo la dejaba poco a poco en el olvido.

No era para nada, en absoluto que no la amara, esa seria la blasfemia mas negra de todas.
Desde mi muerte. Ella habia sido el unico pensamiento constante con el que podia sentirme feliz de alguna manera, aliviado.
Ver su sonrisa, sus mejillas notablemente sonrojadas, escuchar sus latidos, la sangre fluir por su piel.
Todo era maravilloso al estar junto a ella.
Y ese aroma, sobre todo ese aroma tan embriangante, tan tentador, tan exquisito de su sangre que me hacia quererla cada dia mas.

Recordar Todas esas cosas, hacia que se me hiciera agua la boca, yo era un depredador, y ella mi presa, pero la amaba, y sientiendo este sentimiento tan inmenso hacia ella, no podia tan solo imaginar su sangre corriendo por mis colmillos grandes y puntiagudos, no podia pensar en tener su pequeño y fragil cuerpo sobre mis brazos inutil, frio y sin vida porque justo en ese instante una enorme punzada de dolor en mi muerto y frio corazon me hacia recordar que era ella quien me hacia seguir de pie, vivo de alguna manera, sientiendome como un hombre con vivos sentimientos aun.

- En que piensas Cristopher? Crees que andamos de vacaciones? Pues no! Vamos hay algunos vampiros que masacrar aun.

Mi mente se concentro en menos de un segundo en lo que realmente importaba justo ahora.
Matar a esos despreciables vampiros.
Aquellos que en venganza habian acabado con la vida de mi padre.
Esa era la razon por la que habia dejado a steph, y habia venido directamente a españa, Mi madre me habia llamado en medio de una crisis para darme la terrible noticia de la muerte de mi padre, llevaba exactamente Tres semanas y cuatro dias aqui.
El cuerpo de mi padre habia sido encontrado en una montaña bastante cercana a mi hogar, desangrado, con distinta mordeduras por todo su cuerpo.

El motivo de su muerte habia sido desconocido, pero Jeremiah y yo sabiamos perfectamente que lo habia causado.
Despues de unos dias de investigacion habiamos llegado a la sombria conclusion de que la familia de la vampira que me habia quitado la vida, sin saber como, se habia enterado de quien la habia matado, y estaban sedientos de venganza, supuse que debia de ser alguien realmente importante pues, un vampiro menos debia de ser una celebracion, pero para mis vengadores, era un motivo para matar a todo un pueblo ya que desde la muerte de mi padre tambien habian estado sucediendo pequeñas y extrañas desapariciones por los alrededores.

Deesde entonces intentabamos ser lo mejor que pudieramos unos rastreadores, aunque parecia ser que no era lo nuestro, pues conseguiamos muchos olores y se desviaban a muchos distintos lugares dejandonos mucha confusion.

- Tienes razon vamos.

Me encantaba correr a toda velocidad, no pensaba exactamente en cuantos kilometros por hora eran, solo me encantaba esa velocidad, ese viento que para cualquier persona podria ser helado aunque mi dura piel apenas lo sientiera, sentir mi cabello despeinarse, esquivar los arboles, los edificios todo era maravilloso.

Mi mente ahora, en esta nueva vida era aun mas espaciosa de lo que imaginaba, podia hacer tantas cosas a la ves, podia pensar en tantas cosas..
Una de las cosas siempre presentes en mi espaciosamente era Steph, esa niña que se habia convertido en mi vida, mi corazon estaba sin latir, frio, seco, en algun lugar de mi pecho, pero cuando recordaba su hermosa sonrisa, sus hermosos ojos, casi podia sentirlo latir.

Le habia prometido ir en cuanto pudiera, si Jeremiah no se ponia tonto en unos 4 dias podria llegar de sorpresa, seguro se sorprenderia y le encantaria. Ella de seguro debia de sentirse decepcionada de mi, la habia tratado tan mal, pero en el fondo ella tenia muy claro que la amaba, que era mi sueño vuelto realidad. Que sin ella yo no era nada.

Deja de pensarla. Concentrate.

Aveces, deseaba tanto poder ser humano de nuevo.
Poder comer, tantas cosas deliciosas.. Ahora en esta vida, la sangre era lo unico que me parecia delicioso aquel liquido que bajaba por mi garganta quemandome de placer.
Cuando ingeria sangre mi cuerpo se ponia algo calido, como el de un humano normal, y mis mejillas se sonrojaban, mis ojos cambiaban a mi color original, y estaba de un humor fantastico, podia comer comida de humanos, vaya que podia pero, no era igual, no sentia los sabores, sentia un monton de texturas extrañas por mi lengua, inoloras, no era nada, asi que preferia no comerlas.

Cuando pasaba como mucho dos semanas sin beber sangre, por lo general me molestaba con facilidad, mis ojos cambiaban a un color negro carbon, y mi cuerpo se sentia mas duro y frio que nunca, esto tambien ocurria cuando algun olor de sangre demasiado exquisito llegaba hasta mi sentido olfativo, como el de steph recuerdo claramente las tres veces que el olor de su sangre fresca de dejo completamente turbado y sin muchas opciones para elegir, sin embargo habia sido tan fuerte, a pesar de todo, y habia decidido huir en ves de tomar una mala opcion.

DEJA DE PENSARLA!

Ya Cristopher ya.

Una de las partes que mas extrañaba de la vida humana, era sentir, sentir el calor, el frio, la felicidad, la tristeza, tener sentimientos, yo tenia mi propia teoria me consideraba un cuerpo andante, un mounstruo arrebatando la vida de los animales, de la gente sin sentimientos. Aunque solo con ella, podia sentir, y sin ella, me sientia un cuerpo inutil andante por la vida, matando.

- Cristopher, hoy andas particularmente distraido mejor continuamos mañana, volvamos al hotel.

Era cierto, ese dia despues de haberle hablado, no podia concentrarme en nada mas.. Jeremiah tenia razon. Si volviamos al hotel podria hablarle y convencerle de regresar a Venezuela quiza solo una semana y luego volveriamos a rastrear a los vampiros.

- Lo siento, mañana lo intentare de verdad, ahora no puedo sacarla de mi mente.

- No seas tonto.

Corriamos a toda velocidad mientras charlabamos.. Llegamos a la ciudad y bajamos la velocidad de nuestros pasos.

- No soy tonto sabes que la amo.

- Pero nada te cuesta concentrarte un poco en el rastreo.

- Lo se.

Entramos al hotel 4 estrellas que era el mas cercano al hogar de mi madre, habia una nueva recepcionista, tendria al rededor de 25 años, era peliroja, una piel tan blanca pero podia visualizar sus venas con gran facilidad y tenia su largo cabello en dos trenzas, levanto su mirada, lindos ojos color pardo, pense para mi mismo, y ella al vernos se sonrojo, mucho, quiza demasiado.
Me noto viendola de reojo, y pestañeo de una menera linda, intentando coquetearme.
Le dirigi una molesta mirada y quite mis ojos de su rostro, que faciles llegaban a ser las chicas de hoy en dia.

Jeremiah le guiño el ojo, y ella sonrio sonrojandose de nuevo.

- No deberias de hacer eso?

- Porque?

- Porque es una simple chica humana

- Y? Steph no es una simple chica humana?

- No, ella es diferente

- Si claro.

Llegamos a nuestra habitacion y me tendi en la cama.

- Hablando de ella, debo proponerte algo.

- Creo que ya se por donde va la cosa pero dime.

- Podriamos ir una semana a venezuela?

- Para que? creo que andamos haciendo cosas importantes por aqui

Jeremiah era mi mejor amigo, pero aveces era demasiado tonto.

- Pues para verla, creo que tambien podrias ver a alex no?

- Alex?

- No es tu novia?

- Para nada! La traigo loca lo se, pero, no es que quiera algo serio con ella.

- En fin podemos ir?

- Una semana dices?

- Si porfavor.

- Dejame pensarlo..

- Jeremiah!!

Le lance dos almohadas fuertemente, no le causo ningun daño claro pero agarre las almohadas con tal fuerza que quedaron un monton de plumas volando por la habitacion.

- Oh bueno esta bien, vere a la chica, y tu a la tuya, y listo.

- Excelente

- Cuando partimos?

- En dos dias.. quiero llegar de sorpresa..

- Que romantico..

- No hables..

Pasaron los dos dias, y me concentre al maximo en el rastreo para no decepcionar a Jeremiah, conseguimos a uno de los vampiros, intentamos sacarle toda la informacion posible pero el no sabia nada, Jeremiah estuvo a punto de quitarle la vida pero el pobre chico rogo y suplico tanto que lo convertimos en algo parecido a un cachorro, el rastrearia y conseguiria el paredero de los demas mientras estuvieramos en venezuela.

Eran al rededor de las 5 de la tarde, ya en el vecindario de steph, me despedi de Jeremiah pues el iria a resolver sus asuntos con alex.
Mi impaciencia crecia, queria correr a toda velocidad para poder ver su hermosos rostro. Lo imaginaba con esa expresion sorprendida y luego imaginaba que iba hasta mis brazos para darme un tienro beso.

Cursi.

Pero era lo que deseaba.

Alli estaba su casa, podia escuchar su voz, pero habia otra voz, quiza era joshua, no intente escuchar.
Subi esos escalones poco a poco con la mayor lentitud del mundo, casi podia sentir a mi corazon latiendo de impaciencia, en este momento, normalmente me pondria frio, mis manos sudarian, y mi corazon casi se saldria de mi pecho, pero sabia bien que nada de eso pasaria.

La puerta estaba abierta, tenia mucha suerte.
Entre a la sala donde las voces estaban mas fuertes, estaba cabizbajo pero escuche un poco mas y me di cuenta de que esa voz no era la de joshua, me obligue a levantar la mirada y lo que vi me dejo frio, muy frio, aun lo estuviera frio lo podia sentir en mis venas.

Alli estaba steph, aun mas hermosa que nunca. Pude ver su yeso, su delicada pierna con esa cosa blanca encima. Pero no fue eso lo que me paralizo.
Era algo mas..

Ella estaba con un chico.
Estaba con un chico, y lo abrazaba, lo abrazaba tiernamente. El la sostenia por la cintura y la abrazaba tambien al mismo tiempo podia ver el rostro del chico, complacido, encantado por tenerla en sus brazos.

En mi seco, y muerto corazon senti muchas punzadas, si antes habia sentido dolor, no era nada comparado con esto.
Tan rapido se habia olvidado de mi?
Tan rapido me habia reemplazado?
Yo crei en el fondo que en serio yo le importaba
Que ella me queria
Que me amaba
Pero al parecer eso habia cambiado.

Ella levanto su rostro y me vio

Con voz un poco ronca y muy sorprendida dijo

- CRISTOPHER?

Y yo helado como estaba sin poder moverme no sabia que responder, el chico tenia una mirada tan confundida, no sabia que esperar.

Tenia que decir algo

- Steph.. yo..creo..que.. no tengo nada que hacer aqui.

Fue todo lo que pude decir, no queria explicaciones, no queria saber nada, justo ahora todo me dolia tanto, si hubiera podido sabia perfectamente que justo en ese momento las lagrimas correrian por mi rostro.

Pude ver tambien que ella trato de avanzar hacia mi, y que sin tomar sus muletas habia caido al piso.

Me di la vuelta, y con pasos firmes y rapido me marche sin mirar atras.
Ver como caia indenfensa y sientiendose quiza culpable. Eso habia partido en mil pedazos cada celula ya muerta de mi cuerpo.
Era como si me hubiera enterrado cientos de cuchillos en el pecho.
Era aun peor.
Y no sabia como explicarlo.

Sin importarme si alguien me miraba o no, corri a toda velocidad, fui hasta casa de alex, y me di cuenta de que Jeremiah ni habia entrado pero estaba por hacerlo, Lo tome del brazo y lo arrastre conmigo.

Minutos despues, quiza una horas no sabia ni a donde me dirigia pero pare.
En algun lugar desconocido, pero verde, muy verde y lleno de muchos arboles caidos.
Jeremiah se planto ante mi, y yo cai quedando de rodillas en el verde pasto.

- Que te ha pasado estas loco?

- No volvamos te lo pido, solo vamos lejos, muy lejos.

- Te ha engañado esa linda niña?

- No quiero que me preguntes nada

Mi voz sonaba tenebrosa y fria.
Me levante a duras penas y me marche sin mirar a Jeremiah sin decirle una sola palabra, corri a toda velocidad, corri mientras ese vacio tremendamente doloroso en mi pecho no dejaba de rasgarme cada minuto mas.

Horas despues cuando habia caido la noche, me encontre en un parque, me sentia refugiado en esos lugares, aunque ahora no habia ningun peligro para mi, los arboles, la naturaleza me hacia sentir seguro.

Tome mi celular, en busca de alguna distraccion para no pensar en el dolor, aunque ella torturadora imagen no salia de mi mente.
Me encontre con un mensaje de voz. Era de Steph.

Lo escuche y aunque no podian salir lagrimas de mis ojos, de pronto los senti rojos, con dolor, si antes creia que no podia sentir, ahora creia que aquel pensamiento era absurdo pues no habia explicacion para mi enome dolor.
No iba a responderle. Pero queria hablarle, queria verla, no sabia que iba a pasar con nosotros pero debia verla.
No me importaba si eso alzaba las llamas que me quemaban por dentro, pero al escuchar su voz en ese tono tan arrepentido tan lleno de dolor, necesitaba verla.

Yo, aunque en el fondo quisiera morir, y alejarme del mundo debia regresar, por ella.

Debia regresar antes de que ese chico la tomara, antes de que fuera muy tarde.

Debia volver cuanto antes.

martes, 27 de abril de 2010

Cap. 28 Depresion

.. Queria hablar con cris, queria decirle que quiza el habia mal entendido todo esto, queria decirle cuanto lo amaba.

No queria dejarle ir.



Pude ver alli tendida en el suelo, como con una mirada dolorosa y decepcionada paso a paso se iba marchando.

Cuantas ganas tenia de correr hacia el para poder hablarle.



- Estas bien steph?



Alejandro estaba a mi lado con una mirada nerviosa, con una mano sobre mi hombro y otra bajo mi quijada levantando mi rostro con suavidad, yo me encontraba un tanto petrificada, no podia moverme aunque en ese momento lo que mas deseaba era levantarme y correr hacia el.



Senti algo de calido liquido correr por mis mejillas, no podia sacarme de mi mente esa imagen, su rostro dolorido viendo el abrazo que me unia con alejandro aunque este solo fuera un amigo que apenas conocia, su rostro, su boca con las comisuras hacia abajo en gesto de decepcion de dolor.. y esa ultima frase..

Yo creo que no tengo nada que hacer aqui



Yo tenia casi un mes y medio sin verle, sin saber mucho de el, solo habiamos hablado como dos veces, ya recordarlo me hacia pensar en el como, como otra persona, me costaba recordar como era exactamente su rostro, aunque en el fondo sabia que esa era una imagen demasiado hermosa como para poderla olvidar...



- Steph respondeme que tienes? Me estas asustando en serio!, Quien era ese tipo? Porque se fue asi? No llores steph que te pasa?



- No, no, no, no, y no



Fue lo unico que logre decir en medio de mis lagrimas que corrian en silencio por mis sonrojadas mejillas.



- No que? que tienes? ven aqui al menos levantate y vamos al sofa si? me preocupas en serio!



Estaba tambien ese dolor en mi pierna por haber caido, que tonta, me consideraba justo ahora la persona mas tonta del planeta, me la pasaba cayendo por todos lados, el yeso me hacia un poco mas inutil de lo que ya era para entonces, Me sentia la persona mas tonta, por no haberme levantado a pesar de mi estupido yeso, me sentia la persona mas tonta, por no haberle dicho que no era lo que pensaba por no haberle ido a buscar y por ahora andar pensando en todo esto mientras el de seguro aceleraba su paso para irse y no volver jamas.



Sin yo decirle aun mas nada, alejandro me cargo y me llevo hasta el sofa mas cercano, luego fue hasta la cocina y me dio un vaso de agua con azucar, luego de tomarlo, y secar mis lagrimas, respirar profundamente unas cuantas veces me crei capaz de hablar.



- Gracias



- Oh al fin me dices algo, sabes que actues como una estatua no es para nada gracioso, me preocupas en serio, estas bien?



- Si



- Ese tipo si fue muy extraño quien era el?



- Porfavor ale, no quiero hablar de esto si?



- Mmm esta bien, de todos modos, sabes que puedes confiar en mi.



- Si lo se, pero ahora no quiero hablar de eso, y muchas gracias por el obsequio esta hermoso.



- De nada como te dije tan solo es una muestra de mi arrepentimiento, y de mi amistad.



- Lo se gracias de nuevo, ahora, podrias dejarme sola? lo siento, no deberia decirlo de esta manera pero no me encuentro muy bien.



Queria tratar de decirle que se fuera sin entrar en detalles para poder estar sola, y pensar como podria hacerle para hayar a cristopher.



- Tienes algo malo? puedo ayudarte talvez de alguna manera?



Tome mis muletas y me levante..



- Oye no deberias hacer eso.



- Shh.. tranquilo estoy bien, y no te preocupes por mi si? estoy bien solo quiero estar sola para pensar.



- Oh bueno como gustes, de todas formas vendre mañana te parece? quiza pueda llevarte a la plaza en brazos por un rato para respires un aire distinto.



Que lindo era al preocuparse por mi de esta manera, pero ahora no me importaba, no queria ir a ninguna plaza, no queria pensar todavia en que haria mañana hasta que tuviera una solucion para hablar con cristopher y aclararle las cosas.



- Esta bien como prefieras, estare aqui.



- Emm entonces me voy, mejorate, cuidate por mi si?



- Esta bien.



Alejandro se fue, y en cuanto lo vi entrar a su casa a la mayor velocidad que pude fui hasta mi habitacion y me lance en mi cama.



Una ves mas aparecio en mi mente tan clara como si la tuviera de frente, esa expresion de cristopher ese rostro dolorido que me hizo sentir extrañas punzadas en mi pecho y un vacio extraño que tampoco supe explicar.

Rompi a llorar a mares. Me sentia tan mal, en realidad no habia hecho nada malo, estaba con un amigo recibiendo un regalo, nada fuera de lo normal porque debia de sentirme tan culpable? porque debia de dolerme tanto todo eso?
Quiza era porque tenia tiempo sin verle, quiza era por su rostro dolorido, quiza era por su exquisito aroma que me llego y tan rapido como vino se esfumo, quiza era por su mirada, esa mirada con la que tanto habia soñado y que ahora parecia estar tan decepcionada de mi.

Joshua escucho mi notable escandalo, y fue hasta mi habitacion, no se molesto en tocar la puerta ni mucho menos en preguntar si algo tenia.
Tan bueno y tierno como siempre se limito a sentarse en mi cama a acariciar mi cabello, y uno de mis brazos.
No conte los minutos, solo sabia que pasaba el tiempo lentamente y mis lagrimas seguian callendo seguidas de sollozos por mi rostro, quiza unos veinte minutos mas tarde, me canse de llorar. Joshua seguia alli junto a mi, acariciandome sin mas, papa y mama llegarian pronto del trabajo quiza seria mejor calmarme, no queria dar explicaciones a nadie.

- Bueno ya basta- logre decir a penas con mi cara bastante enrojecida y con mis ojos algo hinchados.

- Te encuentras bien? - Pregunto con voz dulce joshua.

- No, la verdad es que no, y que tierno eres joshua muchas gracias por estar aqui conmigo, no deberias en serio, pero gracias, creeme que me hace estar algo mejor.

- Puedo hacer algo para que te sientas mejor? Quisieras contarme?

- No, tranquilo ya estoy bien, creo que solo necesitaba desahogarme

- Acaso alejandro te hizo algo mira que si te hizo algo ire hasta alla y lo...

No lo deje terminar.

-Shhh joshua no, alejandro no ha hecho nada, el es tan buen amigo de hecho me ha dado un lindo regalo.

- Entonces ha sido el tal cristopher ese?

Escuchar como Joshua decia su nombre con rabia, hizo que ese extraño vacio de mi pecho me doliera aun mas.

- Tiene que ver con el, si, pero no es importante

- Como dices que no es importante? El que le hace daño a mi hermana debe de tener su merecido

Que hermoso era escucharle decir esas cosas con ese rostro tan angelical suyo, era tan inocente.

- Vamos, tranquilo ya estoy bien lo ves?

Le enseñe una sonrisa torcida, pense que no iba a convercerlo para nada, pero cuando vi las comisuras de sus labios elevarse formando una sonrisa supe que si habia funcionado.

- Vale genial, ahora quieres algo de comer? no se tu pero yo muero de hambre y lo mas seguro es que mama llegue cansada, y papa ira a salir con sus amigos, asi que preparemos algo

No tenia nada de hambre, y no tenia animos ni para levantarme de mi cama.

- Creo que paso, esta bien si te dejo solo por esta ves? es muy temprano aun pero creo que me dare un baño y me ire a dormir.

- Pues, esta bien te entiendo, si necesitas algo solo grita

- Lo hare.

Me dio un beso en la frente y se fue.

Me hundi en mi almohada favorita color rosa.
Ya no lloraba pero aun asi me sentia tan pero tan mal.
Como iba ahora a encontrarlo? como le explicaria las cosas? El resultaba ser bastante terco al igual que yo.

Quiza tratar de comunicarme con el por celular no era la mejor idea pero justo ahora no se me ocurria mas nada, tome mi celular y marque su numero.
Espere..
8 pitidos mas tarde sono la contestadora.
Le deje un rapido mensaje.

Cristopher? Donde estas? Tengo que hablarte, aquello que viste no fue eso quiza creiste, porfavor te lo pido con toda mi alma, llamame, o mandame un mensaje cuando puedas, como extraño.

Supuse que era lo que podia ser por ahora, mis manos morian por escribirle cientos y cientos de mensajes explicando detalladamente la situacion pero pense que seria mas valiente y mucho mejor de mi parte decirselo de frente si el me lo pudiera permitir.
Poco despues llegaron mis padres, mama subio a verme para saludarme con un dulce beso, noto la depresion en mi rostro, y le dije que solo estaba muy cansada.

Con suerte logre esquivar las preguntas, consegui obtener un dulce te de limon caliente. Y como a las 8 pm recuerdo haber estado viendo hacia el techo donde habian pegadas muchas estrellitas de colores fluorescentes brillando. Poco despues de eso, cai en una negrura total sintiendome realmente exhausta.

miércoles, 21 de abril de 2010

Cap 27 Sorpresa Inesperada

Habian pasado ya tres dias, en total iban 4 dias de reposo.

No me molestaba en absoluto tener a algun amigo que me ayudara, no en el sentido fisico, si no emocional?

En fin, no me sentia mal cuando alejandro insistia en ir a verme, y a charlar por un buen rato.

Tomabamos limonada y me hacia reir mucho.

Los chicos del cole llamaban a diario para saber de mi.


El dia anterior me habian visitado, para llevarme las clases, la tarea y para saber de mi. Me hicieron contarles la "historia del suceso" y nat casi se desmaya cuando me vio con la pierna atrapada en un yeso, me trataba como si fuera una fragil vasija de vidrio, muy delicada, lo cual me frustraba porque me encontraba perfectamente, aunque realmente me gustaba el trato especial, no era ninguna tonta y podia arreglarmelas por mi misma.


Las chicas se habian empeñado en decorar mi "lindo" amigo. Asi que con un par de marcadores mi pierna quedo hecha una obra de arte.


Tenia lunares, dedicatorias, rayas, puntos, de todo tipo de cosas y me encantaba como se veia al menos me hacia ver mas alegre? Si definitivamente se veia mejor.


Ese dia fue monotono y aburrido, por las noches por lo general discutia con mama, pues andaba de un lado a otro aun sin hacer nada, y ella odiaba verme asi cuando sabia que por mi pierna debia mantenerme en reposo constante. El segundo dia llamo al doctor pues el dolor habia aumentado y los calmantes solo lo disminuian un poco, eso me habia asustado, pero el habia dicho que solo tenia que permanecer quieta y tratar de no moverme tanto al menos por esa semana y media, que luego me sentiria mejor. Poco a poco hasta la hora de el removimiento de mi horrible yeso.


Dos dias luego osea el 6to dia de reposo en la noche recibi una llamada de alejandro.


-Hey hola de nuevo


- Hola? para que llamas somos vecinos creo que puedes venir de nuevo no?


- Si, bueno no, quiero decir, si pero no porque lo que dire es mejor por aca


- Ah si? y que es eso?


- bueno, es que a lo mejor te parece algo tonto, o no nos conocemos lo suficiente no lo se, la cosa es que quiero recompensarte de la mejor manera posible por haber hecho tu vida imposible estos ultimos dias


- Hey pero si no has...


- Shh dejame hablar, no podre ser un estorbo o un fastidio quien sabe, es tu opinion acerca de mi, pero yo si me siento culpable y hasta que no estes bien no dejare de insistir en hacer de todo para verte feliz.


- Oh alejandro eso es.. muy.. hermoso de tu parte


- Gracias, solo intento ser un buen amigo para ti,creo que es lo menos que puedo hacer


- Te confieso que en tan poco tiempo me caes mucho mejor de lo que me caen amigos bastante viejos!


- Eso me hace sentir halagado, pero no nos desviemos del tema, lo que queria decir es que te tengo una sorpresa, asi que mañana pasare por tu casa como a eso de las 12.


- Una sorpresa?


- Si asi como lo escuchas


- Para mi?


- No steph la compre la llevare a tu casa, te la enseñare pero no es para ti y sin embargo de te digo que te tengo una sorpresa pero no es para ti


- Si, ya se ya se - no pude evitar reirme- pero porque?


- Es necesario que vuelva a repetirlo?


- Esta bien creo que no


- Ya esta bien hablamos mañana si? Me esta dando como sueño


- No juegues! tan temprano?


- Claro.. me dejas exahusto despues de tanto hablar y jugar y cargarte y todo eso


- bueno no es mi culpa


- Cierto lo hago porque quiero, bueno ya, hasta mañana, descansa y cuida tu pierna por mi si?


- Lo hare, duerme bien


- Y tu


Tranco.


Una sorpresa? No debia molestarse comprando cosas innecesarias, que lindo de su parte era aquello.


Con el, aveces era sencillo olvidar que cris me tenia en el olvido, es decir, me dolia que no me contestara los mensajes, ni las repentinas llamadas anteriores, pero que mas daba lo habia intentado algunas veces y yo no era de esas que se la pasaban intentando jalarles siempre a sus novios, no señor, yo si tenia dignidad.


Si el no me contestaba era su problema, ya lo habia intentado yo.


Me fastidiaba tambien pensar en que facil era molestarme con el, cuando seguramente ni tenia la culpa. No iba a ponerme mal por eso, no cuando tenia un amigo fabuloso que me hacia olvidar.


Al dia siguiente tal y como lo habia prometido a las 12 estaba al frente de mi casa, ya era el quinto dia faltaban otros 8.. pero cuando el reposo era asi de entretenido no me sentaba tan mal, me escapaba de unos cuantos examenes que eran reducidos a trabajos informativos que realizaba con facilidad en las mañanas, por la tarde alex pasaba a visitarme un rato y se los entregaba al dia seguiente al profesor que correspondiera.


Esa mañana-tarde, alejandro estaba extrañamente un poco mas lindo que el dia anterior.. o eran solo cosas mias? no lo sabia, solo encontraba un brillo encantador en su cabello, un lindo color entre palido y tostado en su piel, y su mirada clara, profunda y tierna estaba particularmente mas asombrosa que el dia anterior.


Pensar en esos pequeños detalles me hacian pensar en el, de una manera muy linda.


Pero justo cuando comenzaba a crear detalles en mi mente, me daba cuenta de que no estaba detallandolo a el si no a cristopher como hacia antes. Y al pensar en eso un fuego abrasador bajaba por toda mi columna hasta dejarme sin aliento.


Llevaba colgando de lago un pequeño bolso negro, para que seria? su casa estaba al lado! Seguro luego tenia que salir.


- Hola de nuevo steph.


No me apresure a bajar las escaleras porque todavia me dolia un poco la pierna, si estaba de pie mucho tiempo sin duda el dolor crecia.

- Hola ale - habia creado ese diminutivo porque creia que le sentaba bien- oye sera mejor que subas porque no pienso bajar.

- No te molestes luego tendrias que subir de nuevo

Subio tranquilamente los cinco escalones para luego ponerse frente a mi.

- Hola - dije nuevamente-

- Hola - Dijo nuevamente pero esta ves me dio un beso en la mejilla- Como amaneces hoy?

- Pues mucho mejor gracias

- No digas mentiras mi primera semana con cada fractura fue un total fastidio por el dolor asi que no me vengas a decir que estas mucho mejor porque eso alli debe de dolerte.

- Oh que sucede contigo? crees que soy tan debil? en serio ya me siento mucho mejor.

- Me alegra escucharlo, pero te lo repito toma tu reposo en serio o te tomara mas tiempo steph

- Te pareces a mi madre deja de decir eso y vamos adentro

- Me parece una buena idea.

Un aves adentro, cumplimos nuestro ritual de tomar limonada, y estuvimos jugando un rato con los video juegos de joshua esta ves extrañamente habia ganado, el era super excelente en ese juego lo que me habia hecho pensar que me habia dejado ganar, fuera cual fuera el motivo de mi venganza no podia dejar de alardear y de restregarlo en su cara.

Pense que quiza se molestaria, pero de hecho comenzo a reir conmigo y pidio la revancha para el dia seguiente.

Habia llegado temprano asi que a ambos nos dio hambre, se suponia que tenia que cocinar yo, pero el no dejaba de insistir en que preparaba la mejor pasta con la mejor salsa de quesos en todo el mundo. Que yo debia probarla una sola ves y que ya no me fastidiaria mas asi que le cedi el turno de cocinero para ese dia.

Se veia tan gracioso cocinando, quiero decir, su dedicacion era sorprendente su concentracion hacia que viera tan lindo.

En efecto, el tenia completamente toda la razon, era la mejor pasta con salsa de quesos que habia probado en toda mi vida, al principio habia bromeado, le habia dicho que cual era el tipo de veneno que le habria agregado y ese tipo de cosas, me encantaba poder ser tan espontanea y bromear con el sin que se lo tomara a mal. El habia reido y habia inventado un nombre extraño. En fin era una de las comidas mas exquisitas que habia probado.

- Ale me sorprendes eres un cocinero particularmente excelente.

- No quiero ser presumido pero lo sabia, tenias que probarla, es una receta familiar.

- No lo erees esta bien, eres excelente.

El resto del dia la pasamos viendo una palicula de terror que hacia tiempo que queria ver, pero me daba algo miedo verla sola, era muy cobarde para esas cosas, y alejandro me habia abrazado cada ves que notaba mis brazos tensos por el miedo.

Eran ya al rededor de las 5, joshua era completamente indiferente a todo el tiempo que pasaba con alejandrom se la llevaban muy bien, de hecho aveces jugabamos los tres, pero ahora sentia que no eramos tan unidos el estaba saliendo mas, tenia un monton de amigos con los cuales se la pasaba haciendo deportes, me alegraba mucho por el pero aveces extrañaba pasar tiempo con mi hermanito.

- Bueno yo tengo que irme, saldre un rato con mi mama asi que..

- asi que?

Hizo el tipico sonido de cuando se esta a punto de recibir una sorpresa.

- Que? no te recuerdas nuestra conversacion de anoche?

- De que hablas?

Sabia que hablaba de aquella misteriosa sorpresa pero no pensaba ponerme ansiosa.

- Oh vamos lo de la pierna en serio te esta causando efectos secundarios que estan afectando tu cerebro

- Ya lo creo

- La sorpresa recuerdas?

- Ah claro la sorpresa de que se tratara?

- Bueno espero que te guste.

Abrio su pequeño bolso negro y de el saco una pequeña bolsa roja con un lazo rosa muy lindo.

- Toma esto, espero que te guste y es para que sepas que en mi tendras a un amigo para cuando lo necesites, en estos 6 dias que he estado contigo me he dado cuenta de que eres una personita genial, y me caes de maravilla asi que esto es para que recuerdes a tu tonto vecino

Que hermoso de su parte habia sido aquello!

- Muchas gracias que lindo eres de verdad.

- No es nada en serio

Deshice cuidadosamente el lazo rosa, y la bolsita se abrio, adentro habia una pequeña caja blanca, la saque con sumo cuidado, y al abrirla me sorprendi un monton.

Era una hermosa cadenita de plata con un ovalo color rosa, y bordeado con pequeños cristalitos blancos.

Mi reaccion fue quedar boca abierta y lanzarme a sus brazos sin importarme las muletas..

Estas, claro, se calleron al piso y el me tomo con sus brazos para seguir atado a mi mediante el abrazo.

Escuche un leve sonido de pasos en la entrada de la casa pero los omiti de inmediato seguro era joshua..

- Muchas gracias eesta muy hermoso, de verdad que no debiste - decia al tiempo que estaba recostada en el hueco que habia entre su cuello y su hombro derecho

- No es nada es solo un simple detalle como muestra de mi afecto y como disculpa

Los pasos se acercaron y un delicioso aroma llego hasta la sala abri mis ojos, y lo que vi me dejo total y completamente petrificada.

Que rayos? Cristopher estaba de pie, viendonos fijamente a alejandro y a mi abranzandonos.. Y su mirada la cual vi en un segundo hizo mi corazon sintiera como si lo hubieran apuñaleado. El no debia de estar aqui, se suponia que el estaba en españa y que regresaria en unos 4 dias no hoy, no aqui, y no justo ahora viendome asi con alejandro.

- CRISTOPHER?

Me separe rapidamente y congesto brusco de Alejandro.. no tenia muletas y este no sabia que reaccion iba a tener asi que no controle mis movimiento y cai de nuevo sintiento un agudo dolor en mi pierna.

- Steph.. yo.. creo.. que.. no tengo nada que hacer aqui.

Su mirada reflejaba dolor y decepcion.

- No espera..

Alejandro rapidamente se agacho para ayudarme a ponerme en pie pero en ese momento no queria su ayuda queria hablar con cris queria decirle que quiza el habia mal entendido todo esto.. queria decirle cuanto lo amaba..

No queria dejarle ir.

lunes, 5 de abril de 2010

Cap. 26 Volvere cuanto antes.

Desperte.


El dia estaba realmente soleado, hacia calor, necesitaba prender mi aire.


No recordaba mucho de lo sucedido el dia anterior asi que no recordaba tampoco del yeso que tenia en mi pierna.





Intente lenvantarme pero una punzada de dolor paso por mi pierna





- que ra..?





No pude terminar la frase pues al quitar el edredon de mis piernas lo vi y recorde lo sucedido.


Recordaba cosas entrecortadas del momento de lo sucedido pero no exactamente todo, era como estar en un lugar nublado y no ver del todo bien, habian cosas que joshua me habia dicho pero q no recordaba.





Vi mi celular y habia un mensaje.


Era de anoche.





Mensaje de alejandro 9:48pm:

Me parece genial hablamos mañana? cuidate y mejorate, una ves mas lo siento, hasta mañana espero que descanses.



Ese chico era realmente lindo.

Tome mis muletas, no sabia caminar muy bien con esto asi que me costo algo ir por mi vaso de agua tomar mi pastilla y volver a mi habitacion.



No me iba a quedar todo el dia en mi cama, o viendo tele, algo iba a hacer.


Primero aunque fue algo dificil, hice mi desayuno, ordene mi habitacion y me de un largo baño.

Mama habia insistido en que no tenia que hacer nada, que lo mejor era que me quedara acostada leyendo o escuchando musica pero no caminando y haciendo esfuerzos incesarios, odiaba eso, pase unos veinte minutos en mi cama y me senti completamente inutil.

Como estarian las cosas en el colegio?

Y cristopher como estaria?

Pensar en el me entristecia un monton de modo que intentaba evitarlo.



Mi celular... sonando una ves mas ahora que?



era una llamada de alex.

Rayos, esto seria para rato recorde que ya era la hora del descanso.



-si?

- Steph nena eres tu?

- Si alex que pasa?

- Como estas?

- Bien porque lo dices?

- Oh vamos tontuela se rumora por aqui que ayer casi mueres cuentame que te paso.

- Eso es una gran exageracion, en realidad no fue nada solo me tropece con una patineta y me fracture la pierna.

- LO DICES EN SERIO?

- No grites alex, no es necesario, y si pero estoy bien.

- Si estas bien porque no viniste? pobre de ti linda.

- Pues porque me duele la pierna y debo estar una semana en reposo.

- Eso es un fastidio

-Dimelo a mi

-Bueno se lo comentare a los chicos, ya sabes como nunca faltas y ese rumor, nos preocupaste.

- Esta bien no hay problema estoy estupendamente, hablamos mas tarde?

- Claro

- Cuidate un saludo a todos.

-Con gusto cariño, mejorate.

-Gracias.



Suspire hondamente pues sabia que me esperaban miles de preguntas ahora, ya no habia vuelta atras y de no haber comentado nada tambien estaria rodeada de comentarios y preguntas era inevitable pasar desapercibida como siempre de no ser por el enorme coso que rodeaba mi pierna, ademas de que, que me pondria ahora?

Faldas todos los dias?

Que insoportable era esto.

No habia nada para hacer, odiaba los reposos.

Sabia cocinar pero lo basico, nada muy elaborado pues mama siempre nos atendia y no tenia mucha paciencia para enseñar cocina. Decidi prepararme de almuerzo huevos revueltos. No tenia mucha hambre y eso me llenaria.

Me tomo una hora el cocinar, comer y arreglar todo.

Porque el tiempo pasaba tan lento, si tan solo cristopher estuviera aqui el seria todo lo necesario para olvidar el molesto yeso, el fastidio, la tristeza, todo.



El era mi medicina personal. Quien curaba todos mis males con su sola presencia.

Comence a pensar cuando de pronto se vino un nombre a mi mente.



Jeremiah.

Seguiria el en el pais? Era una lastima que nunca hubiese llegado a conocerlo lo suficiente como para saber su direccion o su numero telefonico, eso ahora me dificultaba las cosas, si tan solo tuviera su numero, el debia saber algo acerca de cris, era como su mejor amigo, su guia, el tenia que saber.



Piensa un poco mas steph.

Un poco mas.



Eso era!!!

ALEX!



Alex y el se llebavan de maravilla, ella debia de tener su numero, se lo pediria.



Mensaje para alex 12:40 pm :



Alex tienes el numero de jeremiah? si lo tienes envialo lo necesito!



Cruce mis dedos y trate de pensar en algo mas mientras esperaba su respuesta, pero era inutil el hecho de imaginarme escuchando su voz tan solo un segundo, tan perfecto, yo lo unico que necesitaba era escucharle decir "hola" algo tan simple como aquello me haria feliz, el sonido de su voz era el mas melodioso y perfecto para mi era insuperable, inmejorable, era unico.



Diez y torturadores minutos mas tarde sono mi celular.



Mensaje de alex 12:51 pm:



Si cariño aqui esta : 0412- 232-54-69



Listo ya tenia el numero, sali a mi pequeño jardin y me sente debajo de la sombrilla.

El corazon comenzo a palpitarme rapidamente, estaba frenetico por escuchar su voz



Calmate, calmate me susurraba a mi misma, era posible que ni estuvieran juntos, comence a marcar el numero.



Un pitido

Dos pitidos

A la tercera contestaron.



-Si?

-Jeremiah?

-Si el habla con quien tengo el gusto?

- E..e..es Steph me..me..me recuerdas?



No dejaba de tartamudear.



- Oh steph, claro como no, como te encuentras?

- P..pu..pp..pues bien y tu?

- Muy bien gracias por preguntar, a que se debe la gran sorpresa de tu llamada?

- Bueno.. yo..yoo..yoo

-tu?

- Yo no se nada de cristopher, se fue del pais por unas semanas, y ya han pasado algunas, asi que me preguntaba si tu sabias algo de el.

- Es tu dia de suerte

-Si?

-Si, esta justo aqui a mi lado



Mi corazon se acelero a un mas, estaba totalmente frenetico y sentia que cada latido era un enorme golpe para mi pecho, queria salir volando acaso? eso me hacia daño, estaba a su lado, cristopher estaba a su lado, y faltaba tan poco para poder escuchar su perfecta voz, eso me sonaba a un pedazo de gloria.

Mis manos comenzaron a ponerse temblorosas, y completamente frias, donde sentia que mucha voz saldria, habia ahora sordos susurros que no sabia si seria lo suficientemente valiente para sacar.



-Po..p..p..pp..podrias.. podrias pasarme con el?

- Claro, espero verte pronto cuidate.

-Gracias.



Respire profundamente y trague para llenarme de valir y poder hablar de forma clara.



- Hola?



Aunque lo intente, en ese solo segunto, me derreti completamente, mis manos y mi pierna buena ahora eran gelatina, mis ojos se ponian rojos, y casi podia sentir las lagrimas salir, porque me sucedia todo aquello tan solo iba a hablarle?

Yo sabia porque era, yo lo amaba, mas que al mismo oxigeno que necesitaba para respirar, y tenia semanas sin escucharle, y en el fondo en mi pecho, habia un sentimiento de alerta que me decia que las cosas no estaban del todo bien, un mal presentimiento, algo que me decia que me aferrara a esos ultimos minutos junto a su voz.



-Cris?

-Si soy yo. Steph eres tu?

-Si

- Ah.. como estas?



Sonaba distinto, como, molesto, no sonaba a mi cris.



-Pues bien y tu?

- Bastante bien

- Que ha sucedido cris? pense que me llamarias, pero llevas semanas sin aparecer,y me preocupe, y te extraño.

- Cosas de ultimo momento steph, unos pequeños problemas que tuve que resolver con jeremiah.

- Pense que me llamarias

- lo olvide

- Estas molesto conmigo?

- No

- Estas distinto cristopher, no pareces tu,

-Estas imaginando cosas estoy normal

-Donde estas?

-En españa

-España?

-Si

-Cuando vuelves ya te extraño mucho

- No lo se

- No lo sabes?

-No

- Oh bueno esta bien.

- Todo esta bien por alla?

-Si



Y si usaba la excusa de mi pierna rota para que regresara?

me parecia una excelente idea. No me importaba que viniera y volviera a marcharse yo solo queria verlo.

Aunque al pensarlo bien, me parecia tonto usar cosas no necesarias, para verle, pero, solo asi podria saber porque se habia marchado y muchas cosas mas.

Perfecto usaria ese pretexto.



- a ti como te va?

-Pues te dije que ando resolviendo algunos asuntos de los cuales te enteraras luego pero del resto todo esta bien

- cris hay algo que no te he dicho


El suspiro.


- Que ha pasado?


- Pues sabes que soy algo torpe, y me caigo a menudo.


- Que te ha pasado steph?


Su voz se altero notablemente y ahora parecia preocupado.


- Bueno, yo, me cai, y , me fracture una pierna.


- QUEE?


- me cai y me fracture, me pasaron otras cosas pero ya estoy bien.


- ESTAS BIEN? CUANDO HA PASADO ESO? PORQUE NO ME AVISASTE AL INSTANTE?


- Hey tranquilo, no te alteres, estoy bien, fue ayer, me cai y quede inconsiente una hora pero luego me recupere y no te dije al instante porque te llamo te mando mensajes y tu no aparecias asi que hoy busque este numero.


- Oh rayos steph tu quieres que yo muera de un susto? bueno ya estoy muerto pero, oh vamos no puedes estar del todo bien luego de una caida asi.


- Estoy bien solo me mandaron reposo y usar un horrible yeso durante todo un mes y medio


- Tengo que ir a verte no puedo estar tranquilo sabiendo que andas necesitando ayuda


- Vendras?


- Cuanto antes.


- Cuando es eso?


- En una semana, necesito terminar unos asuntos por aqui, lo siento por no haberme comunicado contigo antes.


- Esta bien supuse que Andabas muy ocupado.


- Y asi es.


- Lo siento


- No lo sientas esta bien hiciste lo correcto. Ahora debo irme, te vere pronto, cuidate si?


- Lo hare por ti


Queria decirle que lo amaba, pero corto la llamada.


Me sentia terriblemente mala, por hacer que decidiera venir a verme en ves de terminar sus asuntos en españa. Pero en realidad lo extrañaba. Y no era falso que adoraria por completo que el me ayudara, no necesitaba ayuda pues podia arreglarmelas perfectamente por mi misma, pero si el estuviera, seria tan feliz, como siempre.


Una sonrisa se asomo por mi rostro, me levante y decidi salir a caminar por la residencia un rato, pensandolo mejor, porque no ir a la fuente donde habia pasado tantos lindos momentos con cris.


Si, era un buen lugar para pasar mi tiempo, caminar era mas dificil de lo que parecia, y quiza tenia algunos sedantes si darme cuenta porque luego de un momento senti un dolor horrible en mi pierna que no desaparecia.


No le di mucha importancia, era una fractura no podia esperar sentirme de las mil maravillas cuando mi hueso estaba roto, ahora me senti feliz porque en tan solo una semana volveria a tener a mi mas dulce sueño hecho realidad a mi lado


Sali de mi casa y al intentar bajar las escaleras, cai de nuevo,tontas muletas no servian para nada me hacian aun mas torpe de lo que ya era, lo bueno fue que cai sentada y no le paso nada mas a mi pierna.


Para mi buena suerte alejandro estaba justo al frente patinando, y me vio, por lo que corrio para ayudarme a levantarte.


- Hola -le dije apenada una ves mas-


- Hola, te encuentras bien? ya veo que no era mentira aquello de que eras torpe.


Me sonroje.


- Si estoy bien, solo son estas tontas muletas que no me sirven para nada.


- Creo que mas bien te son de mucha ayuda ven aqui.


Tomo mi brazo y me levanto rapidamente, para luego tomar mis muletas y darmelas.


- Gracias.


- No hay de que, dije que ayudaria en lo necesario. Dormiste bien?


- Fue extraño dormir con esto, pero digamos que estaba tan cansada que practicamente ni supe que estaba alli.


- Oh eso es bueno.


-Si


- Creia que te habian mandado reposo que haces caminando? esa pierna debe de dolerte un monton.


-Pues si estoy en reposo, pero no me gusta sentirme inutil acostada en mi cama sin nada que hacer, y si tienes razon me duele. Creia estar sedada, porque hace un rato comenzo a dolerme en serio.


- Si eso es asi, ya me ha pasado 3 veces.


- En serio?


- Si, en una muñeca, un tobillo, y en la pierna.


- wow


- si bueno ya sabes esto del skate no viene de gratis, aprender lleva sus buenos golpes.


- Suena doloroso.


- Creeme que lo es, oye no se pero me parece que mejor tomas tu reposo en serio, yo lo hice y mejore en menos tiempo del esperado y si te pones a caminar y cosas como esta ahora tomara su tiempo.


Arrugue mi cara pues no me gustaba sin hacer nada, pero si al menos tenia compañia tendria algo con que entretenerme.


- Mmm bueno esta bien vayamos adentro, mi hermano tiene algunos juegos, si quieres podrias intentar vencerme.


- Me parece genial. Pero no dejare que vuelvas a caer, cierra los ojos un momento si?


Que iria a intentar? Trate de confiar en el y cerre mis ojos.


Senti que me alzaban en brazos, y al abrir mis ojos confirme mis sospechas ! El me estaba cargando!

- Espera que haces?

- Ehm te cargo.

- Porque? no es necesario bajame.

- Creo que si es necesario y vamos no te preocupes dejame ayudarte en algo, me siento terriblemente culpable por haberte causado esto.

Diciendo esto subio los escalones, y entramos a la sala. Una ves alli me bajo, teniendome a su lado para poner las muletas en el piso y luego acomodarlas bajo mis brazos.

- Estas lista

- No era necesario de verdad, pero muchas gracias.

- No hay de que.

- Nos sentamos?

- Claro, disculpa.

- Entonces, alejandro, a que se debe tu mudanza a este lugar?

Queria conocerlo, se veia un chico bastante agradable ademas de ser bastante lindo, y creia que entre nosotros podria haber una futura buena amistad.

- Pues, mis padres, a ellos les gusta mudarse de ves en cuando, creeme ya estoy acostumbrado a rotar de lugar asi le llamo a esto de mudarse tantas veces.

- Asi que esto es solo algo de momento?

- No lo se, mama anda realmente encantada con el lugar, puede que por primera ves en mi vida este sea un hogar bastante permanente, eso me alegraria.

- Oh que bueno.

- Si que lo es. Y tu? Tambien eres nueva o eres de las que llevan toda su vida por aca?

- Pues, te sorprendera saber que tambien soy nueva, llevo unos cuantos meses nada mas. Desde que comenzo el año escolar.

- Oh que bueno.

- Si supongo que lo es

- Y porque te mudaste?

- Pues porque queria otro ambiente, otro lugar para vivir, digamos que tenia muchos problemas en mi hogar anterior.

Al recordar a mis amigos, a mis tormentos amorosos pasados, me dio un pequeño sentimiento de nostalgia, como extrañaba ese lugar, habia pasado una gran gran parte de mi vida alla, una muy importante.

- Oh vaya, realmente interesante. Que edad tienes steph?

- Mmm haber cuantos crees que tengo?

El sonrio, dejando ver que tenia una encantadora sonrisa.

- Pues yo diria que unos 16 que me dices me equivoco?

Asombroso!

- Pues, yo digo que acertaste y eres super.

- Lo sabia, lo sabia. Haber cuantos crees que tengo yo?

Mire detenidamente su rostro, era largo y delgado, lindo muy lindo, pero no parecia ser tan niño, y era muy alto, asi que le calcule unos 17 quiza acertaba.

- 17?

- Creo que nuestras mentes andan conectadas de alguna manera, o es que eres psiquica?

- Acerte?

- Si!

- Oh genial! yo solo lo pense !

- Y vaya que pensaste bien.

Pasamos la tarde hablando, y jugando con los video juegos de joshua. Hasta que claro el llego del colegio y tuvimos que ir al jardin para seguir hablando, era bueno jugando me vencio la mayoria de las veces. Fue realmente divertido. Descubrimos que teniamos muchas cosas en comun, y que podiamos hablar y hablar sin cansarnos y pasarla realmente bien, A pesar del dolor en mi pierna aquel primer dia del reposo habia sido excelente me habia divertido muchisimo.

Otra de las buenas cosas, era que el observador de que habian estado hablando en el colegio, el chico nuevo que estaria observando lo poco que quedaba del año para luego integrarse correctamente al siguiente año, era el! Era alejandro, ya decia yo, que ese nombre lo habia escuchado antes, eso me alegro pues supe que tendria un nuevo amigo con quien me divertiria un monton.

Al final de la tarde, regreso a su casa y hasta nos despedimos con un beso en la mejilla, habia dicho claramente

"Prometo volver mañana"

Y por alguna extraña razon aquello me habia alegrado mucho, tanto que habia olvidado el rapido regreso de cristopher en una semana para tan solo ver como me encontraba.

---------------------------------------------------------------------------------------------------

Lo sientoo por no escribir antees! He estado saliendo, y los examenes y todo eso me tiene ocupada!

Ya van 1000 visitas! que feliz me hace eso! Mi blog es algo super mega hiper importante para mi!

Y a liiz! eres super mil gracias de nuevo!

Gracias por leer en serio!

En unos dias publico el proximo.

Steeph (:

Cap. 25 Lo siento, lo siento, lo siento

Con cada movimiento sentia el dolor mas agudo y desgarrador, no pude aguantar mas en la posicion en que andaba con todo mi peso sobre mi pierna, me sentia mareada y me costaba respirar, otro par de manos aun mas nervioso se poso sobre mi rostro pero apenas podia abrir mis ojos, el olor a oxido de la sangre me mareo aun mas.

Senti como con cada segundo que pasaba mi cuerpo se hacia mas debil, hasta que mis musculos se aflojaron y cai tendida completamente en el piso, el dolor que me causo esto hizo que abriera mis ojos de golpe y escuchara un estruendoso grito que dos segundos mas tarde reconoci como mio, vi a joshua con un rostro nada normal con un gesto de enorme preocupacion y a su lado sosteniedome de un brazo estaba aquel nuevo chico que se acababa de mudar.

El dolor finalmente me vencio y me senti perdida, sin fuerzas, mis ojos se cerraron, y deje de sentir mis brazos, que me pasaba? ya ni el dolor podia sentir, solo me encontraba en una negrura espantosa y espesa.
un enorme muro me aplastaba.
En donde me encontraba exactamente?
hace poco recordaba estar sintiendome terrible, con un enorme dolor sobre mi pierna.
Estaba soñando?

Ahora veia un enorme bosque en tonos grisaceos, no habia mucha luz y todo era confuso, trate de envantar mis brazos para ver si estaba bien todo esto era tan extraño, pero no pude ver nada.
Comence a caminar, y a caminar y sentia tambien que por mas que mis piernas avanzaban estaba en el mismo lugar.

La desesperacion tomo lugar en mi sueño, o en lo que fuera que me estaba pasando,

QUE ME ESTA PASANDO?

pronto en mi mente aparecio un nombre, un nombre que sabia que podia ser mi salvacion, pero de que me valia si ni sabia su paradero?

CRISTOPHER
CRISTOPHER

comence a llamarlo, pero absolutamente nada cambio, tonos grisaceos arboles inmoviles, frio, donde rayos estaba?

Poco despues, empece a notar cierto cambios.
Podia sentir un frio horrible, un pitido molesto,
y al cerrar los ojos y abrirlos de nuevo, note que ya no estaba en aquel extraño bosque, que tenia mi pierna?
La sentia extraña, me dolia pero que habia pasado?
movi los dedos de mis manos y me alegre de que podia moverlos bien.

Cerre y abri mis ojos unas cuantas veces mas, estaba en un extraño lugar, no era una habitacion, estaba rodeada de unas cortinas feas y acostada sobre una camilla aun mas extraña.
Bostece.
Mire mi pierna y me sorprendi al ver un enorme yeso blanco.
como rayos?
pero tambien vi que tenia una via en mi brazo y una bolsita de suero..

Para que tanta cosa si me habia fracturado nada mas?
No entendia, mire a mi alrededor y no habia nadie.
Perfecto.

Intente sentarme, y me dolio, mi pierna debia de andar mal pues me dolia en serio, vi que en mis brazos habian algunas vendas.
Intente recordar como habia pasado todo pero por mas que intentaba no lograba recordarlo.
Se abrireron las cortinas y paso una enfermera bajita con un traje sencillo blanco, llevaba en sus manos una especie de carpeta, como si fuese un informe.

- Oh linda ya veo que has despertado, ¿como te sientes?

- Disculpe podria decirme donde estoy?

- Oh debes de tener un poco de desorientacion, es normal no te preocupes pasara pronto, estas en un hospital, unos chicos te trajeron hace unas horas y tengo entendido que tus padres vienen en unas horas a por ti. Ahora tengo que hacerte unas pequeñas pruebas para ver si todo anda bien.

- Unos chicos? usted sabe que me paso?

- Si linda, los chicos son bueno dicen ser uno tu hermano, y el otro tu vecino, los mande al cafetin a tomar algo estaban muy preocupados por ti, tengo entendido que tropezaste con una patineta y caiste y tu pierna sufrio una fractura.

- Es grave?

- Un poco, quiero decir no tanto

echo una carcajada y paso la mano por mi desordenado cabello

- Estaras bien, cuando lleguen tus padres iras con el doctor Rodriguez, quien te atendio para ver que necesitas de todos modos, me han dicho que tendras a este amigo sobre tu pierna por todo un mes y medio.

- No suena agradable, y porque me pusieron suero y esta maquina si es tan solo una fractura?

- Veras, cuando llegaste tenias una cara realmente paliducha, y varios raspones, no reaccionabas, estabas realmente inconsciente, te pusimos un suero y esto para controlar los latidos de tu corazon, a pesar de ser una fractura era muy extraño el que no reaccionaras pobresita, asi seria tu susto.

- Pues la verdad no recuerdo nada de eso, recuerdo estar en un extraño lugar y todo me dolia y despues desperte aqui.

- Eso es normal, un poco de perdida de memoria te diste un golpe en la cabeza cariño, se te pasara en unas horas.

- Tengo que quedarme aqui?

- No (se echo otra carcajada) en cuanto lleguen tus padres podras marcharte

- Eso es un gran alivio

- Si lo se, pues yo solo pasaba para ver como andabas, y veo que todo va bien, quieres que llame a los chicos? seguro que estan desesperados por verte bien.

- Oh si gracias eso me gustaria.

- Mas tarde pasare para traerte algo de comida y unas muletas.

- Muchas gracias

- No hay de que linda.

Me sentia muy aliviada ahora que sabia todo lo que me habia pasado, y que iba a estar bien y todo eso, entonces, habia sido aquel chico nuevo el causante de mi accidente, vaya ocacion para conocerlo.

- Espera aqui.

Escuche eso al otro lado de la cortina y vi dos siluetas.
Estaba segura de que eran joshua y el otro chico.

Joshua entro y se asomo una enorme sonrisa en mi rostro, que gesto tan dulce el de mi hermanito era el haberme traido aca y haberse preocupado tanto por mi sentia que lo queria mucho mas por eso.

- Joshuaaa ven aqui

Se acerco cuidadosamente a mi.

- Steph..

Se lanzo hacia mi y me dio un gran abrazo. Note que en su camisa habian rastros de sangre.

- Como estas?

- Oh vamos no te hagas la tonta como estas tu? estoy tan preocupado por ti, casi me da algo cuando te vi asi.

- Estoy bien, me siento mejor ahora.

- Yo no te veo tan bien, mira tus brazos y oh tu pierna me duele verte asi hermana.

- Esta bien tranquilo. Solo, estoy algo confundida no se como me paso esto una enfermera dice que me cai, pero quiero decir, soy torpe y me he caido muchas veces pero jamas me habia pasado esto con una simple caida.

- Pues creo que no te contaron bien, y quien mejor que yo que estaba a tu lado para saber como fue todo

- Mmm podrias contarme?

- Pues ibas caminando distraida como si eso fuese raro (se sento en una silla cercana y tomo mi mano) y pues alejandro patinaba, pero su patineta fue a parar a tus pies y tu tropezaste y caiste sobre tu pierna te la doblastee y luego estabas como en estado de shock, despues como que te desmayaste y cuando te tendiste en el piso vi tus raspones y en serio me preocupe el fue corriendo hasta ti para ver que te habia sucedido y yo estaba tan nervioso que no hacia mas que sacudirte y tratar de hacer que despertaras, cuando vi tu pierna la toque para ver que tal mal estaba y gritaste fuertemente, eso me alivio escucharte gritando pues queria decir que al menos estabas viva, el te tomo en sus brazos y vinimos corriendo hasta aqui, tienes suerte de que el sea fuerte y practique atletismo de otra manera no habriamos llegado nunca.

- Oh ya veo, supongo que lo recordare en unas horas o eso dice la enfermera.

Alejandro.. ese nombre me parecia haberlo escuchado antes, alejandro, bueno al menos ya sabia como se llamaba el nuevo chico. Movi mi pierna para ver si todavia funcionaba y logre hacerlo pero lo lamente pues me dolio. la sentia inmovil y tiesa debido al yeso, una sensacion bastante incomoda.

Queria conocerlo, pero me daba tanta pena ahora! quiero decir no era esta la situacion en la que queria conocer a mi nuevo vecino, cuando yo tropece con su patineta y rompi mi pierna eso era tan vergonzoso.

- Si ah y papa y mama estan muy preocupados vienen en unas horas.

- Porque les dijiste josh? no era necesario.

- No era necesario? estas en un hospitaal y con un yeso en la pierna y te desmayastee y quedaste inconsciente claro que era necesario o crees que pasarias desapercibida con eso en la pierna y en los brazos y nadie se daria cuenta?

Tenia razon. Pero seria un fastidio andar en cama unos dias y calarme la atencion preocupada de mama para hacer que mejorara.

- Bueno bueno, esta bien tienes razon y joshua.. (lo abrace fuertemente) Gracias , es un super hermano sabes que te quiero.

- Oh pues era lo menos que podia hacer, tambien te quiero.

se sonrojo.

- Puedo?

se escucho una voz al otro lado de la cortina y supe que era alejandro.

- ah steph, alejandro se siente realmente culpable y quiere hacer todo lo posible por que lo perdones se que ni lo conoces aun pero el quiere hablarte y me pidio que los dejara a solas para poder hablarte te parece bien?

- bueno no estoy precisamente arreglada para el motivo pero esta bien.

- Pues yo me ire creo que tengo que darle su turno, vengo en unos minutos si?

- Esta bien anda a comer algo, hay dinero en mi bolso.

Me pase las manos por el cabello tratando de verme lo mas presentable posible.
No habia ningun espejo ni nada por el estilo, que frustrante! preferi confiar en como me veia.

A traves de la cortina pude escuchar como joshua le hablaba a alejandro

- listo puedes pasar, tratala bien se ve algo debil todavia.

- No te preocupes amiguito yo me encargo de ella

- Puedo pasar?

Intente sonar como si nada me hubiera pasado.

- Claro adelante.

Me sente de una mejor manera.

El entro con cara apenada y vi que su camisa tambien tenia algunos restos de sangre seca, me senti realmente apenada de haber arruinado su camisa con mi sangre que torpe era.
Se acerco a mi y vi su rostro, quede impactada al ver que hermosa era el. Unos ojos grises claros realmente hermoso, llevaba un gorro negro, y el cabello y una pollina larga que estaba hacia su derecha. Tenia labios llenos y rosados, piel bronceada como habia visto anteriormente y tenia unos muy lindos lunares en su rostro. Era alto, y delgado se veia fuerte. Era muy lindo.

- Se que no nos conocemos y wow todo lo que acaba de pasar oye no se que decir.

Se puso las manos en el rostro en gesto de estar realmente apenado con todo lo ocurrido.

Suspire debia hacer que este chico dejare de echarse la culpa o sentirse asi no queria eso.

- Creo que un hola mucho gusto estaria bastante bien para empezar.

Le enseñe una sonrisa amistosa.

- Oh bueno en ese caso.. hola mucho gusto soy alejandro tu nuevo vecino

Me estrecho cuidadosamente la mano.

- Mucho gusto soy steph, y realmente lamento todo lo que paso, y aunque no es la mejor manera de conocernos, muchas gracias por haber salvado mi vida.

- Bueno steph, yo siento que todo fue mi culpa y lo siento tanto, no fue nada el traerte aqui creo que es lo menos que pude haber hecho, lo siento, de verdad lo siento si hay algo que puedo hacer para que me perdones lo que sea

Estaba siendo un poco exagerado a mi parecer.

- Oye no te culpes, se que tu patineta estaba alli pero, soy muy torpe y descuidada no te culpes !

- Pues no lo se, pero igual me siento culpable dejame ayudarte en algo no lo se siento debo ayudarte y ni te conozco.

- Yo, no se, me dijeron que estare un mes y medio con esta cosa (señale mi yeso) y creo que tengo que estar una semana de reposo en casa asi que...

- Que quieres que haga por ti?

- Pues no lo se, quiero decir, no es necesario que me ayudes creo que me las podre arreglar yo sola, pero no me molestaria un poco de compañia, ya sabes estar en casa aburrida, no es algo tan interesante, pero solo si quieres, no me gustaria abusar de tu tiempo.

- Oye, me parece grandioso, y en serio lo siento, lo siento, lo siento, me echaste un gran susto cuando te caiste.

- Creo que fue mas el susto que el golpe en si veras, es solo un fractura, nunca me habia pasado pero siempre hay una primera ves para todo, y pues no es la gran cosa solo que por es susto estuve desmayada un rato, y lo de las caidas es normal en mi no te preocupes por eso. Ademas en menos de lo que piensas estare bien.

- Eso me alegra mucho saberlo.

- Si a mi igual, y pues si decides acompañarte prometo que no te aburriras.

- Se que sera asi, oye, ha sido un placer conocerte aunque sea en estas lamentables circunstancias, y lamento decir que tengo que irme mama se estara preguntando en donde estare, dame tu numero te escribire para ver cuando puedo ir a verte te parece bien?

- Oh claro, como no

Le di mi numero luego de anotar el suyo.

- Bueno tengo que irme no dudes en llamarme cualquier cosa sigo sintiendome culpable, mejorate.

Diciendo esto se marcho.

Que linda voz tenia.
Una ves que se fue, le mande un mensaje a cristopher con la esperanza de recibir una respuesta, como estaria? No planeaba decirle nada del incidente de hoy seguramente se volveria loco al saber que algo me habia pasado.

Mensaje para Cris 5:43 pm:

Hola, como estas? Espero que bien, estoy preocupada no se nada de ti, no intento interrumpirte solo quiero saber que estas bien, cuidate mucho y si puedes responde.
Te amo

Una hora mas tarde paso a buscarnos papa, habia dejado a mama en casa ya que se sentia realmente mal, el se preocupo mucho al verme pero me asegure que todo estaba estupendamente, me consigueron un par de molestas muletas que tenia que usar para poder caminar pues mover un poco la pierna me dolia estaba muy reciente, al hablar con el doctor papa confirmo lo que habia dicho mi enfermera tendria que llevar esta horrible cosa en mi pierna durante un mes y medio. Y tendria que estar una semana y media de reposo en casa para que al momento de ir a clase se me hiciera mas facil el caminar.
Del resto estaba bien, debia tomar algunas pastillas para el dolor de cabeza, y se seguia con desorientacion , que casi se habia marchado por completo debia volver.

En casa mama hizo que me llevaran en brazos hasta mi habitacion, y tambien insistio en mi reposo absoluto para mi mejora, no estaba tan mal, eso era una exageracion, no le dije que me habia tropezado con la patineta de alejandro pues posiblemente enloqueceria y le reclamaria a el, y no queria crearle un problema cuando la culpa mayormente habia sido mia.

Sus intenciones era quedarse en casa cuidandome pero le insisti en que no era necesario, que sola podia arreglarmelas muy bien, lo dije tantas veces que estuvo del todo convencida y acepto mi peticion.

Luego de bañarme y tomar un te con limon caliente, me acoste en mi cama para relajarme eran las 9 pm, no tendria que ir a clases al dia siguiente pero me sentia cansada, mire mi celular por enesima ves en el dia, nada, no habia rastro de la respuesta de cristopher.

Decidi no preocuparme, justo en ese momento comenzo a sonar mi telefono, era un mensaje, esperaba que fuera de cris pero me sorprendi al ver que era de alejandro.

Mensaje de alejandro 9:03 pm:

Hola, como te sientes?

wow, estaba realmente preocupado por mi, eso me gustaba aunque realmente no fuese necesario. Tenia sueño pero aun asi decidi responderle.

Mensaje para alejandro 9:08 pm:

Hola, estoy bien algo cansada gracias por preocuparte tu cmo estas?

Casi estaba dormida cuando me respondio

Mensaje de alejandro 9:32 pm :

Me alegra saber que estas bien, entonces podria ir a visitarte mañana, quiza pueda hacerte compañia como dijiste, ademas me la paso todo el dia aca en casa aburrido.

No me haria mal hablar con alguien asi que le respondi

Mensaje para alejandro 9:38 pm:

Pues me parece buena idea, oye hablamos mañana hace rato tome un te y no aguanto mas debo dormir, nos vemos, buenas noches.

Envie el mensaje, y sin preocuparme de si respondia o no me quede dormida a los pocos minutos.
Que bien se sentia poder dormir trranquilamente.
Aunque el yeso estorbara, descansar me haria bien.