viernes, 14 de mayo de 2010

Cap. 33 Soy humana

Cerre mis ojos e intente imaginar quiza esto que sucedia ahora, el andar en los brazos del amor de mi vida, llevandome a casa, tan solo era un sueño, una alucinacion.

Pero cuando comenzo a subir los escalones sali de mis tontas imaginaciones y abri los ojos.. para sorpresa mia todo aquello no tenia ni un gramo de falso el estaba alli y me miraba con ojos tierno y enamorados.

- Aqui estamos

- Pues creo que tengo que entrar.

- Que quieres que haga?

- Irias a mi habitacion?

- Con gusto

- Ire en un rato

- Esperare hasta el fin del mundo si es necesario.

Me bajo de sus brazos suavemente, y una brisa rapida despeino mi cabello cuando me di la vuelta para darle un beso a cristopher este se habia marchado.. y era incapaz de verle a lo lejos.
Rei por lo bajo.
El era asombroso.

Entre a la sala alegremente.

- Hola Hola..

- Hola steph - Saludo joshua con cara paliducha desde el sillon mientras veia dibujos animados-

Fui hasta el y le di un beso en la mejilla, estaba con quebranto.

- Como te sientes?

- Pues no muy bien.

- Ya lo noto.. Quieres que te haga algo en especial?

- La verdad gracias por tu oferta pero quiero descansar me siento muy debil

- Mmm seguro?

- Bueno.. Pensandolo bien - Puso su linda cara de niño inocente- me gustaria un te calientito con algo de limon.

- Esta bien en un ratito lo traigo.

- Gracias steph, oye porque te demoraste tanto hoy? Pense que te habia ocurrido algo.

- Ah eso.. No es nada solo fui a almorzar a casa de alex y me quede hablando con ella un rato.

- Mmm esta bien.

Me dirigi a la cocina y le hice rapidamente el te a joshua. Le exprimi medio limon y lo puse en una linda copa de vidrio y ademas le añadi un paraguas pequeñito como si fuera una bebida alcoholica.
A el le encantaban asi, y la verdad desde la mudanza ya yo no hacia este tipo de cosas por el asi que decidi hacerle recordar los viejos tiempos.

- Hey Joshii

Le decia asi cuando ambos eramos pequeños.
Su cara de sorpresa me encanto por completo.

-!¿STEPH?!

- Sii

- Todaviaa lo recuerdas eres geniaal ven aqui

Puse la copa en la mesa, y fui a darle un gran abrazo.

- Inolvidable eh?

- Si que si, tal y como me gusta.

- Aqui tienes - dije dandole la copa-

- Muchas gracias de verdad, me encanta esto.

- Lo se, amm bueno estare en mi habitacion, tengo mucha tarea.

- Esta bien.

Me dirigi a mi habitacion, ansiosa pero tratando de parecer desinteresada, seguia luchando conmigo misma tratando de convencerme de que solo era mi imaginacion todo lo que habia pasado.

Entre a mi habitacion, intentando no ilusionarme.

Encendi el interruptor de la luz y mire rapidamente toda mi habitacion.
No estaba.

- Ya lo creo estoy bien loca.
 Me dije para mi misma en voz alta.

- Ah si?

Era la hermosa voz de cristopher, pero en mi habitacion no habia nadie...

- Perfecto y ahora escuchando voces inexistentes, steph deberias tomarte todo esto con mucha calma

- De que hablas amor?

En menos de un segundo estaba Cristopher en frente de mi mirandome con ojos confundidos. !No se habia ido! !No estaba loca! !El estaba de veras aqui! Y tenia sus labios a muy pocos centimetros de los mios.

- Yo..yo...yo..yoo

-Tu? - Decia mientras pasaba su no tan calida mano por el hueco debajo de mi oreja y luego iba hacia mi cuello-

Su aliento embrigante llenaba mis pulmones y me hacia sentir desmayada como si justo ahora mis piernas se volvieran gelatina y no quisieran funcionar, cerre mis ojos.. y el tono de mi voz bajo mucho, tanto que apenas se escuchaba en sordos susurros, pero que estaba segura de que el podia escuchar mas que bien.

Respire profundamente una ultima ves cerre mis manos y las converti en puños, me concentre para estar ves no tartamudear y respondi.

- No es nada, estoy bien, solo pense que te habias marchado

- Pensaste mal querida, dijiste que aqui me querias y cumplo con mi promesa aqui estoy.

Sonrei

- Bueno eso me asegura que no estoy soñando.

- Claro que no estas soñando, ahora ven quiero que sigamos hablando podria llevarla hasta su cama señorita?

- Pues, yo puedo so..

- Ah ah ah.. se que puedes pero sigueme la corriente y solo di que si

- Esta bien, si.

Me tomo cuidadosamente en sus brazos mientras me veia fijamente al rostro y me sento con una delicadeza increible en mi cama hasta que note que estaba sentada me di cuenta de que estaba en mi cama, no habia sentido nada. Ni el trayecto tan corto de la puerta a mi cama.

- Bueno pues ya estamos aqui, de que te gustaria hablar?

- Pues quisiera que me contaras como rayos te ha sucedido esto - dijo tocando suevemente mi yeso- steph.

- No ha sido nada

Era prudente o no contarle la historia como era de verdad? Podía fácilmente contarle la versión real, que iba distraída caminando como casi siempre y tropecé con la atravesada patineta de alejandro, había sido en parte su culpa pero también era la mía, si contaba esta versión posiblemente el se molestaría y quien sabe en que problema podía meter a alejandro, era mucho mejor y totalmente creíble contarle una versión falsa, que fácil era que se creyera que yo estaba caminando tropecé con un hueco en la calle y me caí de tal manera que me fracture. O quizá que por las escaleras del colegio, si esa era aun mejor, le ahorraría problemas a alejandro, y recibiría un típico sermón del tipo de "tienes que tener cuidado y ver por donde pisas". Si definitivamente era mejor.

- Como que no ha sido nada? Crees que un hueso roto no es nada?

- Pues claro, siempre hay una primera ves para todo, no es nada importante.

- No es importante steph?

Se le escuchaba alterado, pero aun asi mantenia la calma y me miraba con ojos dulces.

- Bueno quiza un poco pero no tanto como tu piensas.

- Para mi si lo es, el hecho de te hayas aunque sea una cortadita con papel, eso es grave, y creeme que mientras pueda, tu nunca mas te haras daño.

Me sonroje un monton.

- Bueno pues eso lo se, gracias por decir eso cristopher.

- No hay de que, ahora cuentame como fue?

- Vaya, solo te pido que no me sermonees..

- No prometo nada..

- Pues, estaba en el colegio distraida como siempre, y me llamaron arriba y segui bajando los escalones pero a su vez voltee para bien quien me llamaba, y resulta que no era ni conmigo asi que puse mal un pie y sali rodando por alli por las escaleras y cuando llegue abajo estaba inconsciente eso me dicen.

- Lo dices en serio?

Aquello era mentira claro pero debia decir que si.

- Pues claro.

Enseguida estaba en sus brazos y el me acunaba con ellos como disculpandose.

- Lo siento, lo siento, lo siento, Te pido me disculpes.

- Porque? - Dije confundida mientras me embriagaba con su aroma-

- Porque no estuve alli para ayudarte, para salvarte.

- Esta bien, sabes algo? No siempre podras salvarme.

- Pero debo hacerlo, que te pase algo mas, o algo peor o minimo que esto, es horrible para mi, no puedo soportar imaginarte sufriendo simplemente no puedo.

- Lo se, y te agradezco tanto por eso, pero debes de tener en cuenta de que, soy humana cristopher, soy fragil, cometo errores y soy torpe en cualquier momento podria pasarme cualquier tonteria, soy humana, y no siempre podras salvarme de mis propias acciones.}

- Es cierto amor, y lo se, por eso tengo tanto miedo, de que te pase algo mayor, de que te enfermes, no sabes el temor que me da el solo imaginar perderte. Así que mientras pueda protegerte, mientras pueda cuidarte y alejarte de los problemas, te pido me dejes hacerlo.

- Esta bien - dije sonriendo inocentemente- Te dejare cuidarme, pero no te sobrepases no me gusta la sobreproteccion, de todos modos ya con esto- dije subiendo mi pierna- ha sido suficiente para mi, cuando me recupere y de ahora en adelante tendré mas cuidado en ver donde piso.

- Si te lo pido por favor.

Recorde ahora que hablabamos de que yo era humana, que tenia que hacer cosas de personas humanas, como darme una ducha. Mi cabello de seguro estaba horrible.

- Bueno ahora tengo que pedirte algo

- Lo que quieras

- Me esperarias un rato? Es que tengo que.. bueno..

- Una ducha?

- Como lo supiste?

- Se que la intuicion es mas bien algo femenino linda pero en esta vida - dijo haciendo con sus dedos unas comillas invisibles- la tengo bastante desarrollada y puedo saber perfectamente cuando quieres alguna cosa, y en este momento algo muy preciso me dice que quieres darte un baño.

- Es en serio?

- No tengo porque mentirte

- Eso es algo fantastico! Ya quisiera yo tener ese.. don?

- Si es algo asi, pero anda yo ire a .. comprar algo, si? Asi te doy tiempo de que hagas lo que desees.

Comprar algo? A que se referia? Quiza era alguna otra cosa que claro que no era mi asunto.

- Bueno como tu prefieras.

- Te amo steph.

La sangre fue directo a mis mejillas, que cuando se sonrojaron hicieron que las comisuras de mis labios se elavaran mostrandole una enorme sonrisa, baje la mirada, y luego la subi para ver su rostro.

- No mas que yo a ti.

- Ya discutiremos eso cuando yo vuelva.

- Esta bien.

Se acerco a mi, me dio un dulce beso en la frente y se fue por mi ventana.

Suspire profundamente. Parecia de mentiras todo esto, tan perfecto, y era mio, no podia creerlo.
Justo en ese instante con el sonido de la puerta mis ilusiones se desvanecieron, y sali a saludar a papa y a mama.

Le habian traido unas medicinas a joshua, pues al parecer estaba empeorando, su fiebre no bajaba, subia y bajaba, eso me preocupaba, mi hermanito era tan inocente, tan tierno y pequeño, a pesar de tener 13 lo seguia viendo como a mi pequeño hermanito el no merecia estar asi, simplemente no.

Le dieron las medicinas y se fue a dormir. Esperaba tanto que mejorara.
Mama habia dicho que si para mañana despues de las 5 seguia con los mismo sintomas habria que llevarle a algun hospital.

Eran al rededor de las 8, luego de que pase un buen rato charlando con ellos, asi que les di las buenas noches y fui hasta el baño para mi ducha.

Tome una ducha caliente, e intente no pensar en que quiza el estaba en mi habitacion esperandome, y cansandose de esperar, me tome todo mi tiempo.
El agua estaba deliciosa, ni tan caliente ni tan fria, perfecta.
Unos 15 minutos mas tarde termine de bañarme y pase a desenredar mi cabello, con cuidado, con lentitud.

Ahora si, fui hasta mi habitación, encendí la luz y me di cuenta de que no estaba, perfecto, había hecho bien en tardarme, así quizá la espera no había sido tan torturadora para mi.

Fui hasta la cocina, tome un vaso y lo llene con te de limon.
Papa estaba allí.

- No quieres algo mas linda?

- No papa, solo vine por algo de beber.

- Oh ya veo, te disgustaría mucho sentarte a hablar con tu viejo padre por unos minutos?

- No estas viejo papa, y claro que no me disgustaría - Ademas me dará tiempo de que llegue mi novio vampiro y no tener que sufrir pensando que se fue de nuevo, pensé para mis adentros, fabulosa oportunidad-

- Ah ya decia yo que estaba viejo, mis hijos estan creciendo y ya no me prestan atencion.

- Papa, como dices eso? Claro que no es asi!

- Desde que tienes novio te has convertido en toda una señorita independiente que no necesita de su Papi

Cuando era pequeña siempre le decia Papi.

- Te pasas papa, no es asi, solo que, no lo se he estado mas metida en mis asuntos y tu en tu trabajo, pero no quiere decir que este olvidando y dejando de querer a mi papi, y mucho menos pensando que es un viejo eh?

- Que linda que eres, steph eres una hija maravillosa.

- Gracias por decirlo te quiero.

- Y yo a ti, ahora que haras el sabado, no me digas que ya tienes planes.

- Pues la verdad no, no los tengo quieres hacer algo en especial?

- Bueno hija, tenia pensado que como hace tiempo no lo hacemos, podríamos  ir a la feria de libros que hay en nuestra antigua cuidad, y no se yo iría solo pero te gustaría acompañarme?

Era cierto, hacia tanto que no hacíamos aquello! Nos divertíamos un montón viendo los libros buenos y los absurdos de los nuevos escritores.

- Me encantaría, pero ahora si te dejare - dije fingiendo un bostezo- porque mañana hay clases y tengo sueño.

- Muy bien, espero que descanses, duerme bien cariño.

Me dio un beso tierno en la frente y se fue hacia su habitación.

Tenia tiempo que no charlaba con papa y mama. La depresión, el yeso, la monotonía me habían hecho alejar de ellos un poco.

Tome lentamente mi te de limón, disfrutando cada sorbo. Y cuando termine, fui hasta mi habitacion..

Al abrir la puerta, sentí un aroma delicioso. En realidad varios, uno de ellos era el peculiar aroma tan embriagante de Cristopher, el otro, era como a flores... Otro era como .. Chocolate?

Que rayos?
Por una extraña, y vaya que era extraña esa razón, comencé a hiperventilar, mi corazón se volvió loco! Y mis manos comenzaron a temblar.

Encendi la luz. Y lo que vi me dejo tan sorprendida que no sabia ni como reaccionar..
Ni mis pensamientos podia entender era un mar de locas palabras que gritaban, no podia creer que el hubiese hecho esto.
Tan solo logre decir

- ¡Cristopher!

...

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Tarde pero seguro aqui esta el 33... 


Lo siento de verdad por la tardanza.. Espero que les guste :D 


Comenten!



2 comentarios:

  1. nos dejas kn la intriga!!
    ke es eso steph!!
    jaja
    ntc
    ya kiero saber ke pasa
    publika kuando puedas el siguiente kapitulo !!
    jajaja
    chris me parece kada vez mas lindo!!
    si si si!!
    el novio perfecto
    jajaja
    cuidate mucho
    te kiero
    bye!

    ResponderEliminar
  2. Aaaay Diossssssssssss!!!!!!!!!!
    Flores...Chocolate...CHRISTOPHER!!!! =O
    No le abra llevado regaliitos vdd?? ^^
    Aaaay k liindo es ♥
    Pro me dejas intriigada T-T
    jope!! T-T
    Aaaay me uusto muxo el capii!! =D
    Sigue asii Steph! =D ;)
    Sube prontiito pliss!! Kiiero leer +! =D
    ^^
    Chaao! ♥
    Besos ^^

    ResponderEliminar