domingo, 16 de mayo de 2010

Cap. 34 Pesadilla

Solo fui capaz de decir

-¡Cristopher!

Estaba en medio de mi habitación sentado, en medio de un corazón.. hecho con ROSAS!
Era tan hermoso.. No eran simples pétalos de rosas, eran rosas rosadas, completivas, hermosas, que formadas hacían un lindo corazón, adentro de este habían unas lindas velas que desprendían aquel extraño aroma floral, y Luego al pie del corazón habían letras de chocolate que decían:

U N A  V E Z  M A S  P E R D O N A M E

Al verlo se me aguaron los ojos, y sentía las lagrimas tan cerca, nadie jamas había hecho algo tan bonito por mi. Jamas. Y nadie conseguiría superar esto que acaba de hacer el.

Se acerco a mi con lentitud y tomo mi mano.

- Ya se que ya me perdonaste pero... Me perdonas?

- Oh cristopher, esto es tan hermoso!

- Tu mereces esto, y muchísimo mas.

- No hay nada que deba perdonarte - decía entre lagrimas- al contrario tengo tanto por que agradecerte.

- No llores linda, te lo pido, porque lo haces?

- Pues, porque nadie jamas había hecho algo tan lindo por mi.

- Ven aquí.

Seco mis lagrimas y Me recosté en el hueco de su hombro y lo abrace contra mi con todas mis fuerzas aunque lo mas seguro era que el no sintiera esto.

Me puse de puntitas y roce mis labios con los suyos por un segundo. Y luego volví a abrazarlo. Como quería que ese momento durara allí por siempre.

Levanto mi rostro por la quijada, y sin quererlo bostece.

- Oh, oh señorita creo que es su hora de dormir.

- No quiero

- Ah no?

- No

- Pero porque? acaso no tienes sueño ya?

Si tenia sueño, pero eso no era tan importante como observarle.

- Pues si pero prefiero observarte.

- Mmm no señorita, mañana tiene colegio y debe recuperar energias para tener un cerebro bien inteligente para sacar buenas notas.

- Claro papa.

- Por una ves dejame hacer algo bueno por ti

- Es que ni me dejaras disfrutar de mi sorpresa? Ademas que pasaria si mama o papa o joshua entran y ven todo esto?

- Tienes razon, pero es hora de que duermas.

- Vamos cristopher!

- Steph te lo pido.

Como negarme a esa mirada? aveces pensaba que el tenia uno de sus dones hipnotizantes pues con solo mirarme profunda y fijamente me convencia de hacer lo que el quisiera.

- Bueno, esta bien. Pero que pasara con mi sorpresa?

- La recogere y mañana de nuevo la tendras te parece?

- Bueno vale, espera.

Se iria?

- Que pasa?

- Te iras?

- Es tu hora de dormir , y no creo que quieras que me quede.

- Pues pasa que es exactamente eso lo que quiero

- Que me quede?

-Si

- Pero no te molesta?

- Hay alguna razon para que me moleste?

- No lo se, tu dime

- La verdad no

- Entonces que quieres que haga

- Quedate aqui, duerme conmigo

- Pero yo no duermo.

Cierto, la mayoria del tiempo no le veia como Cristopher el vampiro chupa sangre aterrador, sino como Cristopher el muchacho normal que tanto me gustaba y que tanto queria asi que cuando me recordaba que el no estaba precisamente vivo me sorprendia y luego recordaba. "Claro steph el es vampiro"

La verdad era que, no hablabamos mucho de ese tema, el no me contaba nada al respecto y yo tampoco preguntaba. Aunque cuando empezaramos a salir de nuevo estaba segura de comenzaria la formulacion de preguntas extrañas por mi mente.

-Ah lo siento, no.. No recordaba.

- Esta bien, entonces me quedo?

- Si

- Bueno

- Lo se steph ahora acuestate.

Me acoste en mi cama, y el apago la luz, me cubrio con mi edredon y comenzo a acariciar mi cabello, poco a poco mis parpados se iban cerrando solos.
Medio dormida, pero con algo de energia logre decir

- No quiero dormirme

- Pero si ya no falta nada para que lo hagas

- Es que no quiero despertar y no encontrarte a mi lado como la ultima ves.

Me abrazo con dulzura su piel comenzaba a ponerse algo fria.

- No digas eso, escuchame bien, prometo estar aqui en la mañana cuando despiertes. Prometo verte despertar, y prometo darte un beso de Buenos Dias.

- No me falles.

- Nunca mas lo prometo

- Gracias.

Me dio un beso en la oreja, y siguió acariciando una parte de mi mejilla y mi cabello.
Y pocos minutos mas tarde, me vi en esa negrura deliciosa que tanto me encantaba, esta negrura era aun mas exquisita por el aroma que impregnaba aquel inmenso espacio negro, y una voz lejana, lejana pero que estaba allí presente, sin duda.

- Te amo

Era su voz.. Corrí por mi inmensa negrura, y mis piernas casi podían volar, corría a una velocidad tan grande y nada podía detenerme apenas sentía una superficie solida simplemente corría y corría sin parar sin sentir uno solo de mis músculos tensos o cansados.

Era como un gran túnel infinito, donde allá a lo lejos, al final, pude ver un punto de luz.

Estoy tan cerca, corre mas steph estas por lograrlo. Cada vez el punto de luz se iba haciendo mas grande y cuando llegue al final suspire.

Era un parque, se veía como esos parques, esas plazas antiguas llenas de flores amarillas en pleno otoño regadas, olia a flores frescas, a sol, a frescura, a felicidad.

No habia nadie mas alli, creo que no habia ningun problema en hacer el ridiculo, y si alguien me veia pues este era mi sueño no importaba.

Alce los brazos y comence a dar vueltas riendo. Era tonto, incluso ridiculo pero no habia cosa que me diera mas gusto en ese momento, era un momento perfecto, me fije y no habia yeso, era libre y con mas razon estaba feliz de dar vueltas sin parar. No me mareaba para nada, excelente.

- Como me encanta que seas feliz te amo tanto.

Esa linda voz que estaba lejana e invisible pero que seguia presente sin duda alguna.

- Lo se, soy tan feliz, ahora nada podria ser mejor.

- Un miedo oculto, e inexistente aun en tu mente persistira y a partir de esta noche o quiza algun dia pero guardaras temor.

- Que dices? - Decia sin dejar de dar vueltas con una linda falda ancha que llevaba que al dar vueltas volaba creando una forma realmente hermosa parecia una margarita, sentia mi cabello muy largo aunque en realidad era corto- No tengo miedo a nada ahora, ahora soy feliz.

- Todo a su tiempo preciosura, solo ten cuidado.

No le di ninguna importacia a esa tonteria.

- Claro como digas - dije riendo-

La voz presente se callo. Pero sentia su presencia alli, pare de dar vueltas y decidi dar una vuelta y ver mejor el hermoso lugar, comence a caminar y algunos arboles aun frondosos otros afectados por el otoño, una familia de ardillas que recolectaba nueces, y algunos pajarillos celebrando con melodias relajantes.

-Apresurate, detenlo.

La voz sonaba nerviosa, no sabia porque razon todo estaba bien.

- Que cosa

- No dejes que le haga daño

- Pero que dices no entiendo?

- Corre steph CORRE

- Hacia donde debo ir?

Comenzaba a alterarme la voz parecía asustada como si yo debiera de detener algo, rápido, algo malo, y también su voz era como una orden algo que debía de hacer por mi propio bien y a la vez por obligación.

- Corre solo corre.

Comencé a correr en ninguna dirección en realidad, simplemente obedeciendo el mandato de la voz hermosa.  Me detuve un momento pero no por estar cansada por que me sentía con mas energía que nunca, sino porque en el cielo habían cambios sombríos, donde estaba ese sol inmenso, brillante y hermoso, ahora había una luna gris y sombría, no era una luna hermosa, era una sombría. Las nubes casi transparentes que cubrían el dulce azul del cielo se volvieron grises casi negras poniendo todo oscuro y con un ambiente realmente tenso.

- Que esta pasando?

La voz siguió callada, y yo seguí corriendo hasta que vi lo que la voz quería que viera a lo lejos en el parque que ahora no era hermoso sino fantasmal cerca de un callejón sin salida había un chico, y una chica, me acerque con cuidado pues parecía que las cosas no iban muy bien que se diga entre ellos.

Estaban hablando, no estaba tan cerca pero tampoco tan lejos, aun asi extrañamente podia escuchar a la perfección su conversación y yo parecía ser invisible ante ellos. Asi que me acerque mas, pero siguieron sin notar mi presencia.

- Esto no me esta gustando..

- No tiene porque gustarte pero lo haré lo mas agradable posible.

- Aléjate, comienzas a asustarme.

- No temas, seré rápido

- Creo que me iré.

La chica era borrosa no podía verle bien su rostro, quizá era yo, o ella, o el paisaje macabro, no lo sabia pero de ver mejor estaba segura de que ella se parecería mucho a mi.Al chico si no podía distinguirle para nada.
Al parecer ella quería irse, pues el le haría algo malo, pero el no la dejaba.
Quizá debería intervenir. La chica comenzo a marcharse pero el fue mas rapido y la puso contra la pared y creo una pequeña jaula con sus dos largos brazos.

- A donde crees que vas?

- Comienzas a ponerme nerviosa dejame marcharme, te lo pido.

- No lo haras, solo dejame probar.

- No

- Porque? Apuesto a que sabes muy bien, el me lo ha dicho.

- Tu no sabes nada, dejame o gritare.

Corri y me puse al lado del chico y comence a gritarle

- ¡DEJALA! ACASO NO VES QUE QUIERE IRSE?

Mis gritos sonaron demandantes y fuertes, pero ninguno de los dos parecia escuchar. Que rayos era esto?
Toque su brazo pero cuando quise agarrarle fuertemente note que mis manos traspasaban su cuerpo como fuese aire, o arena, o incluso agua, era algo inexplicable, no era solido como debia de ser un brazo normal, yo lo traspasaba y eso me habia espantado.

- Grita todo lo que quieras no hay nadie por aqui.

La miro fijamente y ella parecia no poder apartar la mirada de el, dejo de protestar y siguio mirandole.

- Tu quieres darme de tu sangre

- ¡¿Sangre?! -Pense para mis adentros- Para que rayos el queria de su sangre.

Lo pense un momento y luego todo encajo, el era un vampiro, el era el cazador y ella su presa, y estaba a punto de devorarla, la voz me habia advertido yo debia actuar.

Tome a la chica por los brazos aunque sintiera el frio concreto pues mis manos traspasaban su piel..

- Debes reaccionar, usa toda tu fuerza, huye el te matara, debes irte, apresúrate!

Le dije un montón de cosas para que reaccionara y escapara de los brazos de su cruel depredador. Pero ella seguía viéndole fijamente como si su miedo hubiera desaparecido.

- Puedes tomarla.

- Seguro? No gritaras?

- Me has dicho que nadie me escuchara de nada vale

Parecía un zombi, la estaba hipnotizando. Y yo no podía hacer nada, en ese momento debía actuar pero no podía hacer mas quedarme viendo esperando su reacción y su huida, pero simplemente no ocurría.

- Excelente, prometes disfrutarlo y quedarte quieta, en unos días me lo agradecerás pequeña.

- Lo prometo, confió en ti.

- Pero que dices? Estaba alterada, quería hacer algo pero no podía, quería ayudarla pero era incapaz de hacerlo, ni podía saber de ese lugar sin saber que pasaría con esa chica, quería ir a buscar ayuda pero el lugar estaba oscuro y solitario, no se escuchaba mas que mis gritos y la conversación de el vampiro y la chica que hacia eco hasta un lugar seguramente lejano.

Mire como el chico sonreía y dejaba ver unos grandes colmillos puntiagudos, sus ojos estaban negros como el carbón, seguramente su piel estaba helada, paso la nariz por el cuello de la chica aspirando su aroma, y suspiro satisfecho con el banquete que se daría...

- QUE  DEBO HACER PARA DETENER ESTO? DÍMELO!

Le gritaba a la voz callada que se encontraba en algún lugar. Pero no respondió. Las lagrimas comenzaron a correr por mi rostro y la desesperación de apodero de mi.

- YA BASTA DÉJALA EN PAZ, déjala, déjala, déjala - Lograba decir en susurro sordos pues las lagrimas no me dejaban hablar bien.

Vi que sus dientes se enterraron aterradora pero delicadamente en la yugular de la chica con una precisión exacta, y lo vi degustando su sangre. Ella salio de su trance un poco pues sentia el dolor pero seguia mirando al frente fijamente, aunque ahora estaba sollozando de dolor.

- Me haces daño - decía-

El se detuvo para responderle y vi correr de dos agujeros no muy grandes de su cuello un liquido al parecer denso de color rojo escarlata que iba bajando por su cuello.

- No falta mucho lo prometo.

Volvió a su cuello la chica se aferraba a la camisa del vampiro gimiendo de dolor.

-NOOOOO - grite llorando aun mas fuerte- Pero nadie me escuchaba.
Corrí a lo lejos lo mas rápido que pude por si veía a alguien que pudiese ayudarme, pero estaba tan solitario todo.

Volví para ver que pasaba, y el ya había terminado de degustar su sangre, y ahora depositaba su cuerpo con delicadeza en el piso. La mirada perdida de la chica se cerro, parecía muerta, pues estaba inmóvil y realmente          
pálida, pero suspire de alivio al ver que aun respiraba por el movimiento irregular pero constante de su pecho.

Me acerque a ella y vi que su mirada era igual a la mía, yo tenia un lunar muy peculiar en la mejilla izquierda y la chica también lo tenia, esto me estaba confundiendo mucho , escuche su corazón, latía, erraticamente, pero latía.

El chico rio, y se marcho. Y le mire con la mayor rabia posible, como podía existir un ser tan espantoso que hiciera esto, no podía entenderlo, comprendía su necesidad de alimentación y sus grandes tentaciones pero eso no significaba que tenia que quitarle la vida a una chica humana, a una chica inocente.

De pronto fue como si pudiese tocar a la chica, y no traspasar su piel como el agua o la arena, quizá ahora si podía ayudarla de alguna manera.
Pude sentir el frió y la rigidez de su piel. Temía que muriera en mis brazos.

- Quédate tranquila, por favor no mueras yo encontrare la manera de ayudarte.

Ella intento alzar una mano ahora que sentir mi presencia pero se encontraba tan debil que no funciono su intento y solo pude ser capaz de mover unos cuantos dedos suavemente. Luego de eso su cuerpo comenzo a desaparecer, a perderse de nuevo como la arena en el aire, y no quedo rastro de ella ni de su sangre que antes se encontraba derramada en un pequeño charco a mis pies.

Comence a llorar de nuevo, preocupada, asustada por todo lo que acababa de ver, ¿Como era posible que existiera tan crueldad en el mundo? El chico regreso y esta vez pudo verme, se planto ante mi y sus ojos ahora azules como el antiguo cielo que reinaba en el hermoso parque ya inexistente me dedicaron una mirada macabra, sus colmillos se asomaron por sus comisuras enseñando una sombria sonrisa que hizo que se me pusieran los pelos de punta.

- Ves? Comienzas a sentirlo por tu sistema? Te dije que todo esto te encantaria, me lo agradeceras, lo se.

Algo estaba mal conmigo, comenzaba a sentir cosas extrañas que realmente comenzaban a aterrarme. Senti un ardor en mi garganta como si llevara dias sin beber agua y la necesitara en grandes cantidades ahora mismo, ya.
Pero no era agua la imagen que tanto anhelaba y que estaba ante mi mente. No. Era algo que al verlo en mis pensamientos me hizo desear golpearme.
Era Sangre, Sangre roja, color escarlata, densa, suave, deliciosa, y caliente, bajando por mi gargante complaciendo mi necesidad.

Gemí ante mi pensamiento por el terror, y luego sin pensarlo me agazape de una manera en la que jamas había estado, me sentía un depredador.

- No te asustes pequeña, mírate!, estas hecha toda una hermosura.

Mire mis manos y me aterre al ver el color blanquecino como la cal donde antes habían lindos brazos bronceados y no blancamente aterradores. El chico aun con el rostro borroso me enseño un espejo y vi lo que me hizo enfadar aun mas.
Esa chica en el reflejo del pequeño espejo de mano me miraba con ira, era hermosa, muy hermosa, sus facciones eran perfectas y delicadas, sus labios estaban llenos y rojizos, sus mejillas a pesar del color blanquecino mantenían un poco de rubor y esa forma tan peculiar añadiéndole el lunar que me hacia ver y termina de afirmar que era mi reflejo el que veía.

- No, no, no, no y yo.

Escuche mi propia voz y me sobresalte lo que hizo que mi espalda se arqueara dejándome completamente erguida en menos de un minuto. Esta era suave y delicada, perfecta, hermosa.

- Que acaso no te gusta? Eres un verdadero caramelo, una pareja increíble todos me envidiaran.

- Que me has hecho?

Mire de nuevo y tenia mis ojos de un color negro intenso, no eran mis lindos ojos castaños, eran negros, aterradores, no eran míos, no podía ser yo.

- Que te he hecho? Así me lo agradeces? Con temor?

Me agazape una ves mas intentando defenderme

- Ahora ven hazlo, lanzame tu mejor golpe y demuéstrame que he hecho un buen trabajo.

- No - dije furiosa no sabia que había hecho conmigo, no sabia si esto era real, y no sabia que pasaría, solo sabia que algo en mi pecho me decía que debía de acabar con el.

De mi pecho y hacia mis labios surgió un horrible y amenazante rugido que le hizo estremecerse.

- Oh vaya, pero si la chica esta molesta.

- No me hagas enfadar

- Enséñame lo que tienes.

Y justo cuando me iba a abalanzar hacia su cuello con unos colmillos grandes y sedientos que surgieron de mi boca. Con un grito.
Desperté.

Abrí los ojos de golpe y me senté en mi cama, respirando rápidamente y con el corazón tan acelerado que jure que en cualquier momento podría salirse de mi pecho.

Sentí una mano en mi espalda, y una figura estaba frente a mi levantando mi mirada por la quijada.
Era Cristopher, que por suerte seguía a mi lado y tenia una mirada tan preocupada que por un momento casi creí que lloraba.

- Steph, al fin, estas bien?

- Cristopher- dije con voz queda y muy aterrada- Cristopher, ha sido horrible.

- Que ha pasado linda? Hace un rato dormías profundamente y luego comenzaste a ponerte inquieta, luego comenzaste a parecer asustada, lloraste, y parecías estar de veras muy mal, intente despertarte pero no lo logre por nada del mundo.

- He tendido una pesadilla espantosa, no me dejes, por favor, abrázame, tengo tanto miedo.

- Cuéntame, que has soñado?

Trate de recordarlo y me causo escalofríos y pavor, ver de nuevo en mi mente la mirada perdida de la chica y su cuerpo desvaneciéndose bajo mis brazos. No iba a contarle, no iba a preocuparle, ya había pasado, yo estaba normal, estaba bien y no había necesidad de causar una preocupación por nada.

- Pues la verdad, ya no lo recuerdo, solo se que estaba asustada, pero ya paso.

El me abrazo, y me dio un beso en la frente.

- Bueno como digas amor, ahora descansa, podrías dormir unas horas mas.

- Si creo que lo necesito, solo no te vayas si?

- Aquí estaré.

- Gracias.

- Por ti lo que sea.

Siguió haciendo lo mismo de antes, acariciándome.
Así que al principio, por no poder sacar aquel sueño horrible de mi mente, me costo un poco lograr dormir, pero en unos minutos me sumí en la inconsciencia y me perdí en una negrura sin luz y sin sueños. Simplemente descansando.
Mañana sera un nuevo y lindo día - pensaba para mi misma- No te preocupes todo estará bien.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Chiicas.. Wow este si que me gusto! Desde ya trabajo para el 35! Que les parecio?


Les gusto?


Se imaginan soñar algo asii? que miediito! 


haha..


Espero que les haya gustado.. Y pues tarde pero aqui esta el cap!
haha :D 


Comenteen!


Las quiero.
Steph. 


This is so wrong i cant go on.. Do you believe  that should be me
That should be me - Justin Bieber 

6 comentarios:

  1. ola ola steph!!!
    jajaja
    me nkanto el principio de lkapitulo!!
    dios!! stuvo tan romantiko i perfecto!!
    christopher!!!!!! es un amor!!!
    jajajajaj
    todo lindo i dulce!!!
    jaja si si si!!
    ajajaja
    pero el sueño... me gusto lo del parke... pero lo del vampiro no tanto... daba algo de miedo... si llego a soñar kn eso... ke horror hjajaja no vuelvo a dormir!! soi miedo miedosa :p jajajaja
    pero aun asi me nkanro el kapitulo!!!
    ya kiero el 35!!
    per soi paciente ;)
    publikalo apenas puedas plzz!!
    no nos dejes kn la intriga por tanto tiempo, eh?
    jajajaja
    bueno bueno
    cuiidate!!!
    bye bye!!!

    ResponderEliminar
  2. hola!!!
    me encanto!!
    estuvo tan lindo!! tan tierno!!
    como si todo fuera gebial... muy romantico y bonito!!
    a mi me encanto!!
    despues se puso muy interesante con todo eso que les pusiste!!
    a mi me gusto!!
    me muero por leer mas!!
    espero que subas pronto, que este me encanto!!
    besos<3
    p.d.pasate por mi blog:)

    ResponderEliminar
  3. Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaw!! *-*
    NORMAL K TE GUSTARA EL CAPI!!!
    ESTUBO MARAVILLOSO! FANTASTIICO!!
    Una prueba mas d tu talento para escribir!! ♥
    X diosss! K miiiedo!! T-T Me dio miedo solo cn leerlo me imagino soñarlo T-T
    Al princiipioo todo era tan maraviilloso ♥ Pero luego... :| K miiiedo!!!
    Poobre xicaa!
    Pobre Steph x soñarlo!!
    Ese vampiroo...T-T Me da miedo! Y me cae mal!! xD
    Aaaaaaay! Pro Christopher...♥ K liindo! K weeeno es!! ^^ Es tan atento! Tan tierno!! *-* Es perfecto!! ^^
    Y weeno..A ver si suber pronto el 35 ^^ K waaai! Si es cmo este tonces...*-* Me encantaaa!!!
    Chaaao !! ♥
    Besos! (K)

    ResponderEliminar
  4. ES un buen capitulo me encanta tu historia es hermosa e inspiradora de verdad te admiro algun dia seras una gran escritora y dios por fin un buen libro venezolano saldra

    ResponderEliminar
  5. Una pregunta como hiciste para agrarle musica a tu blogs no sabia que fuera posible hasta que empece a leerlo

    ResponderEliminar
  6. Gracias por pasarte por mi blog ya publique el cap 3 espero que te guste. por favor cada ves me dejas con ganas de leer mas tu historia no tardes en publicar por favor.dios que fea pesadilla tuvo esteph
    http://withoutwakingdreams.blogspot.com/

    ResponderEliminar