sábado, 8 de mayo de 2010

Cap. 32 No vuelvas a dejarme.

Y ahora que se suponia que debia hacer?

No podia ignorarlos a ambos... Pero debia ir con alguno y el hoyo de mi pecho me impulsaba fuertemente a moverme hacia cris.

Era tan hermoso.. Alli donde estaba podia ver que era la persona mas bella, mas hermosa que habia por los alrededores, tenia yo de verdad tanta suerte como para poder tenerle?
El era un sueño.

Pero tambien alli estaba mi buen amigo ale, y me daba tanta tristeza dejarle plantado. No importaba yo tenia que hablar con Cris el era lo mas importante en este momento.
Mi primer movimiento fue respirar profundamente para dejar que los nudos de mi garganta se disolvieran, pero claramente no lo logre, me hice a un lado para dejar pasar a la gente y me di la vuelta dejando a la hermosisima imagen de cristopher a mis espaldas.

Tome mi celular y llame a Ale.

- Que pasa? aqui estoy que no me ves?


- Si te veo pero ha ocurrido algo. 


- Que pasa?


- Es que tengo que resolver unos asuntos ale.


- Estamos practicamente a diez metros steph no podrias decirmelo en mi cara? 


- Lo siento pero no. 


- Porque?


- Despues te cuento ale, disculpame de verdad lo siento, te prometo que luego hare todo lo que desees pero ahora marchate en serio tengo asuntos graves que resolver.


No es que el asunto fuera tan dramatico pero si necesitaba que el se fuera, si cristopher estaba aque por mi, no lo dejaria marchar esta ves. 


- Esta bien steph, esto no me hace estar feliz, pero confio en ti, nos vemos luego.


- Esta bien ale, prometo contarte luego y de verdad disculpame y gracias por venir por mi te quiero. 


- Y yo a ti. 


Me senti en cierto modo bastante aliviada cuando vi a alejandro marcharse. Me voltee ahora si para enfrentar el mayor problema, esta ves no le dejaria ir.

Tome mis muletas y comence a andar hacia el.
Lo podia ver observando a lo mejos como se marchaba Alejandro el habia notado claramente todo lo que yo habia hecho. No podia dejarle ir. Esta ves no.

Cada paso que daba, el vacio de mi pecho extrañamente se iba llenando y me hacia sentir feliz, nada me garantizaba que arreglarian los problemas, los mal entendidos, pero tenia una esperanza y una ilusion muy fuerte que me hacia aferrarme cada ves mas a la hermosa imagen que estaba cada ves mas cerca de mi.
Vi por fin que mirada se encontraba fijamente con la mia.

Pero no me iba a parar alli a hablarle. De modo que le pase de frente mirandole fuertemente haciendole saber que queria que me siguiera.

- Puedo ayudarte no crees?

Escuchar su voz.. fue como escuchar un coro de ángeles cantando la pieza mas hermosa del mundo. El vacío casi inexistente de mi pecho resalto de alegría y sentí como se me puso la piel de gallina mientras cerraba mis ojos y sonreia para mi misma.

- No gracias yo sola puedo.

En menos de un respiro estaba en frente de mi.
Mire sus ojos de un color castaño claro tan hermoso, y sus labios llenos de color rojizo oscuro. su cabello, que lo habia cortado ahora lo llevaba en una cresta, su piel estaba un poco mas palida. Pero eso no le quitaba ni un poco de la inmensa hermosura que poseia.
Mi corazon se exprimio, una, dos, tres, y muchas veces mas. Era como si de pronto al respirar, el aire se volviera solido en mis pulmones y luego una mano existente jalara ese aire solido haciendo que todo me doliera por dentro, era dolor, pero un dolor gratificante. Hermoso.

- No me interesa si puedes, tenemos que hablar, y no me gusta verte en este estado déjame ayudarte, por favor steph.

Suspire una ves mas, estaba tan cerca de mi que podia sentir su aliento, delicioso, dulce, embriagante.
No podia negarme pero queria hacerme la dura.

- Esta bien, pero yo puedo caminar sola.

Me tomo por la quijada y mi rostro quedo a apenas cinco centímetros del suyo. Su aliento podía respirarlo y juraba que este llegaba a mi cerebro y descontrolaba todas mis acciones y pensamientos. Que profundo era. Su mirada dulce y hermosa me penetraba por completo haciéndome sentir hipnotizada ante el.

- Déjame ayudarte por favor steph, estoy con el auto déjame llevarte hasta allí si?

- S..s..si.. esta bien.

Me tomo facilmente en brazos y camino con pasos apresurados hasta su auto.
Me sento en el copiloto y en menos de un segundo ya estaba sentado en su asiento encendiendo el auto.

- Podria..

- El aire?

- Si

- Sin problemas.

Adivino mis pensamientos y encendio el aire.

No sabia que rayos debia de decir ahora, asi que me fui por lo mas obvio y lo mas normal que podia decir..

- A donde me llevas?

- A comer claro, tenemos mucho de que hablar Steph Degoza, y necesito que estes bien alimentada para que te recuperes.

- No es necesario pero gracias.

- No es nada.

Me llevo a aquel restaurante al cual habíamos ido a comer la primera vez. Aquel lugar tranquilo y fresco.
Pidio una mesa para dos, en la parte de afuera donde estaban los arbustos y los arboles con flores amarilaas, parecia que habian pasado años desde aquel dia.

El mesonero nos dios dos Cartillas de Menu, pero yo sabia perfectamente que el no iba a comer.

- Que te apetece?

- Nada

- Vamos steph es la hora del almuerzo y te conozco se que a esta hora tienes hambre. Siempre.

Eso era cierto. Pero me sentía tan extraña. Hacian aproximadamente dos meses haciendo a un lado aquella llamada de hacia dos semanas y media, que no sabia nada de el. Me sentia extraña al salir con el y que tuviera que comer.

- Esta bien, pues, creo que estarian bien unos espaguetis con salsa italiana.

- Excelente eleccion. - Dijo el mesonero- Usted no quiere nada señor?

- No gracias - respondio cristopher.

- Fabuloso- Señorita desea algo de beber mientras esta listo el pedido?

Mire a cristopher con mirada indecisa.

- Pide lo que desees steph.

- Una limonada.

- Listo en un momento vuelvo.

- Gracias por traerme a almorzar.

- No hay de que.. ahora hablemos.

Mis manos comenzaron a temblar asi que las tome y entrelace mis dedos, calmate me decia internamente. Todo saldra de maravilla.

- Esta bien - logre decir en apenas un susurro.

- Lo siento tanto steph.

- Porque? Mas bien yo tengo tanto porque disculparme.

- Pues porque te deje, y tu pierna, y ese chico, ese chico - su cara se torno furiosa- y .. lo siento.

- Oye cristopher antes de que en serio hablemos, quiero decirte algo.

Era mejor aclararle las cosas de una buena ves aprovechando que tenia la oportunidad.

- Esta bien.

- Ese chico, lo que viste la ultima ves, no fue eso, dejame explicarte quieres?

- Hazlo

- Se llama alejandro es mi nuevo vecino, y pues por el me rompi la pierna. El solo ha estado tratando de sanar su arrepentimiento de haberme causado esto haciendome compañia en los dias que estuve de reposo, y pues ese abrazo ese dia en particular el me dio un regalo - le enseñe la linda cadena que colgaba de mi cuello- y lo abrace para agredecerle el detalle pero te juro de verdad que entre nosotros no hay nada, ni lo habra solo es un amigo, mi vecino.

Su cara estaba en gesto de mucha sorpresa.

- Entonces tu no me reemplazaste ni andas con el?

- Para nada.

- Y porque hoy estaba en el colegio esperandote, creo que sabes que tengo gran sentido auditivo y pude escucharlo todo.

- Por lo mismo, el me fue a buscar porque mi madre se lo pidio, le daba miedo de que me cayera o me pasara algo de regreso a casa. Pero te vi y le dije que se marchara con otras excusas, es muy terco si no le hubiera dicho lo que le dije no se habria marchado.

- Oh ya veo, pues, eso me hace aliviarme mucho, yo de verdad crei que me habias reemplazado y quiza es cierto que mal interprete todo y te di tiempo de explicar pero la imagen me lleno por completo y me puse muy triste necesitaba escapar y lo siento.

Puse mis manos sin pensarlo sobre la mesa y las tomo entre las suyas.
Leves y seguidos escalofrios me recorrieron las espalda, y ese vacio de mi pecho se extinguio, ahora donde no sentia a mi corazon habia uno enorme, que palpitaba freneticamente conforme sentia su piel entre la mia.

- Esta bien, solo tengo una pregunta que hacerte.

En eso llego el mesonero para darme mi limonada.
Bebi unos sorbos y continue hablando.

- Estaremos bien?

- Claro que si, siempre que me quieras a tu lado.

Para siempre me dije a mi misma.

- Gracias.

- Gracias a ti por vivir.

Ahora si, ya mi tristeza se había esfumado y me consideraba una persona demasiado feliz, teniendo al amor de mi vida con la promesa de que estaríamos bien, no necesitaba nada mas.

- Lo hago por ti.

Tomo mis manos y me dio un tierno beso.
Suspire.

- Puedo preguntarte algunas cosas?

- Creo que se por donde va todo pero esta bien.

- Porque te marchaste cris?

- Pues es una larga historia.

- Creo que tenemos toda la tarde.

- Esta bien, pues, steph, mi padre ha muerto.

.-Que?

- Si linda, lo que has escuchado.

- Lo siento tanto cristopher, como ocurrio?

- No querras saberlo.

- Porfa

- Pues fue un vampiro amor, un familiar de la vampira que matamos Jeremiah y yo, la que me convirtio, ellos, en venganza han matado a mi padre.

- Lo siento de verdad, y ellos? es mas de uno?

- Si.

- Y estas bien? Estaras bien? Que haras?

- Estoy bien ahora que estoy contigo, estare bien mientras continue aqui un tiempo, aunque te advierto que luego tendre que volver para terminar lo que comence.

- Y que es eso?

- Matarlos por supuesto.

Sentí escalofríos, ante aquella imagen que se creo en mi mente, cris tomando la sangre de alguien, golpeándolo, pero luego pense, vaya que se lo merecían, habían matado a su padre.

- Wow

- Tranquila, no te pasara nada, eso lo juro.

En ese instante llegaron mis espaguetis y cris me dejo comer.
Estaban excelentes, amaba comer eso.

- Te han gustado? - Pregunto en cuanto termine.

- Si - dije algo apenada pues el me habia observado mientras comia y eso para mi era motivo de verguenza.

- Eso me alegra.

- Gracias.

- No hay de que.

- Y ahora?

- Ahora vamos a nuestro pequeño lugar tengo algunas cosas que hacerte saber, solo que primero queria asegurarme de que comieras.

- Esta bien.

Luego de que pago la cuenta, nos levantamos y nos tomamos de la mano,

Que sensacion tan hermosa. Sentia que hacian siglos que no tocaba su piel.

En el auto mientras se digiria a mi vecindario no podia dejar de mirarle. Era tan increiblemente hermoso, no podia creer que esta obra de arte, que este hermoso ser me quisiera a mi.

- Que miras eh?

- A ti

- Porque?

- Porque eres hermoso.

- Hay steph.

- Que pasa?

- Ya lo sabras.

Llegamos a la fuente y se estaciono en la acera del otro lado.
Dejo mis muletas a un lado y me cargo para llevarme al borde de la fuente, medio segundo luego ya estaba alli tambien con mis muletas en caso de que fueran necesarias pero lo dudaba mucho.

- Que hacemos aca?

- Ahora es mi turno de hablar.

Tomo mi mano y delicadamente entrelazo mis dedos con los suyos.
Senti de nuevo como si el aire se volviera solido en mis pulmones.

- Esta bien.

- Siento muchisimo el haberme ido, no tienes la mas minima idea de cuanto te he extrañado, de cuanto me has hecho falta, y pues estaba tan mal al pensar que me habias reemplazado y gracias a dios que no es asi, a lo que quiero llegar es a que.. Steph, - Me miro fijamente- Yo te amo, y no me perdono el haberte dejado sola tanto tiempo, es imperdonable, yo te amo steph, tu eres el motivo de que yo siga de pie de que no decida hacer cosas imprudentes eres tu mi motivo de vida.
No hubo dia en que no pensara en ti, ni noche en que no viera tu rostro en cada estrella, en cada luna llena. El tan solo pensar en ti me llenaba y me sigue llenando de fortaleza, el saber que existes que en algun rincon del mundo te encuentras respirando, sonriendo, aunque sea sin mi, eso me hace feliz. Y me quieras o no, luchare por ti, y te amare hasta siempre hasta que la tierra deje de girar y este mundo se extinga.
Te prometo estar junto a ti siempre que quieras, te prometo llenarte con mi cariño y hacerte sentir especial solo te pido que me disculpes.

Sus palabras me dejaron perpleja, ya estaba as que segura de que no podia haber mejor persona que el, mas hermoso, mas tierno, mas considerado.

- Cristopher...

- Si?

- Eres tan hermoso

- Nada comparado contigo vida mia.

- Me levante en una pierna y el tambien se levanto tomandome por la cintura y acercandome a el todo lo posible.

- Me perdonas?

- Claro que si.

Me acerco a su rostro y puso sus calidos y suaves labios en los mios.
Aquello habia sido como si mi corazon se hubiese destruido pedazo por pedazo y luego volviera a ser reconstruido.

Aquel beso me quemaba los labios, era lo mejor del universo. Y no queria perderlo nunca mas.
Me alce y pase mis brazos por su cuello e insisti con mis labios para hacer de ese beso sencillo y dulce, uno mas duradero y exquisito.

Mis labios se movieron con insistencia entre los suyos y el hizo lo mismo. No conte los minutos que pasaban solo sabia que estando alli con el, no existia lugar, ni tiempo, ni dolor, ni frio, ni enfermedad ni hambre, ni dia, ni noche, ni tiempo alguno. Con el todo se iba.. Y solo me importaba estar en sus brazos con sus labios, nada mas.

Claro que no podia ser asi siempre yo tenia necesidades humanas y necesitaba respirar asi me que separe un momento para tomar un buen respiro pero este momento no duro mucho pues el volvio a besarme.

entre besos me susurro.

- Ya he pasado algo de tiempo sin tus dulces y calidos labios no me los quites ahora porfavor.

- Esta bien- le dije

volviendo a posar mis labios sobre los suyos esta ves de manera dulce y tierna.

No sabia decir cuanto llevabamos asi pero unos diez minutos mas tarde me separe y le dije

- Debo volver a casa

- Que?

- Tengo que volver Joshua anda enfermo

- Quieres que me vaya?

- No!

- Entonces?

- Iremos a casa y tu me esperaras en mi habitacion, lo siento cristopher ya no pienso dejarte ir. Estar sin ti es un hoyo negro inmenso en el cual no me acostumbro a vivir.

- Siempre que me quieras a tu lado alli estare.

- Gracias

Me tomo en brazos y comenzo a andar.

- Una cosa mas

- Que pasa?

- Te lo pido desde lo mas profundo de mi alma... No vuelvas a dejarme.

- Te juro que no lo hare.

Poso sus dulces labios sobre los mios una ves mas y fue hasta casa.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Aww... Noc a ustedes pero a mi este me encanto! Al fin su reconciliacion lo esperaba tanto <3_ <3 


En fin.. Les gusto? 


Comenten! Sus comentarios le dan vida al blog y  tambien inspiracion a motivos de seguir escribiendo a la escritora!


 Espero de verdad que les haya encantado.. 
Vere cuando puedo publicar tratare de que sea lo mas pronto posible!


Las quiero! Una ves mas gracias por leer. 


Steph. 


Every time we touch i get feeling and every time we kiss i swear i can fly (8)


Evere time - Cascada. 

3 comentarios:

  1. steeeeeeeph!!!!
    perdon por no dejarte komentario en el anterior kapitulo!!
    hasta hace poko lo pude leer
    no staba en la kompu kuando lo publikaste x:
    pero ya lo lei
    jajajaja
    i ste komentario va a ser para los dos kapitulos =D
    jajaja
    primero hablemos del kapitulo anterior... ME NKANTO!! si! komo lo lees
    jajajaja
    pobre joshua
    sta enfermito
    me da penita
    es ke es mui dulce i tierno!!!
    jajaja
    i millones de gracias por rekomendar mi blog!!
    jajaja
    enserio!!!
    i ahora pasemos a ste kapitulo!!!
    si! reknciliacion!!! ke hermoso stuvo!! jajaja pobre chris... se imagino otra kosa jajajaja pero ke bueno ke al fin sten juntos
    asi debe de ser! si! si! si!
    jajaja es su destino
    bueno bueno steph
    me nkantaron tus 2 kapitulos!!
    jajajaj
    sigue asi!!!
    cuidate
    bye bye!!

    ResponderEliminar
  2. hola nena!!
    wow, estuvo pero si sorprendente!!
    me encanto, como todos los demas!!
    que bueno que arreglaron las cosas....
    me parecen tan lindos!! jejejeje!!
    estuvo muy lindo el capitulo!! me gusto mcuho!
    espero que subas pronto, pues estuvo buenisimo!!
    besos<3 nos leemos.

    ResponderEliminar
  3. hay ojala que escribas la continuacion me encanto

    ResponderEliminar