viernes, 30 de abril de 2010

Cap. 29 No es posible

Hey chicas, este pequeño capitulo, sera contado por cristopher para al menos saber como se sintio el al ver aquella escena, el comenzara a contar su parte desde la llamada de steph, espero que les guste. Aqui el cap.
___________________________________________________________________

Me sentia realmente terrible al haber tratado de manera tan seca a aquella chica que amaba tanto, lamentaba haberle hablado en ese tono de voz. Lamentaba no poder haber estado alli junto a ella para protegerla de su caida.

Y ahora ella, tan hermosa, tan dulce tan fragil, Estaba con un yeso, con uno de sus fragiles y delicados huesos rotos por mi culpa.
Le habia fallado
No habia estado alli para protegerla.
Y ella seguia amandome con cada particula de su ser mientras yo la dejaba poco a poco en el olvido.

No era para nada, en absoluto que no la amara, esa seria la blasfemia mas negra de todas.
Desde mi muerte. Ella habia sido el unico pensamiento constante con el que podia sentirme feliz de alguna manera, aliviado.
Ver su sonrisa, sus mejillas notablemente sonrojadas, escuchar sus latidos, la sangre fluir por su piel.
Todo era maravilloso al estar junto a ella.
Y ese aroma, sobre todo ese aroma tan embriangante, tan tentador, tan exquisito de su sangre que me hacia quererla cada dia mas.

Recordar Todas esas cosas, hacia que se me hiciera agua la boca, yo era un depredador, y ella mi presa, pero la amaba, y sientiendo este sentimiento tan inmenso hacia ella, no podia tan solo imaginar su sangre corriendo por mis colmillos grandes y puntiagudos, no podia pensar en tener su pequeño y fragil cuerpo sobre mis brazos inutil, frio y sin vida porque justo en ese instante una enorme punzada de dolor en mi muerto y frio corazon me hacia recordar que era ella quien me hacia seguir de pie, vivo de alguna manera, sientiendome como un hombre con vivos sentimientos aun.

- En que piensas Cristopher? Crees que andamos de vacaciones? Pues no! Vamos hay algunos vampiros que masacrar aun.

Mi mente se concentro en menos de un segundo en lo que realmente importaba justo ahora.
Matar a esos despreciables vampiros.
Aquellos que en venganza habian acabado con la vida de mi padre.
Esa era la razon por la que habia dejado a steph, y habia venido directamente a españa, Mi madre me habia llamado en medio de una crisis para darme la terrible noticia de la muerte de mi padre, llevaba exactamente Tres semanas y cuatro dias aqui.
El cuerpo de mi padre habia sido encontrado en una montaña bastante cercana a mi hogar, desangrado, con distinta mordeduras por todo su cuerpo.

El motivo de su muerte habia sido desconocido, pero Jeremiah y yo sabiamos perfectamente que lo habia causado.
Despues de unos dias de investigacion habiamos llegado a la sombria conclusion de que la familia de la vampira que me habia quitado la vida, sin saber como, se habia enterado de quien la habia matado, y estaban sedientos de venganza, supuse que debia de ser alguien realmente importante pues, un vampiro menos debia de ser una celebracion, pero para mis vengadores, era un motivo para matar a todo un pueblo ya que desde la muerte de mi padre tambien habian estado sucediendo pequeñas y extrañas desapariciones por los alrededores.

Deesde entonces intentabamos ser lo mejor que pudieramos unos rastreadores, aunque parecia ser que no era lo nuestro, pues conseguiamos muchos olores y se desviaban a muchos distintos lugares dejandonos mucha confusion.

- Tienes razon vamos.

Me encantaba correr a toda velocidad, no pensaba exactamente en cuantos kilometros por hora eran, solo me encantaba esa velocidad, ese viento que para cualquier persona podria ser helado aunque mi dura piel apenas lo sientiera, sentir mi cabello despeinarse, esquivar los arboles, los edificios todo era maravilloso.

Mi mente ahora, en esta nueva vida era aun mas espaciosa de lo que imaginaba, podia hacer tantas cosas a la ves, podia pensar en tantas cosas..
Una de las cosas siempre presentes en mi espaciosamente era Steph, esa niña que se habia convertido en mi vida, mi corazon estaba sin latir, frio, seco, en algun lugar de mi pecho, pero cuando recordaba su hermosa sonrisa, sus hermosos ojos, casi podia sentirlo latir.

Le habia prometido ir en cuanto pudiera, si Jeremiah no se ponia tonto en unos 4 dias podria llegar de sorpresa, seguro se sorprenderia y le encantaria. Ella de seguro debia de sentirse decepcionada de mi, la habia tratado tan mal, pero en el fondo ella tenia muy claro que la amaba, que era mi sueño vuelto realidad. Que sin ella yo no era nada.

Deja de pensarla. Concentrate.

Aveces, deseaba tanto poder ser humano de nuevo.
Poder comer, tantas cosas deliciosas.. Ahora en esta vida, la sangre era lo unico que me parecia delicioso aquel liquido que bajaba por mi garganta quemandome de placer.
Cuando ingeria sangre mi cuerpo se ponia algo calido, como el de un humano normal, y mis mejillas se sonrojaban, mis ojos cambiaban a mi color original, y estaba de un humor fantastico, podia comer comida de humanos, vaya que podia pero, no era igual, no sentia los sabores, sentia un monton de texturas extrañas por mi lengua, inoloras, no era nada, asi que preferia no comerlas.

Cuando pasaba como mucho dos semanas sin beber sangre, por lo general me molestaba con facilidad, mis ojos cambiaban a un color negro carbon, y mi cuerpo se sentia mas duro y frio que nunca, esto tambien ocurria cuando algun olor de sangre demasiado exquisito llegaba hasta mi sentido olfativo, como el de steph recuerdo claramente las tres veces que el olor de su sangre fresca de dejo completamente turbado y sin muchas opciones para elegir, sin embargo habia sido tan fuerte, a pesar de todo, y habia decidido huir en ves de tomar una mala opcion.

DEJA DE PENSARLA!

Ya Cristopher ya.

Una de las partes que mas extrañaba de la vida humana, era sentir, sentir el calor, el frio, la felicidad, la tristeza, tener sentimientos, yo tenia mi propia teoria me consideraba un cuerpo andante, un mounstruo arrebatando la vida de los animales, de la gente sin sentimientos. Aunque solo con ella, podia sentir, y sin ella, me sientia un cuerpo inutil andante por la vida, matando.

- Cristopher, hoy andas particularmente distraido mejor continuamos mañana, volvamos al hotel.

Era cierto, ese dia despues de haberle hablado, no podia concentrarme en nada mas.. Jeremiah tenia razon. Si volviamos al hotel podria hablarle y convencerle de regresar a Venezuela quiza solo una semana y luego volveriamos a rastrear a los vampiros.

- Lo siento, mañana lo intentare de verdad, ahora no puedo sacarla de mi mente.

- No seas tonto.

Corriamos a toda velocidad mientras charlabamos.. Llegamos a la ciudad y bajamos la velocidad de nuestros pasos.

- No soy tonto sabes que la amo.

- Pero nada te cuesta concentrarte un poco en el rastreo.

- Lo se.

Entramos al hotel 4 estrellas que era el mas cercano al hogar de mi madre, habia una nueva recepcionista, tendria al rededor de 25 años, era peliroja, una piel tan blanca pero podia visualizar sus venas con gran facilidad y tenia su largo cabello en dos trenzas, levanto su mirada, lindos ojos color pardo, pense para mi mismo, y ella al vernos se sonrojo, mucho, quiza demasiado.
Me noto viendola de reojo, y pestañeo de una menera linda, intentando coquetearme.
Le dirigi una molesta mirada y quite mis ojos de su rostro, que faciles llegaban a ser las chicas de hoy en dia.

Jeremiah le guiño el ojo, y ella sonrio sonrojandose de nuevo.

- No deberias de hacer eso?

- Porque?

- Porque es una simple chica humana

- Y? Steph no es una simple chica humana?

- No, ella es diferente

- Si claro.

Llegamos a nuestra habitacion y me tendi en la cama.

- Hablando de ella, debo proponerte algo.

- Creo que ya se por donde va la cosa pero dime.

- Podriamos ir una semana a venezuela?

- Para que? creo que andamos haciendo cosas importantes por aqui

Jeremiah era mi mejor amigo, pero aveces era demasiado tonto.

- Pues para verla, creo que tambien podrias ver a alex no?

- Alex?

- No es tu novia?

- Para nada! La traigo loca lo se, pero, no es que quiera algo serio con ella.

- En fin podemos ir?

- Una semana dices?

- Si porfavor.

- Dejame pensarlo..

- Jeremiah!!

Le lance dos almohadas fuertemente, no le causo ningun daño claro pero agarre las almohadas con tal fuerza que quedaron un monton de plumas volando por la habitacion.

- Oh bueno esta bien, vere a la chica, y tu a la tuya, y listo.

- Excelente

- Cuando partimos?

- En dos dias.. quiero llegar de sorpresa..

- Que romantico..

- No hables..

Pasaron los dos dias, y me concentre al maximo en el rastreo para no decepcionar a Jeremiah, conseguimos a uno de los vampiros, intentamos sacarle toda la informacion posible pero el no sabia nada, Jeremiah estuvo a punto de quitarle la vida pero el pobre chico rogo y suplico tanto que lo convertimos en algo parecido a un cachorro, el rastrearia y conseguiria el paredero de los demas mientras estuvieramos en venezuela.

Eran al rededor de las 5 de la tarde, ya en el vecindario de steph, me despedi de Jeremiah pues el iria a resolver sus asuntos con alex.
Mi impaciencia crecia, queria correr a toda velocidad para poder ver su hermosos rostro. Lo imaginaba con esa expresion sorprendida y luego imaginaba que iba hasta mis brazos para darme un tienro beso.

Cursi.

Pero era lo que deseaba.

Alli estaba su casa, podia escuchar su voz, pero habia otra voz, quiza era joshua, no intente escuchar.
Subi esos escalones poco a poco con la mayor lentitud del mundo, casi podia sentir a mi corazon latiendo de impaciencia, en este momento, normalmente me pondria frio, mis manos sudarian, y mi corazon casi se saldria de mi pecho, pero sabia bien que nada de eso pasaria.

La puerta estaba abierta, tenia mucha suerte.
Entre a la sala donde las voces estaban mas fuertes, estaba cabizbajo pero escuche un poco mas y me di cuenta de que esa voz no era la de joshua, me obligue a levantar la mirada y lo que vi me dejo frio, muy frio, aun lo estuviera frio lo podia sentir en mis venas.

Alli estaba steph, aun mas hermosa que nunca. Pude ver su yeso, su delicada pierna con esa cosa blanca encima. Pero no fue eso lo que me paralizo.
Era algo mas..

Ella estaba con un chico.
Estaba con un chico, y lo abrazaba, lo abrazaba tiernamente. El la sostenia por la cintura y la abrazaba tambien al mismo tiempo podia ver el rostro del chico, complacido, encantado por tenerla en sus brazos.

En mi seco, y muerto corazon senti muchas punzadas, si antes habia sentido dolor, no era nada comparado con esto.
Tan rapido se habia olvidado de mi?
Tan rapido me habia reemplazado?
Yo crei en el fondo que en serio yo le importaba
Que ella me queria
Que me amaba
Pero al parecer eso habia cambiado.

Ella levanto su rostro y me vio

Con voz un poco ronca y muy sorprendida dijo

- CRISTOPHER?

Y yo helado como estaba sin poder moverme no sabia que responder, el chico tenia una mirada tan confundida, no sabia que esperar.

Tenia que decir algo

- Steph.. yo..creo..que.. no tengo nada que hacer aqui.

Fue todo lo que pude decir, no queria explicaciones, no queria saber nada, justo ahora todo me dolia tanto, si hubiera podido sabia perfectamente que justo en ese momento las lagrimas correrian por mi rostro.

Pude ver tambien que ella trato de avanzar hacia mi, y que sin tomar sus muletas habia caido al piso.

Me di la vuelta, y con pasos firmes y rapido me marche sin mirar atras.
Ver como caia indenfensa y sientiendose quiza culpable. Eso habia partido en mil pedazos cada celula ya muerta de mi cuerpo.
Era como si me hubiera enterrado cientos de cuchillos en el pecho.
Era aun peor.
Y no sabia como explicarlo.

Sin importarme si alguien me miraba o no, corri a toda velocidad, fui hasta casa de alex, y me di cuenta de que Jeremiah ni habia entrado pero estaba por hacerlo, Lo tome del brazo y lo arrastre conmigo.

Minutos despues, quiza una horas no sabia ni a donde me dirigia pero pare.
En algun lugar desconocido, pero verde, muy verde y lleno de muchos arboles caidos.
Jeremiah se planto ante mi, y yo cai quedando de rodillas en el verde pasto.

- Que te ha pasado estas loco?

- No volvamos te lo pido, solo vamos lejos, muy lejos.

- Te ha engañado esa linda niña?

- No quiero que me preguntes nada

Mi voz sonaba tenebrosa y fria.
Me levante a duras penas y me marche sin mirar a Jeremiah sin decirle una sola palabra, corri a toda velocidad, corri mientras ese vacio tremendamente doloroso en mi pecho no dejaba de rasgarme cada minuto mas.

Horas despues cuando habia caido la noche, me encontre en un parque, me sentia refugiado en esos lugares, aunque ahora no habia ningun peligro para mi, los arboles, la naturaleza me hacia sentir seguro.

Tome mi celular, en busca de alguna distraccion para no pensar en el dolor, aunque ella torturadora imagen no salia de mi mente.
Me encontre con un mensaje de voz. Era de Steph.

Lo escuche y aunque no podian salir lagrimas de mis ojos, de pronto los senti rojos, con dolor, si antes creia que no podia sentir, ahora creia que aquel pensamiento era absurdo pues no habia explicacion para mi enome dolor.
No iba a responderle. Pero queria hablarle, queria verla, no sabia que iba a pasar con nosotros pero debia verla.
No me importaba si eso alzaba las llamas que me quemaban por dentro, pero al escuchar su voz en ese tono tan arrepentido tan lleno de dolor, necesitaba verla.

Yo, aunque en el fondo quisiera morir, y alejarme del mundo debia regresar, por ella.

Debia regresar antes de que ese chico la tomara, antes de que fuera muy tarde.

Debia volver cuanto antes.

2 comentarios:

  1. oola steph!!
    jajajaj
    me nkanto el punto de vista de chris
    i poes bueno... perdon por el tan pekeño komentario pero es ke yo iwal necesito dormir i kuando no duermostoi de mal humor i si me llegas a hablar por el msn lo mas probable es ke te grite
    jajaja
    pero no te vayas a asustar
    ni kreerme loka
    no no no
    jajajaja
    bueno bueno
    bye bye!!

    ResponderEliminar
  2. me enknta... tu historia s d lo mejor... y me entere d tu historia por la revista tu d mayo creo... pero no le habia prestado atencion ahora q lo leo... me enknta.. c v q tienes talento...!!! sigue asi... eres muy talentosa...

    ResponderEliminar