miércoles, 30 de junio de 2010

Especial (:

Hola :D

Pues esta entrada la voy a dedicar a mis amigos.  No tiene nada que ver con la historia, simplemente quiero hacer algo lindo ya que realmente en mi cabeza esto de la amistad ha estado rondando sin parar.

Entonces comienzo.

Han pensado ustedes, que seria de nuestras vidas si no tuviéramos al menos un amigo con quien pasar el tiempo? Al menos un amigo con quien reír. Con Quien simplemente. Estar.

Yo no imagino eso en mi vida, pues tener amistades es parte de mi personalidad es parte de lo que soy.

Mis verdaderos amigos, los que siempre están allí incondicionalmente pase lo que pase, los que siempre me harán reír, para darme consejos, para hacerme enojar y luego hacerme pensar en una manera de como recuperar su amistad, con los que se pasan los buenos momentos y también los malos. Esos son pocos, podría contarlos con los dedos de mis manos, pero la verdad es que no importa la cantidad, podría ser tan solo una persona. Eso realmente no es lo que importa. Lo que quiero es agradecerles por todo.

Desde muy pequeña he estado consciente de que mis amistades duran 3 años. Y eso es todo.

Es como eso que dicen de que la vida es un enorme tren donde siempre subirán personas que te llenaran de alegría y un montón de cosas mas, pero que luego bajaran dejándote solo recuerdos y experiencias.

Pues si, tres años, eso es lo que hasta hace unos años habían durado mis amistades, siempre luego de esos tres años o quizá dos o uno. Mis mejores amigos me tenían las triste noticia de un cambio de colegio, o una mudanza lejana. Y como eramos pequeños pues el contacto no se mantenía. De modo que simplemente era una amistad olvidada y perdida.

Hace cuatro años, fue a mi a quien le toco decir adiós, me mude, a otra cuidad y deje atrás esas amistades a las que tanto quería. Por supuesto, el contacto se perdió.

En el colegio donde entre,  no dejo de pensar que fue lo mejor que pudo pasarme en la vida,pues aunque en el sexto grado se me hizo un tanto difícil hacer amigos y socializar con todos, todo fue pasando poco a poco y ahora ese es un tiempo que nunca jamas olvidare.

Por suerte tengo la dicha de ser una persona muy sociable aunque tímida, y poco a poco llegue a conocer a las personas y pasar buenos ratos con ellas.
Aun en mi mente sabia que en un año, o dos, o tres, eso terminaría.
Pero no me importo, allí cree amistades realmente fuertes y sabia que esta ves a pesar de que pasara lo que pasara serian duraderas.

Y pues si en efecto, luego de tres años, me encontraba con amistades realmente valiosas, algunas simplemente amistades, pero habían tres en especifico que me demostraban ser mejores y verdaderas amistades.

Esas tres chicas, que rayos,  hasta el sol de cada mañana sigo queriendo tanto y que se que jamas olvidare.

Brizbeth, Génesis y Rebeca.

Con ellas, podía pasar el tiempo sin hacer nada, podíamos estar simplemente mirando en cualquier dirección, hablando de cualquier tontería, riendo de cualquier cosa boba. Pero siempre cada momento era especial.

Ellas fueron, son y serán, mas que tres amigas, tres hermanas.

Y me siento tan orgullosa de poder decir "Ella es una de mis mejores amigas".

Pues es un privilegio el conocerlas, saber cuando están bien y cuando mal.  Y saber ayudarlas, o al menos saber intentar como ayudarlas cuando algo no anda bien. Pasamos buenos y malos momentos, compartimos risas, llantos, y varias peleas, pero todo se soluciono.

Sin embargo, Tres años luego de mi ingreso a ese colegio, me toco decir adiós una ves mas.

Yo lo sabia, era de esa manera como siempre me había sucedido, tres años nada mas.

Aunque no sabia  si era notable mi disgusto por tener que dejar ese lugar, en el fondo me deprimía eso, ellas eran mis tres mejores amigas y no quería para nada que me pasara  como con las amistades que había tenido en preescolar, en primer y cuarto grado.

También me sentía mal porque habían tantas otras personas que se habían hecho especiales para mi, y que aunque no hubiesen sido las mejores amistades tampoco iba a olvidar, ellos eran parte del tren, habían subido y ahora bajaban.

Hice una promesa, tanto con ellas como conmigo misma, a pesar de la distancia, cerca o lejos, donde fuese que me encontrara, yo no iba a perder su amistad, no la iba a dejar pasar porque simplemente era muy bueno como para perderlo.

(Chicas si leen esto, se que soy cursi, y esto sera así como que "romántico"? Jaja pero saben que las quiero y pues a pesar de que es demasiado cursi, soy así y todo es verdad, lo saben)

Y pues hoy, ya ha pasado un año desde que dije adiós, ya ha pasado casi un año desde que no las veo.

Pero ¿Saben algo?

Mi promesa sigue siendo cumplida, hoy cuando ya casi se cumple un año todavía somos excelentes amigas.

Es verdad que no las veo casi nunca. Pero sigo hablando con ellas casi a diario.

Es sorprendente cuando una amistad realmente es verdadera y no se pierde así de simple.
Algunos de los que hacían llamarse mis amigos, no volvieron a  aparecer mas. Su amistad se disolvió, bajaron del tren y listo.

Así que gracias, a ellas por brindarme su amistad incondicionalmente a pesar de la distancia , y a todos los que han subido y bajado de mi tren a lo largo de mi vida.

Eso me demuestra, que si alguna ves pensé lo contrario, si, hay mejores amistades, verdaderas a prueba de todo.

Ahora estoy en otro colegio, y tan solo faltan dos años para mi graduación, sin contar que ya pase un año entero por aquí... Lo ven? Tres años mas de nuevo..

Y ya va la primera amistad, luego de año a la que le digo adiós, Josma, es una excelente amiga, y le agradezco por estar conmigo y ser una amiga mas en todos esos momentos, en los que yo mas deseaba estar con mis tres mejores amigas, justo cuando ella hizo el papel de una de ellas y estuvo junto a mi apoyándome.

Así que para finalizar gracias a todas esas amistades... A las que vinieron.. a las que faltan por venir y a las que nunca acabaran.  A esas que a pesar de que duren uno, dos o tres años, Marcaran la diferencia y nunca me harán olvidar.

Steph

PD: Dedicado a mis mejores amigas. (: <3

martes, 29 de junio de 2010

Cap 40. Vampiros

Me fui alejando poco a poco.

Ese chico Vicenzo me agradaba.

Recordé lo que me dijo y trate de contar.. 50 pasos.. eso era todo y estaría de vuelta.
A medida que iba caminando, y que esa seguridad y bienestar que había sentido con Vicenzo iba desapareciendo comenzaba a preocuparme.

Había tenido tan cerca a un vampiro. ¡Un Vampiro!

Mi primer día por aquí, y ya un encuentro con un vampiro.

Sin duda, esto tenia que saberlo Cristopher.

A los treinta pasos, comencé a ver de nuevo las cabañas, suspire, que tonta! Como me había perdido de esa manera, era tan sencillo.

La desviación que daba hacia el lago, las flechas con las indicaciones, todo estaba allí, no comprendía en que momento todo esto simplemente no pasaba por mis ojos y parecía ser inexistente.

Suspire, y reí para mi misma.

Seguí caminando y comencé a ver los números de las cabañas faltaba poco para llegar a la mía.

Esta era una semana para distraerme, para salir de la rutina, para conocer gente nueva, una experiencia distinta, y ningún estúpido vampiro, o lo que fuese que me había fastidiado lo iba a arruinar, pensé severamente en mi mente el hecho de comentarle lo sucedido a Cristopher, pero no quería alarmarlo, ademas era el primer día, el estaba en España, y no quería para nada interrumpirle en su caza.

Yo no dependía de su protección, aunque aveces lo pensara así, yo era fuerte, independiente hasta cierto punto, y nada iba a arruinar estos días, estaba tan segura de que todo iba a salir bien, y en caso de que llegase a pesar algo, también iba a poder con eso. Sabia que era así.

Al fin la cabaña.

Entre y me lance en mi cama.

Las chicas andaban en el lago, y la verdad, luego de lo que había pasado no me apetecía mucho quedarme sola.
Fui hasta el armario, saque mi traje de baño. Me lo puse decidida a pasar un buen rato en el lago.

No sabia nadar del todo bien, pero si sabia como defenderme en las aguas. Había tomado clases de pequeña, no habían durado mucho mis clases, pero de algo habían servido, sabia nadar bien, ese era el punto.

Mire mi celular antes de salir.

No habían mensajes, ni llamadas. Todo estaba bien.

Salí de la cabaña, y me dirigí sin ver a los lados, únicamente a el lago.
Tome la desviación, según lo que decían las flechas y comencé a escuchar risas, y chapoteos y el sonido de un pito insistente.

Vi una baranda donde al parecer se guindaban los paños. Tome el mio, tome una etiqueta a la cual le puse mi nombre y luego la pegue en el paño y lo colgué en la baranda.

Una mujer de unos 40 y tantos años se me acerco con mirada severa pero a la ves divertida.

- Hola, te nos unes?

- Pues creo que si, mis compañeras de habitación están por allí.

- Oh ya veo, de que cabaña vienes? Hay casilleros para guardar las pertenencias querida, esta baranda es para las otras personas.

Excelente, era mas seguro de esa manera.

- Me parece genial, yo, Ehm, me estoy quedando en la 249.

- Si, en efecto, tus compañeras están acá, son un poco alborotadas, espero que tu no seas así eh? -dijo riendo- Listo, ya te anote puedes ir tranquila yo me encargo de guardar tus cosas.

- Gracias.

Mire hacia el lago, y no era precisamente pequeño. Busque rápidamente con la mirada a las chicas y no las vi.
Era un lago enorme, podrían estar en cualquier lugar, ademas por aquí habían muchos chicos, en el agua habían mas chicos que chicas, pues estas en sus trajes de baño tomaban el sol.

El lago tenia un color verdoso, pero aun así al asomarme vi era profundo, y muy claro, pues podía ver la profundidad sin problema, supuse que el color verdoso se debía a la vegetación, con tanta  por los alrededores no podía resultar extraño.

Recogí mi cabello en una cola. Aunque era tonto porque de todas maneras me iba a sumergir, pero seria un tanto mas cómodo.
Me senté en la madera mojada antes de lanzarme. Metí las piernas al agua y estaba fría, mas de lo que había pensado.

Bueno Steph, Si ellas no están no importa, ni que necesitaras su compañía para pasarla tan bien, de igual forma, lo único que quería era no estar sola -Me dije a mi misma en mis pensamientos- , así que, ya no estoy sola, estoy rodeada de personas, eso es suficiente. Ahora, A nadar.

La ultima ves que había nadado, era desde la excursión, en aquel hermoso lago, cuando habíamos ido todos los chicos del colegio. Lo cual me hacia pensar.

Hacia tiempo que no me comunicaba con ellos, ¿que seria de sus vidas? Faltaban escasas 2 semanas, para verlos de nuevo, pero ellos habían sido tan buenos conmigo todo el año, y yo les olvidado.

Que mala amiga que era.

Deje de pensar y me sumergí en el agua helada. Sentí como era arrastrada hacia abajo. Como poco a poco el frío era parte de mi. Era como si hubiera entrado en alguna especie de trance donde podía ver todo de manera mas lenta.

Podía ver en el fondo algunas algas moverse vacilantes, tranquilas, y una que otra roca cubierta de musgo muy en el fondo. Mis ojos se sentían cansados por estar en el agua pero todo era tan callado tan tranquilo, tan denso, era lo mas cercano a la realidad que tenia a esa negra inmensidad deliciosa en la que entraba cuando dormía sin sueños.

Poco a poco mi cuerpo tenia deseos de subir a la superficie, de buscar oxigeno, pues poco a poco se iba desgastando. Pero era mi cuerpo, no yo, yo quería quedarme aquí, donde el sol no quemaba, donde el ruido era lejano casi inexistente, donde todo era callado, tranquilo, denso, solo.

Habrían equipos de buceo en algún lugar? Debía preguntarlo, esto era algo tan satisfactorio. Aun en mi soledad lo disfrutaba con mi vida entera.

Una presión en mi pecho, mis pulmones alarmados me decían con presión en ellos que era suficiente, ahora tenia que buscar oxigeno.

No, tan solo cinco minutos mas, por favor, no llevo aquí ni dos minutos.

No hay tiempo ni para medio minuto mas, a menos claro que quiera ahogarte, y morir,

No no quiero morir, pero, es aquí, deseo estar aquí.

Estaba teniendo una pequeña discusión conmigo misma.

Entonces salí de ese trance, y sentí la presión y el deseo por respirar. Moví mis brazos insistentes y subí a la superficie. Por suerte estaba cerca del muelle, puse una de mis manos en el muelle y me subí, obligándome a respirar grandes bocanadas de aire.

Una, dos, tres... Diez..

Luego de diez grandes bocanadas de aire. Abrí mis ojos, y me encontré con la claridad del día, debían de ser algo así como las 4 pm.

Me había perdido la bienvenida al campamento, poco a poco mas personas se salían del lago, anunciando que habían dejado pasar mucho tiempo y se perderían el banquete.

Y luego vi a las chicas, acompañadas de cuatro chicos, en medio de risas.
Que no me vean, que no me vean. - Me susurraba a mi misma, me encontraba tan bien aquí-.

- Steph!

Rayos!

- Oh bueno Sebas, como te decía ella es la chica, si, si ella que esta en el muelle, es tan fenomenal te encantara.


Oh rayos con Roxane.

- Steph! - Dijo Nadine- Porque no nos has buscado? Bueno aunque sabíamos que vendrías, fuiste a cabalgar?

- Apenas acabo de llegar, pues, si si fui, pero tan solo agarre confianza con el caballo que montare y fue todo por hoy, no creo que se haga solo eso, creo que.. Le caí mal al instructor.

- Interesante, y porque?

- No lo se, simplemente es una suposición.

Roxane rió.

- Eres tan graciosa Steph.

Leslie estaba callada, jugando con el agua.

- Que es tan gracioso Roxy? - Pregunto Nadine, supuse que era para advertirle que fuera tan tonta-.

- La verdad no lo se, oye Steph, ellos son unos chicos que acabamos de conocer son geniales.

Los cuatro chicos se acercaron a mi, con una sonrisa tímida y uno a uno me extendieron la mano.
Parecían ser familia pues los cuatro tenían los ojos color ámbar, realmente hermosos, el cabello castaño oscuro, dos de ellos lo tenían mucho mas claro, y era altos y musculosos.

- Mucho Gusto Steph?

- Si así me llamo mucho gusto, tu eres?

- Sebastian.

Sonrió de una hermosa manera, extendí su mano.

- Mucho Gusto Sebastian.

- Dime Sebas.

- Esta bien.

Luego se me acerco, el que parecía ser el mayor de ellos. Me hablo con tono desinteresado

- Hola

Al escuchar su voz se me puso la piel completamente erizada, y un extraño escalofrío me recorrió la espalda. Su voz.. Me era.. Tan.. Extrañamente familiar. Yo lo había escuchado antes, y no en una buena ocasión, no se me venia nada a la mente por ahora, pero estaba segura de que no era algo bueno que me hubiera pasado aquello.

- Hola Mucho gusto, soy Steph - dije esto con la mayor calma posible, aunque de manera un poco entrecortada, me sentía nerviosa y no entendía porque, era chicos, no había nada de inusual en ellos-.

- Yo Frederic.. Un placer.

Me seguía pareciendo extrañamente conocida su voz.

- Igual.

Pasaron los dos restantes y me extendieron la mano al mismo tiempo. Parecían ser gemelos.
No dude en preguntarlo.

- Son familia todos no es así?

Mientras decía esto extendía sus manos.

- Si - respondió Sebastian enseñándome una arrebatadora sonrisa-.Somos primos, pero nuestros padres, es algo alocado, son gemelos todos, y pues, es por eso que también  somos tan parecidos, veras, mi padre y mi tío, son gemelos se casaron con mi madre y mi tío con mi tía, ellas también son gemelas, y nacimos nosotros.

- No es fascinante Steph?
- Si vaya que si Roxane, familia creada por dos pares de gemelos, muy interesante.

- Y extraño - dijo Leslie-.

- Sin duda - Agrego Nadine-.

- Pues ya lo ven, somos primos, y bueno Frederic y yo Somos hermanos, y Damian Y Alexis que son hermanos son nuestros primos, nosotros solo diferimos en algunas características, pero ellos si son gemelos idénticos.

- Muy interesante su historia.

- Si vaya que lo es.

- Entonces que les parece si vamos al banquete eh?

- Pues yo acabo de llegar, quería nadar un rato mas.

- Yo como que me quedo con Steph.

- Vamos chicas, sera un banquete, no sucede a diario y es el primer día.

Roxane comenzaba a caerme un tanto mal.

- Yo voy con ella - dijo Nadine- Vuelvo al rato chicas, quieren que les traiga algo?

- Pues algo dulce para mi - Dijo Leslie-.

- A mi... Pues.. No se lo que tu quieras.

- Así sera.

- Vamos chicas, no sean aguafiestas. Vengan.

Los chicos nos miraban intentando convencerme, y por poco creí que lo hacían pues me miraron fijamente y algo me hacia entrar en una especie de trance que me obligaba a ir.
Pero mantuve firme mi decisión.

- No gracias, yo me quedo, quizá los veo luego.

- Yo igual.

- Seguras? Me han dicho que no es muy seguro que se diga estar en lugares solitarios No lo crees Steph?

De pronto otro escalofrió me recorrió la columna y lo comprendí todo.

Hable tartamudeando.

- Si..si..ya..ya. lo creo. Pee..ppero.. Me me arriesgare.

- Estaremos juntas - agrego Leslie- estaremos bien.

- Si así lo quieren, solo recuerden los lugares solos son malos, donde menos lo creen hay peligros.

- Si vaya que es así.

Salieron del lago animados, riendo, mientras que yo me daba la vuelta perpleja del miedo.

- Estas bien Steph?

- Si Nadine, anda.

- Esta bien, al rato vuelvo con algo para ustedes, el agua esta deliciosa pero se me antoja comer algo, ya vengo.

- Esta bien.

Me sumergí un poco para pensar.

VAMPIROS!

Rayos, ellos eran vampiros.

Y Frederic... El era quien hace unos momentos me había acechado, o de eso estaba casi segura, su voz era la misma, no lo había visto era cierto, pero su voz era la misma, y porque rayos me había dicho eso? Yo que tenia que ver? Y que hacían aquí? Para que seguían acechándome? Porque estaba segura de que no estaban aquí y con las chicas por mera coincidencia.

Sus ojos color pardo me habían parecido extraños pero hermoso, o eran lentillas, o eran sus ojos vampiricos, recordé que a Cristopher también le cambiaban de color.

¿Que hacían aquí?

Acaso, acaso, ¿ Querían hacerme daño?

Era lo mas seguro, pero ¿Porque?

Es decir...

Yo que rayos había hecho?

Eran vampiros, lo sabia por su pálida piel, que seguramente también se encontraba fría. O Quizá si se hubiesen alimentado recientemente estaba caliente.

No lo sabia, pero eran vampiros, por eso su parecido, sus músculos, su sonrisa, sus miradas tan convincentes e hipnotizantes, por eso era.

Sus voces tan hermosas, su gran parecido a modelos, a dioses, esa hermosa que no era natural.

Yo iba a descubrir porque andaban aquí, Y para nada iba a dejar que Cristopher se enterase y mucho menos dejaría que me hicieran daño.

Tampoco y por nada del mundo, ellos debían descubrir que yo sabia su secreto, debía actuar como si yo pensara que ellos tan solo eran chicos normales  no podía mirarles con miedo, o con impresión, porque lo descubrirían y allí si era cierto que yo estaría literalmente muerta.

Me sumergí una ves mas y aleje esos pensamientos, luego en la noche, pensaría bien en que hacer, como había citado para mi misma anteriormente, estos días eran especiales para mi, y nada los iba a arruinar.

- Steph, nademos.

- Me parece bien. Has tomado clases anteriormente?

- Si, pero solo unas cuantas.

- Yo igual.

-Genial.

- Bueno te veo del otro lado - le dije, y comencé a nadar-.

Bajo el agua, movía mis brazos, nadaba haciendo brazadas, y mis piernas insistentes en la densidad del agua me hacían ir mas rápido.
Era algo excelente.

Con los ojos abiertos bajo el agua, sonreía. Podía ir rápido pero no menos que Leslie pues sentía que venia tan cerca que casi podía vencerme, apresure el movimiento de mi cuerpo hasta que me encontré a escasos centímetros de la meta que habíamos acordado.

- No es justo me ganaste.

- Si lo hice, no me habrás dejado ganar no?

- Si creo que si.

Reímos.

- Que crees que haya de bueno en esa bienvenida?

- La verdad no lo se. Es mi primera ves acá.

- No importa, no creo que sea tan importante, ademas, no todos han ido.

Aun quedaban algunas personas en el lago.

- Y como te caen las chicas?

- Pues, - Roxane es insoportable, tu eres callada pero me caes bien, Nadine es una buena chica- bastante bien, al menos nos toco con personas agradables, no habría sabido que hacer si me hubiera tocado un grupo de chicas tontas, o de chicos, o no se de gente que no me hubiera agradado.

- Tienes razón, a mi todas me caen bien, pero Roxane...

- Alguien mas que me comprende! No te cae bien?

- No es eso, es una buena chica, pero parlotea mucho y puede gastar la paciencia de las personas fácilmente.

- Si créeme lo mismo pienso.

Charlamos por un buen rato mas, hasta que decidimos salir, ir a la cabaña a cambiarnos y caminar por el campamento.

Le dijimos a la salva vidas y supervisora que si nuestra compañera llegaba, que le hiciera saber que estábamos en la cabaña.

Caminamos descalzas sintiendo el pasto, las piedras y el barro. Por supuesto tuvimos que limpiarnos los pies antes de entrar a la cabaña.

Me di una buena ducha, para luego ponerme unos shorts de color beige, unos tenis y una camiseta de colores. Seque mi cabello y me lo recogí en una media cola.

Leslie se puso un vestido de verano con estampados de flores azules. Y unas sandalias blancas.

Nos sentamos en nuestras camas. y decidimos que esperaríamos a Nadine, la cual llego unos quince minutos mas tarde, con un pedazo de Pie de limón para Leslie y unos cuantos Muffins para ambas.

-Y  ¿ que ha sido de Roxane?

- Pues, anda mas apegada que nunca con esos chicos, y eso que solo los conoce de hace una hora algo así... Esta como hipnotizada y los chicos también con ella. Los escuche hablando.. Ella les contó prácticamente toda su vida en  10 minutos.

Tendría que hablar con ella, no le convenía estar con esos vampiros, no a menos que quisiera morir.
Es mas, tendría que advertirle a las chicas que no era conveniente estar con esos chicos, pero ¿ que excusa dar? No me creerían y tampoco podía decirles que eran vampiros, estaba prohibido decir el secreto, y me considerarían una loca.

- Gracias por el postre Nadine.

- No hay de que chicas, pero saben algo? Deberían ir.. en serio, hay comida estupenda y quede con ganas, me acompañan?

- Estupendo, dejare esto aquí para mas tarde.

También deje mi postre en la cama y me levante para acompañarlas.

- Steph ¿porque tan callada?

Porque pienso en un plan para salvarnos a todos de esos vampiros.

- No lo se, no es nada, solo pienso.

- En que piensas?

- En que haremos mañana

- Pues, estaba pensando en ir a explorar el otro lago en botes, y hacer competencias.

- Me parece genial.

No parecía mala idea.

- Pues creo que esta fantástica la idea, iré con ustedes.

Caminábamos tranquilamente viendo el paisaje, el cual era realmente lindo, hablábamos de cosas tontas, de lo que veíamos.

Unos cuantos chicos en varias oportunidades nos lanzaban cumplidos y se nos presentaban así como si nada. Nos causaba risa que pudieran ser tan lanzados, por suerte Nadine sabia como era las cosas por aquí y conocía a algunas de las personas. Así que con ella estábamos muy bien.

Nos encontramos con Roxane y los chicos que aun seguían vestidos en trajes de Baño.

- Chicas, chicas, por favor se los pido es urgente vengan acá.

Todos ellos parecían tan animados, aunque Frederic el vampiro mayor se veía impaciente, fastidiado, como tuviera un objetivo que conseguir y estuviese perdiendo el tiempo, los otros tres se veían bastante complacidos.

Nos acercamos, mi pulso comenzó a acelerarse un poco, y supe que ellos fácilmente lo notarían debía calmarme ahora, respire profundamente como si estuviese fastidiada y trate de mantener un rostro normal.

- Hola de nuevo

Dijimos las tres.

- Hola chicas.

- Oh por dios, estos chicos son geniales no saben de lo que se pierden, tienen unas historias para contar que matan de la risa, son fantásticos, ustedes serán mis mejores amigos en este campamento son fabulosos chicos.

- Ni hablar Roxane eres tu, eres una chica genial, pero gracias por el cumplido.

- Porque no se unen?

- No me apetece, gracias.

Fue todo lo que pude responder.

- Ya veo, y ustedes?

- Pensamos igual que ellas.. En fin.. Cual era la emergencia Roxane?

- Ninguna aguafiestas, solo las invitaba a pasarla bien, pero ya que son tan achantadas, vayan a hacer sus cosas yo la pasare genial..

- Te aseguro que también estamos divirtiéndonos en grande

- Si  y que hacen? - Pregunto Frederic- Quizá podría unirme a ustedes.

- Pues... Nuestros asuntos... Y ya que somos achantadas y ustedes la pasan tan bien nos vamos.

Nadine si que sabia salvarnos de la situación, yo no me creía valiente para hablar ante ellos, y Leslie era aun mas tímida que yo.

- Interesante.

Yo me salí de la situación y me retire, al ver lo que había hecho, las chicas hicieron los mismo.

- No la soporto en serio me cae mal.

Nadine había dicho esto, yo había pensado que eran alguna especie de mejores amigas a mi primera vista.

- A nosotras tampoco. - Dijo Leslie-.

No comente nada sobre el asunto y me limite a entrar al comedor y a admirar el banquete, vaya que era un banquete, había muchísima gente comiendo de todo, y parecía que la comida no iba a terminarse jamas.

- Entonces menos mal que vinimos no? - Mire a Nadine con rostro asombrado-.

- Se los dije tenían que venir.

- Si porque no buscamos un lugar?

Conseguimos una pequeña mesa alejada del banquete, nos servimos lo que quisimos comer y nos sentamos allí a hablar sobre el campamento.

- Así que Steph tienes novio?

Claro que si, solo que no es un simple novio, es el mejor novio. Ademas de que es vampiro.

- Si si tengo.

- Oh que tierno, y cuando tiempo llevan juntos?

- Casi un año.

Ahora que lo pensaba, eso del tiempo no me interesaba mucho, mientras supiera que yo iba a estar a su lado y que todo andaría bien de esa manera, pero, casi un año, ya casi había pasado todo un año desde aquellos primeros tontos días en los que únicamente lo veía en el jardín del colegio y me sonrojaba tan solo con mirarle a escondidas. ¡Que días! Como los extrañaba, aunque eso no quería decir que ahora las cosas no fuesen mejores que antes.

- Que lindos! Me alegro mucho por ti, aunque créeme que ya algunos amigos de por acá me han dicho que les pareces adorable y que desearían conocerte.

Claro, no quería algo así como otro Nataniel, u otro Alejandro.  Eso me recordaba que hoy llamaría a Alejandro.

- Pues no me disgustaría conocerlos mientras fuera en plan de amigos.

- Si lo se. Y tu Leslie?

- Yo pues, no la verdad no, y tu Nadi? Te puedo llamar así no?

- Claro.. Sin problemas.. si tengo novio. Pero no esta por aquí.

Pues claro pensé.

Terminamos de charlar y de comer. El gran reloj de aspecto antiguo redondo que estaba situado en todo el medio del comedor anunciaba que eran las 5:25 de la tarde, pronto comenzaría a oscurecer. Y según Nadine para pasar el tiempo íbamos a hacer una noche de fogata con muchísimos chicos en una parte del bosque, donde comeríamos malvaviscos y contaríamos historias de Terror, típico de los campamentos.

- Bueno pues el banquete ha terminado mejor vayamos a la cabaña a buscar unos abrigos y vamos al sitio de la fogata.

Hicimos eso y nos dirigimos a una especie de claro que había en el campamento, por la abundante vegetación se podía ver muy poco el atardecer, pero la luz en tonos anaranjados iluminaban el pequeño claro y hacia que tuviera una vista realmente encantadora, como hubiera adorado estar justo acá tan solo con mi Cristopher.

Lleve mi celular conmigo, pues parte del trato que habíamos acordado Cris y yo era hablarnos al menos una ves al día. Y también recordé que tenia en mente llamar a Alejandro para saber de el.

Pasaron los minutos y los chicos seguían llegando poco a poco, nos sentamos en pedazos de madera bien parecidos a toscos banquillos, a las 6:30 Comenzaron a encender la gran fogata, y el animador llego.

- Bienvenidos a la noche de fogata chicos, para los que son nuevos y no me conocen soy Gregory y la noche de hoy mi misión es hacer que salgan de aquí aterrados.

Algunos chicos y chicas hacían bromas al respecto y se reían, mientras otros estaban como yo sentados con seriedad posiblemente a la espera de las historias que según Gregory tanto nos aterrarían.

- Entonces vamos a comenzar de esta manera. Cada uno nos contara una historia, de terror, y mas vale que nos hagan temblar del miedo, recuerden que es la meta. Los que no quieran hacerlo, no hay problema disfruten de las historias, pero mientras mas sean mejor. Comenzaremos contigo...

Dijo señalando a Frederic... Que estaba sentado justo a su derecha y al lado estaban su hermano y sus primos y como no podía faltar en medio abrazada de Damian estaba Roxane diciendo que le aterraban esas historias y que estar bajo los brazos de chicos como aquellos la hacían sentir segura.

Curioso pensé..

No me sorprendería de lo que iba a hablar, porque era un tema que aterraba, y si era contado desde la perspectiva misma de un vampiro real mas aun.
Gregory tomo una gran linterna, la encendió y apunto a su rostro, tal y como se veía en los cómics cuando se contaban historias de terror, profirió de su garganta una risa macabra y malévola y con eso dio inicio a la noche bajo la fogata con cuentos de terror.

- Pues, hola, yo soy Frederic.. Y les contare una historia muy antigua que en mi familia ha pasado de generación en generación.. Una historia... De Vampiros...

.....................................................................................................................................................................

Hola holaa! :D:D 


Oh rayos este cap si que me gusta estuve trabajando en el y como veran esta algo largo.. (me gusta mucho hacer caps largos) ... A partir de aca comienza el suspenso en eterno anochecer.. Y espero realmente espero que eso aumente su interes por el blog. 


Les gusto el Meme?


No he visto ninguno en sus blogs :( Espero verlos en serio! 


En fin... Lo mas pronto que pueda subire otro.. pero les anuncio que la proxima semana y a partir del viernes estare muy ocupada estudiando matematicas para poder pasar mi materia :( 


Disfruten este cap... Y pondre una encuesta que durara dos meses porque quiero su opinion sobre si piensan que deberia cambiarle el diseño al blog.. algo nuevo no lo se.. ustedes decidan y yo hare la magia :D 


Las quiero muchisimo 


Steph (: 

martes, 22 de junio de 2010

Meme : ¿Como es tu infierno?

Meme:  Cadena de relatos o otro tipo de reflexiones que se pasan de blog en blog a base de nominaciones. Sirven para dar a conocer Blogs o simplemente para pasar el rato.


Reglas de la Meme:

1- Hay que copiar estas reglas en cada nueva Meme.

2- El titulo Siempre sera el mismo.

3- El Blog creador de la Meme aparecerá justo después de la Meme. Concretamente, después de escribir la Meme se pondrá: Meme created by:   [Blog creador]

4- En la Meme se nominaran 5 Blogs para que hagan una Meme similar y estos nominen a otros 5 Blogs, y así sucesivamente.

5- No hay un máximo de palabras, pero no se pueden poner imágenes.

6- Estructura de la Meme:

Titulo
Reglas
*Meme*
Nominados
Creador.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Como es tu infierno?

Mi infierno... Algo interesante en lo cual pensar...

Desde pequeños siempre la mayoría (no se si todos) Hemos tenido una imagen en la mente de lo horrible y tortuoso que ha de ser el infierno. Un lugar de castigo para las personas.

Algo que de solo imaginar te de miedo, y temor, que te haga sentir que simplemente eso no debería pasarte debido a lo feo que es.

Mi infierno es un lugar lleno de soledad.
Donde la oscuridad reina en cada esquina.

Mi infierno es un mundo gigante, infinito, sin fin, donde, no hay escapatoria pero si infinitos lugares que te envuelven de locura.
Es un lugar donde la muerte es tu mayor anhelo, tu mayor deseo, lo que mas quieres.

Es donde las lagrimas  están presente la mayoría del tiempo y tu soledad poco a poco te lleva perderte a ti mismo, es un lugar donde la luna es negra y reina siempre llena en lo alto del cielo, que es color ceniza y siempre truena.

En mi infierno, no hay personas, no hay animales, hay seres no humanos que se encargan de hacer tu vida imposible creándote dolor, confusión y enfermedad.
Solo hay un manantial de agua, para que sobrevivas a penas con eso, pues allí aunque lo que mas se desea es la muerte cuando la misma va llegando poco a poco a ti te causa desesperación y sientes débiles impulsos por seguir viviendo para intentar salir de allí. Lo cual es imposible.

En cada paso, hay flores negras con espinas llenas de veneno. El olor es fétido anunciando que por los alrededores solo hay muerte.
En las noches, y apenas si se puede diferenciar la noche del día, tus peores pensamientos se vuelven realidad. Tus sueños mas macabros suceden, los objetos de tus pesadillas se presentan y no queda mas que gritar y esconderse.

De ves en cuando un espejismo te enseña una salida, un ser querido que viene a por ti, alguien que te salva, pero cuando vas a su encuentro todo se vuelve oscuro tu ilusión se rompe y quedas en soledad de nuevo.
Cada día se pierden las esperanzas, el estomago gruñe pidiendo comida, pero todo lo que por allí hay te llena de dolor. Solo vives con agua para no desnutrirte, pero tu peso comienza a bajar peligrosamente, aunque con los días ya te acostumbras a esa sensación de vació que simplemente no puedes llenar. El sueño ya no te acompaña, tienes que mantenerte siempre alerta por cualquier cosa que suceda, tus ojos tienen grandes bolsas moradas, mas bien parecidas a agujeros, y tus ojos antes asustados o felices ahora están perdidos no saben a donde ir.
Tu energía se termina, y poco a poco te desgastas, tus piernas no dan ni para caminar, tus brazos se ven colgando como mangueras inútiles que no sirven, tus garganta reseca no puede ya gritar, y tus ojos ya cansados ni una lagrima mas pueden soltar.

Estas rodeado de tanto sufrimiento, pero hagas lo que hagas no termina.
Estas condenado a vivir en ese infierno...

La sensación de que no hiciste lo suficiente para buscar la salida.

El remordimiento.

La culpa.

El sentimiento de querer arreglar todo lo malo que has hecho.

Cosas terribles e interminables que te acompañaran hasta que todo termine, hasta que el mundo deje de girar, hasta que el tiempo se pare, hasta que la humanidad se extinga.
Hasta que la eternidad deje de ser eterna.

Por siempre.

NOMINADOS :

Pondré los cinco, tal y como dicen las reglas, pero como Strelly dijo, y la apoyo completamente...
TODOS los que quieran hacer la Meme, háganla, es bastante interesante :D

1- Liz - Un amor Invisible

2- Mari - The Reneesme Cullen Story

3- Marielis

4- Maria Raquel

5- Sandra - El portador de sueños.

Meme Created By: Steph (: 


Listo espero que les haya gustado, y espero verlo en sus Blogs :D

Cap, pronto..

Adiosito

:D

viernes, 18 de junio de 2010

Cap.39 Perdida

Intente recordar el camino, seguí algunas flechas que había por el lugar señalando que cosa quedaba por acá y que cosa quedaba por allá... No supe en realidad en que momento fue.. No supe en que momento deje de ver flechas y de seguir pasos marcados en el barro... Pero de un momento a otro sentí que las cosas no andaban del todo bien... Y que me había perdido.


Rayos Steph, estas de verdad mal, tu primer día por aquí y ya estas perdida excelente. 
Recordé que esto por aquí era enorme el campamento estaba situado en realidad en el bosque y era bastante fácil perderme aunque recordé que el campamento estaba rodeado con algunos limites con muros que indicaban limites, así que no podía estar tan perdida después de todo. 


Mire a mi alrededor y no ninguno de ellos. Tratando de recordar por donde había venido me di la vuelta y volví viendo mis huellas en el barro... Que de pronto se mezclaron con mas huellas que parecieron simplemente de la nada.. 
Sentí una ráfaga de aire pasarme detrás de la espalda a pasar de que el sol el día de hoy estaba impotente sobre el cielo y el calor estaba realmente presente. Como era posible esa ráfaga de viento? 


Mire al suelo de nuevo y donde antes habían muchas huellas ahora vi un montón de barro revuelto. 


¿Que rayos estaba pasando? 
¿Acaso alguien se quería burlar de mi con alguna especie de truco de campamento? 
Sentí ahora que alguien estaba justo detrás de mi respirando a centímetros de mis orejas donde pudiera escuchar claramente cada respiración. 


Comenzaba a sentirme aterrada, mi corazón comenzó a hiperventilar y sentía que me costaba tragar. Ahorre el valor suficiente y me di la vuelta para encarar a la persona que estaba jugando conmigo.
Pero cuando me voltee no había nadie. 


- Basta, no se quien eres, no se que quieres de mi, pero basta, es suficiente. 


No hubo respuesta. Y Mire de nuevo al piso para intentar ver las pisadas anteriores y guiarme para conseguir a algún supervisor que me ayudara a encontrar el establo. 
Pero esta ves habían muchas huellas de zapatos impresas en el barro.. En todas direcciones...


Comencé a sollozar pues la frustración se apodero de mi. 
Metí las manos en mis bolsillos para buscar mi celular, pero luego de encontrarlos vacíos recordé que lo había dejado guardado en la cómoda de mi cabaña. 
Pensé en que hacer pero me sentía acorralada y tan confundida, sabia que había alguien por allí jugando una mala broma que me estaba haciendo desesperar. 


Cristopher.


Si eso era, yo lo necesitaba a el, quizá si le gritaba, en algún lugar del mundo el sabría que yo estaba en problemas y vendría a por mi. 
En ese momento las cosas que pusieron aun peor. 


Sentí que alguien jalo un mechón de mi cabello, y luego alguien mas me aflojo la coleta que llevaba. 


-BASTA, ME OYEN? BASTA DE JUEGOS NO ES DIVERTIDO DÉJENME! AYUDA! 


Steph que sucede contigo, sera que la mente estará jugando conmigo? Cristopher estaba en España, el me protegía pero no era una super héroe. El no estaba, y yo estaba perdida en algún extraño lugar del campamento siendo perseguida por alguna persona que quizá quería hacerme daño, estaba en aprietos, por mi cuenta. 
Me detuve y respire profundamente.


Quizá tan solo eran nervios, quizá todo estaba bien y solo había imaginado esas cosas. 


- En que piensas niña linda?


Una voz, una voz masculina, cerca muy cerca había alguien, ya era hora, un supervisor debió haber escuchado mis gritos y vino a por mi, gracias gracias, pensaba en mi mente. 


Cuando me voltee para ver a mi supervisor me encontré sola. Rodeada de arboles, arbustos, barro, rocas, trozos de madera regados... Plantas, flores... Ningún supervisor estaba por allí. 


De nuevo los nudos subieron a mi garganta y sentí el palpitar de mi corazón frenético casi a punto de salirse de mi pecho.
Tenia miedo y mucho.
Estaba allí paralizada sin saber que hacer,


Una palabra paso por mi mente seguida de una imagen.


Vampiro.
Y unos colmillos goteando sangre pasaron justo delante de mis ojos. 


- No 


No, no y no esto no podía estar pasando, No a mi. Como era posible que hubiera un...
Vampiro... Por .. Aquí..


Intente hacer caso omiso, y me enjugue los ojos llenos de lagrimas que no habían sido derramadas. 
Si intentaba parecer calmada mi corazón me delataba. 


- Prometo no molestarte por ahora, pero estas realmente apetitosa - sentí una caricia en mi nuca que me puso la piel de punta- cuídate no querrás andar sola por los alrededores, camina veinte pasos a la derecha encontraras tu curso... Ten cuidado... Steph... 


Otra ráfaga de viento aun mas fuerte, y al fin desde que me había sentido perdida me sentí completamente relajada y no observada. 
Caí de rodillas en el barro y esta vez comencé a llorar en serio.
Aquello había sido un vampiro, uno que había dicho que yo era apetitosa, uno que me había dicho que tuviese cuidado y que por alguna extraña razón no me había matado. 


Como rayos sabia mi nombre? Y porque yo? Porque no Roxane? O Leslie? O cualquier otro chico o chica de tantos que habían cerca? Porque yo? 


No quise pensar mas en el asunto. Y pronto escuche que alguien se acercaba.
Cerré mis ojos con fuerza.
Listo me dije, volvió para terminar lo que comenzó esto ha sido todo, me matara, No podre despedirme de papa, ni de mama, Ni de Joshua, Ni de Cristopher. 


Recordando todo esto mi llanto aumento, mientras esperaba sentir los fríos colmillos clavándose en mi yugular succionando mi sangre poco a poco.
Oh Cristopher, como lo siento, se que prometí tener cuidado, lo se, y fui una tonta, lo siento, y discúlpame. 


- Chica? 


- Hazlo ya, - dije con los ojos cerrados con fuerza y aun llorando- Apresúrate hazlo rápido, no quiero sentir dolor. 


- Chica? Te encuentras bien? Escuche tu llanto y me he preocupado ¿estas herida?


Note que la voz era distinta, no era macabra y fría como aquella del vampiro, entonces me quite mas manos del rostro y vi quien estaba junto a mi. 


- H..h..h..hola..


Arrodillado junto a mi y con una mano en mi hombro estaba un hermoso chico con mirada preocupada. 
Era de piel bronceada, cabello castaño oscuro medio largo, y ojos castaños muy oscuros casi negros. Tenia una mirada profunda que desde que me fije en ella sentí que me atrapaba. 


- ¿Te encuentras bien? ¿Estas herida? ¿Porque lloras? 


No sabia quien era el, pero era una persona, y significaba salvación para mi. 
Sin pensar realmente lo que hacia me lance a sus brazos y lo abrace fuertemente. 


- Gracias gracias gracias gracias gracias... 


- Wow, oye, oye, que pasa? 


Me separe de el con cuidado dándome cuenta de lo imprudente que había sido. 


- Lo siento, - me seque las lagrimas con el dorso de las manos pues las palmas estaban llenas de barro- estaba tan asustada, y llegaste tu muchas gracias por venir me has salvado. 


- Salvado? Miedo? Te ha pasado algo malo chica? 


- Pues no lo se la verdad 


No podía decirle de los vampiros, usaría la excusa aunque era verdad, de que me había perdido. 


- Estas bien?


- Si, estoy bien, solo me perdí y me puse muy nerviosa, no sabia que hacer, lo siento es la primera ves que vengo sola a un campamento. 


Quizá el era un experto y ahora me sentía tan avergonzada. 
El rió, y su sonrisa me deslumbro. 


- Ya veo, del resto no estas herida?


- Para nada. 


- Oh en ese caso, a donde te dirigías? Soy Instructor de Equitación y todo eso, y no te preocupes chica a todos puede pasarnos alguna ves, tienes suerte por allí - dijo señalando un poco mas allá al fondo de donde estábamos - no hay limites bosque adentro, te hubieras perdido de veras. 


Tenia suerte, vaya que si, menos mal y no había comenzado a caminar mas. Escuche que me llamaba chica y me disgusto. 


- Steph, me llamo Steph. 


Equitación? Instructor? Justo lo que buscaba, ahora que estaba mas calmada, no quería estar sola por nada del mundo, y decidí seguir con el curso de ir a cabalgar. Y si el era un instructor en mejores manos no podía estar. 


- Oh bueno Steph, veo que estas mas calmada estas bien ahora?


- Si, muchas gracias.


Cualquier otra persona en mi lugar ahora estaría abalanzada en brazos de este chico llorando y llorando y diciendo lo aterrada que estaba por haber estado a punto de morir. Pero por alguna extraña razón que no sabia identificar el me hacia sentir segura, protegida, el me hacia sentir, bien, tranquila. Y Ni su nombre sabia.


- Soy Vicenzo, puedes decirme enzo.  


El por otra extraña razón que tampoco supe identificar se me quedo mirando fijamente, como embobado, y vi en sus ojos un brillo extraño que nunca antes había visto. 


Cristopher. 


El nombre vino a mi mente. Y deje de mirarle de esa manera. 


- Enzo, no se como agradecerte por haber venido, muchas gracias.


- No hay de que Steph, - el también parecía haber salido del trance en el que nos habíamos encontrado hace poco- A donde ibas creo que podría llevarte ya que al parecer eres nueva. 


- Si, soy nueva, y me dirigía precisamente a clases de equitación, pero no sabia donde quedaba y me puse a explorar y ya ves lo que me ha pasado. 


El se levanto y se sacudió el barro seco de las rodillas, me tendió una mano, primero sacudí el barro de mis manos ahora seco, y tome la suya para levantarme. 
Al Tomar su mano, sentí algo tan reconfortante, y un escalofrió extrañamente agradable paso por mi espalda. 
Su mano era suave. Muy suave. 


- Gracias. 


- No hay de que, seguro ibas a clases de Equitación?


- Claro 


- Y aun quieres hacerlo o quieres volver a tu...


- No, no para nada... Yo.. Yo quiero ir..


- Oh bueno entonces vamos, creo que podría ser tu instructor. 


- Creo que es genial. 


- Sígueme.


Comenzamos a caminar en silencio, lo cual me frustro un poco porque su voz era tan linda, y yo, yo quería escucharla. 


- Hace cuanto eres instructor por aquí?


- Un año. 


- Es poco.


- Si contando que este campamento solo se da dos veces al año. 


- Oh ya veo. 


- Que edad tienes ?


- 16 y tu?


- 19. 


- Genial. 


Poco después de eso llegamos a un establo. 
Allí estaban  10 caballos, todos muy hermosos. 


- Son Quince, deben estar dando clases por aquí cerca, faltan cinco. 


Fui a ver los caballos, mientras el Enzo buscaba no se que cosas.


- Ve uno que te guste buscare el equipo. 


- Esta bien. 


Mientras iba viendo, recapacite, y volví a ponerme nerviosa, Vampiro, un vampiro había estado muy cerca de mi y había querido matarme, eso me llevo a pensar que quizá algo había salido mal con Cris, mas tarde, tendría que llamarle y contarle, No pensándolo bien, no podía contarle, era de locos, vendría a buscarme, yo no quería irme, al menos no aun, no me sentía en suficiente peligro como para ello. 


Olvídalo por un momento, ya en la noche habrá bastante tiempo para pensar en toda esta locura, por ahora debo preocuparme por ser humana, ser humana, y olvidarme por unas horas de que realmente puedo estar rodeada de cosas sobrenaturales malignas que solo piensan en sangre y muerte.


Justo cuando pensaba en eso, me di cuenta de que estaba viendo fijamente a un hermoso caballo negro azabache, hermoso, con ojos furiosos, a simple vista parecía indomable, peligroso, pero, por algo estaría allí. Quería ese, Quería montar ese. 


- Hermoso no crees?


- Si mucho, quiero este. 


- Estas segura?


- Si porque?


- Este es un duro, no muchos logran montarlo. 


- Podría intentarlo al menos?


- Tu veras. En aquel cubo hay terrones de azúcar, busca dos. 


Me señalo un cubo blanco, fui hasta el y tome dos terrones de azúcar. 


Saco al caballo, y comenzó a acariciarlo suavemente. 


- Como se llama?


- Fortachon 


- Fortachon? - Reí- No es un nombre tonto para un caballo como este?


- Para nada. 


Lo preparo para ser montado. 


- Esto es lo que harás, lo acariciaras suavemente, y te vas a presentar, el tiene que conocerte, luego poco a poco le darás el terrón si? Yo te ayudare con el primero el segundo lo haces sola. 


- Esta bien. 


Tomo mi mano, y por dentro en el estomago sentí como mariposas. 


¿Porque rayos?


Comenzó a pasarla por Fortachon suavemente y este al principio relincho pero luego se quedo tranquilo. 


- Tranquilo - decía el con voz tierna-. 


Juntos le dimos el terrón de azúcar y Fortachon parecía contento con ello.  


- Fabuloso, ahora es tu turno. 


Puse mi mano en su lomo, con mucho cuidado, y lo acaricie suavemente hasta llegar a su cabeza, y poner mi mano con el terrón ante el, me tomo por sorpresa cuando se inclino contra mi y luego ponía su cabeza por mi hombro en gesto de gratitud supuse, tomo el terrón y relincho. 


- Imposible...


- Que?


- Lo has logrado a la primera.


- Que cosa?


- Que el confié en ti. Me ha tomado un mes, un mes entero. Y a ti solo un día, ni eso... tan solo minutos... Eres genial chica. 

Repetí lo mismo unas cinco veces mas. 




-Me llamo Steph  - le recordé-. 


- Lo se, lo siento, bueno, es todo por hoy, necesito si estas dispuesta a venir mañana ver si te deja montarle. 


- Es todo por hoy?


- Es la primera parte! No creas que es tan fácil para todos.


- Ya veo. 


- Bueno anda a hacer mas cosas por allí, espero, espero verte pronto, no te vayas a perder por allí si? Las cabañas están a la izquierda a unos cincuenta pasos esta bien? 


- Seguro lo tendré en cuenta, muchas gracias, por, por haberme salvado y por haberme ayudado con Fortachon. 


- No hay de que. 


- Entonces te veré luego? 


- Tenlo por seguro. 


- Hasta pronto Enzo. 


- Hasta pronto Steph. 


---------------------------------------------------------------------------------------------


Muuuuy tarde... Pero Steph cumple :D


Aqui esta el segundo capi que prometi...
Quiza les parezca raro no lo se... A mi me parece genial la primera parte.. Y pues pasaran tantas  cosas! 


:D 


En fin espero que les guste!
Estoy cansada
Baah
es la 1:04 am [:


Y mi espalda muere...


So... A dormir..


Dulces sueños a todas aunque lo mas posible es que ya esten dormidas haha


las quieree


Steph :D