viernes, 4 de junio de 2010

cap 37. Puedes venir?

Desperté al rededor de las 3:00 de la madrugada. Y me sorprendí al darme cuenta de cuanto tiempo había pasado.
Me senté en mi cama, y ayudándome con mi yeso me quite la zapatilla. Bostece un par de veces antes de percatarme de que sentía la garganta un poco seca y había olvidado llevar un vaso con agua a mi mesa de noche como hacia cada noche antes de dormir.
Odiaba la oscuridad y mucho, cuando tenia compañía de ves en cuando podía parecer apetecible estar en ella, y también cuando me sentía mal y solo quería estar sola. Pero del resto, la odiaba, y le tenia mucho miedo.
En la soledad, cuando me sentía satisfecha con mi vida y feliz, la oscuridad parecía ser la peor de mis pesadillas, y con ella venían un conjunto de sonidos y susurros que me hacían poner la piel muy rígida, mis piernas tembleques gelatinas, y mi garganta una guarida donde de alojaban mis gritos intentando salir.

Así que evitaba a toda costa encontrarme despierta en la noche sin nada que hacer, sin sueño, en medio de la oscuridad a la esperada de algún sonido aterrador que me hiciera agonizar de pánico.
Era uno de mis mas grandes miedos, de niña jamas lo había superado, al menos no del todo. Y ahora tenia mucha sed, y no me atrevía a ir hasta la cocina a las 3:00 de la madrugada por un simple vaso de agua que podía esperar unas horas mas hasta que comenzara a salir el sol por las montañas y las sombras obscuras y sombrías se alejaran.
Me acosté en mi cama y pronto mi sentido de la audición de agudizo y pude escuchar como en el baño que se encontraba justo al lado de mi habitación goteaba gota a gota, pues seguro papa o mama lo habían dejado un poco abierto antes de dormir.

Mientras intentaba conciliar el sueño de nuevo, para al día siguiente no parecer muy desvelada, escuchaba gota a gota el agua correr.. Y mi sed aumentaba, realmente no recordaba haber tomado nada mas luego del almuerzo aveces simplemente olvidaba estas cosas.

Bueno, pensé, creo que si tomo mi linterna y voy rápidamente nada pasara, y si enciendo la luz, eso no molestara a nadie, todos duermen con puertas cerradas, ademas eso me ayudara a dormir, peor sera quedarme aquí tendida escuchando el incesante goteo del agua mientras mi garganta pide liquido a gritos.
Suspire unas cuantas veces antes de ponerme de pie, sin ayuda de mis muletas pues últimamente me volvia a hacer independiente de esas cosas.
Tome una pequeña linterna, que por suerte alumbraba en todas direcciones y bastante a pesar de que su tamaño no te hiciera pensar eso mismo.
Abrí cuidadosamente la puerta y me encontré con la oscuridad frente a frente.
- No seas niña, tienes 16 años esto no es posible Steph, tu comportamiento es tan infantil - me susurraba-.

Suspire una ves mas, y me quite los malos pensamientos, fui directamente sin pensar en mas nada, y sin detenerme aunque aparentemente muy tranquila hasta la cocina y encendí las luces.
Bueno al menos la primera parte había pasado sin muchas preocupaciones y sin muchos sustos.
Tome un vaso y lo llene con agua helada. Mientras tomaba sorbo a sorbo lentamente sentía como mi garganta notablemente se refrescaba.
Mire hacia el comedor y había un papelito color rosa con letras grandes, una letra enorme y cursiva que conocía bastante bien, la letra de papa.
Fui hasta la mesa de comedor y lo tome para leerlo.

STEPH, POR FAVOR LLÁMAME EN CUANTO VEAS ESTO SI NENA? NO ES NADA GRAVE PERO NECESITAMOS COMUNICARTE ALGO, TE QUIERO. PAPA.
PD: NO TE PREOCUPES TODO ESTA BIEN.

Que? Acaso papa y mama no estaban durmiendo en su habitación al igual que Joshua?
Abrí su puerta cuidadosamente en caso de que estuviesen allí durmiendo para no levantar a nadie con la luz. Pero Allí no había nadie, estaba la cama enorme de mis padres perfectamente bien tendida sin nadie durmiendo sobre ella.
Comencé a sentirme nerviosa. Que podría haber pasado? Rápidamente un nombre se vino a mi mente.
Joshua.

- ¡Dios Mio Joshua!

Fui hasta su habitación, y la abrí con mucho cuidado por si por cosas de la vida el asunto no tuviese nada de nada que ver con el.
Pero el tampoco estaba. Sus sabanas desordenadas en su cama. El vaso vació que le había dado con el te de limón. Y sus medicinas intactas.
Le habría pasado algo? Comenzaba a preocuparme.
Fui rápidamente a mi habitación, tome mi celular y volví a la cocina
Marque rápidamente el numero de papa. Eran las 3:20 de la madrugada seria posible que me contestaran?
Un pitido, dos, tres, cuatro, ocho, y luego la contestadora automática.
Lo intente unas cinco veces mas, pero no había respuesta.

Comencé a desesperarme pues no sabia del paradero de mis padres, y mi hermano, mi hermanito que estaba enfermo. No pensé mucho la situación, en este momento me sentía sola y muy nerviosa, así que recurrí a la única persona que sabia que no dormía y que si estaba a su disposición podía estar en menos de dos minutos a mi lado acariciándome y quitándome las preocupaciones.

Tome mi celular una ves mas, y marque su numero
Un pitido, dos y contesto.

- Amor?


- Cris?


- Si que pasa? Estas bien?


- Si pero, estoy algo nerviosa. 


- Que ha pasado?


- Yo no lo se, solo se que estoy asustada podrías venir? 


- Allí estaré en cinco minutos espérame. 


- Lo haré. 


Tome un vaso mas de agua, y respire profundamente un par de veces.
Como quisiera saber que pasaba.
O al menos que me dijeran que todos estaban bien.
Que todo estaba bien.

Comencé a masajearme las sienes de la frente donde poco a poco comenzaba a formarse un molesto dolor de cabeza. Hasta que me voltee para regresar a mi habitación y acostarme mientras llegaba Cristopher y de mi garganta salio un alarido.
Pues justo detrás de mi estaba el, con su rostro hermoso, tomando con ambas manos mi asustado rostro intentado hacer que me calmara.

- Calma, calma, solo soy yo.

- Oh por dios Cristopher me has echado un gran susto.

- Tranquila ven aquí - dijo extendiendo sus brazos ofrenciendome un abrazo el cual acepte gustosamente- que ha pasado? Como es que tan temprano estas despierta?

- No lo se, yo solo me levante a tomar un vaso de agua y vi esta nota - dije enseñándole el papel- y he hecho varios intentos llamando a sus celulares pero nadie contesta, y me pone nerviosa porque no se que ha pasado.

- Ven aquí amor mio todo estará bien si?

Me envolví en sus grandes y fuertes brazos, y en ellos encontré una profunda tranquilidad que me hizo sentirme atontada, estaban tan cálidos, se habría alimentado minutos antes, pues tenia sangre corriendo por su cuerpo al menos por ahora, ese efecto solo duraría unas horas.

- Tus brazos están tan cálidos.

- Me alimente hace poco.

- Lo supuse.

- Vamos a tu habitación, creo que sea lo que fuere que haya pasado, deberías descansar no te preocupes yo me encargare de todo, solo quiero que descanses si?

- Te quedas conmigo?

- Claro. Pero dormirás?

- Solo si estas a mi lado.

- Eso es un si entonces.

Fuimos hasta mi habitación, y como si nada me acosté el mi cama y el me cubrió con mis sabanas.

- Lo siento

- Porque?

- Por haberte hecho venir en la madrugada.

- No es problema mucho menos una molestia, tu eres el único amor de mi vida, y si por ti tengo que dar hasta mi vida la entregaría con tal de asegurar de que seas feliz y lleves una vida tranquila.

- Eso rimo, y es tan hermoso. - Dije al mismo tiempo que soltaba un bostezo. estaba cansada pero si lo tenia aquí ahora de que valía dormir si no tenia la certeza de verle en sueños? prefería mirarlo-.

- Aveces resultas tan graciosa - decía mientras jugueteaba con un mecho de mi cabello-.

- No es cierto.

- Si lo es cariño.

Me dio un tierno beso en la frente.

- Cristopher?

- Si?

- Te amo

- Yo también a ti, y eso lo sabes bien.

Luego de eso no hablamos mas, y unos minutos mas tarde me sumí en mi hermosa negrura. Aun allí flotando en la nada, imaginando cosas y viendo mis pensamientos como películas pasar, podía sentir sus manos acariciándome y podía sentir su mirada aun fija en mi rostro sin cansarse de mirarme.
Debían de haber pasado horas, pues mis ojos se abrieron con la claridad de la mañana, sentía que habían pasado tan solo segundos.

Primero puse mi mano en mi frente y acomode mi cabello que estaba desordenado, aun con los ojos un poco entrecerrados me hice una coleta.

- Te ves hermosa no te preocupes.

Su voz aunque no debió de sorprenderme me sobresalto un poco.
Pase mis manos por mi cara, intentando quitarme esa expresión soñolienta que tenia. Que hora seria? Por suerte recordé que era sábado. Fin de semana. Fabuloso.

- Que hora es?

- Las 11

Abrí mis ojos perplejos, yo jamas dormía hasta tan tarde.

- Las que? Las 11? estas seguro?

- Si señorita, usted dormilona se ha tomado toda la mañana para descansar, eso es bueno me alegra, y tienes unas tres llamadas perdidas de tu madre, te ha dejado dos mensajes de voz.

De pronto recordé que me había quedado dormida a eso de las tres y media de la madrugada, pues mi familia no estaba, y no sabia porque rayos se habían ido.

- Mama?

- Si amor.

En menos de un segundo aunque ni note que se había sentado al pie de mi cama pude verle fijamente mirándome de frente, y sonriendo.
Note que se había cambiado y llevaba una linda camisa color morada con rayas blancas. unos tennis blancos, y unos jeas azul marino.

Mientras que yo vestía mi camiseta favorita de colores con mi mono color rosa.

- Te cambiaste?

- Oh si, fui a averiguar que había pasado con tus padres y regrese, como vi que seguías profundamente dormida me ausente unos minutos para darme un baño y cambiar mi ropa.

Me incorpore en mi cama, quedando sentada y aun bostezando.

- De verdad has hecho eso? Has sabido algo de ellos?

- Si mi vida, anoche estabas preocupada y no me fue para nada difícil saber que estaba pasando, ya se que paso.

- Oh muchas gracias de verdad no se como poder agradecértelo, que has sabido?

- Ya te dije que no tienes porque agradecerme, por ti lo que sea, pues al parecer la fiebre de tu hermano estaba muy alta y tuvieron que llevarlo hasta un hospital, me he informado de que solo tiene un virus pasajero, mejorara, le han bajado la fiebre con un baño helado, eso debió de ser horrible, pero lo importante es que estaba bien, tu padre vendrá en dos horas para que vayas a visitar a Joshua.

- Rayos, que preocupada estoy por el, espero que se recupere si no de verdad no sabría que hacer, y pues mejor comienzo a prepararme quiero ir a verlo. Por cierto - dije levantándome y sentándome en sus piernas- Muchas gracias por todo eso no sabes cuanto me alivia saber que no ha pasado nada tan grave.

- No hay de que, te amo.

Diciendo esto comenzó a mover sus piernas como arrullándome y me gusto solo que mi torpeza hizo que me tambaleara y casi quedara estampada en el piso, lo cual no sucedió porque Cris a tiempo me tomo en brazos y me puso a escasos centímetros de sus labios.

- Jamas te dejare caer. Lo sabes no?

- Por supuesto . Logre decir a medias pues su aliento se adentraba en mi dejándome totalmente desconcentrada y abrumada.

- Perfecto, que te gustaría de desayunar? Podría preparar algo mientras tu te arreglas te parece?

La verdad justo ahora se me antojaban sus labios, pero no era tan irrespetuosa para decir algo como eso en un momento tan tierno.

- Pues la verdad, amm me encantarían unos pastelillos con miel.

- Recuerdo que eso era delicioso.

- Si de verdad lo es.

- Esta bien, vamos - dijo levantándome y tomándome del brazo tal y como llevaban los caballeros a las damas en épocas pasadas- Señorita usted vaya a darse un baño, lo que tenga que hacer que de su desayuno yo me encargo.

- Muchas gracias amable señor - dije con una sonrisa-.

Y el se fue directo a la cocina mientras que yo buscaba mi ropa y las cosas que usaría.

Escogí unos Jeans entubados color negro con rasgaduras, una camisa color lila, y unas zapatillas moradas.
Me di una ducha, intentando no tardarme mucho pero tampoco ser tan rápida.
Todavía escuchaba algunos sonidos provenientes de la cocina así que pensé que el seguía cocinando y yo disponía de un poco mas de tiempo para arreglarme.
Seque mi húmedo cabello con un secador, no lo alise, simplemente lo deje casi del todo seco.
Me puse una peineta de diamantes de un lado recogiendo un mechón de cabello, lave mis dientes. Y me mire por ultima ves en el espejo antes de bajar a desayunar.

En la cocina me senté en una de las sillas mientras veía que el decoraba mi pastelillo con un corazón hecho con miel, comencé a sonreír muy bajo, pero aun así supe que el había escuchado.

- Hueles a perfume de peras, delicioso.

Me sonroje.

 - Gracias, lo que cocinaste huele genial.

- Me alegra saber eso, aquí tienes - dijo acercándome el plato- Buen Apetito amada mía.

- Muchas gracias.

- No hay de que.

Comencé con un pequeño bocado, y así descubrí una ves mas que eran los pastelillos mas deliciosos que habia probado en toda mi vida, no sabia que rayos hacia el pero todo lo que hacia era maravilloso.

- Como lo haces?

- Que cosa?

- Hacer todo tan bien?

- Pues algo tengo que hacer por las noches... Y me gusta cocinar.. así que me inscribí en clases de cocina

- Como? Porque no me habías dicho nada eso me parece genial!

- Pues lo siento, pero si son dos horas de 10 a 12 solo horario nocturno. Y las clases son excelentes.

- Cuanto tiempo llevas en eso?

- Desde hace dos días.

- Y como haces si has estado conmigo y..

Una ves mas no me dejo terminar de hablar..

- Eso no importa.. lo que me importa es que en verdad te parezca bien y que te gusten las cosas que puedo llegar a ser capaz de hacer con este nuevo aprendizaje.

- Si me gusta y me parece genial todo lo que haces.

Continuamos conversando un rato mas hasta que recibí una llamada de mama.

-Steph ?

- Si ? mama? oh que ha pasado? como esta Joshua?

-Hola cariño, todo esta bien por aquí, tu hermano esta mejorando mucho mañana regresa a casa hoy deben de tenerlo aquí para unos exámenes, algunos medicamentos y volverá a casa. 

- Eso me alegra mucho saberlo, pero que es lo que tiene?


- Un virus causado por la picadura de un mosquito causa mucha fiebre y dolor corporal pero ya esta sonriendo esta de maravilla solo tienen que administrarle unos cuantos medicamentos mas.


- Que alivio mama, me asuste mucho cuando vi la nota y no los encontré.


- Si lo imaginamos tu padre o yo nos hubiéramos quedado contigo cariño pero estábamos tan preocupados por tu hermano que solo de momento se nos ocurrió esa nota, lo sentimos por no haber estado allí. 


- Lo se, lo se, no hay problema, puedo ir a verlo?


- Tu padre ira por ti en unas horas esta bien?


- Esta bien, te veo en un rato.


- Así sera linda, cuídate. 


- Besa a Joshua por mi, los quiero. 


- Y?

- En un rato voy a verlos papa vendrá por mi.

- Oh esta bien.

- Entonces te veo mañana?

- Claro.

- Podríamos ir a ver una película si quieres

- Magnifico.

- Entonces creo que me iré tengo que reunirme con Jeremiah cosas sin importancia.

- Oh y el como esta? No he sabido de el.

- Esta muy bien ocupándose de algunos asuntos viajando.

- Excelente dale mis saludos cuando lo veas, me gustaría que algún día saliéramos los tres quisiera si no es una molestia conocer al mejor amigo de mi novio.

- Por supuesto, se lo diré, Ahora te dejo para que hagas todo lo de debas hacer - quito mi plato vacio de la mesa y muy rápidamente en menos de un parpadeo estaba lavado y seco, ahora me cargo en brazos y me deposito cuidadosamente en el sofá de la sala- Cualquier cosa me llamaras si?

- Prometes contestar?

- Siempre.

- Esta bien

Se acerco hasta a mi y dejo su rostro a escasos centímetros del mio, sus labios entre abiertos expulsaban el olor mas delicioso del mundo, uno que tan solo con percibirlo de lejos podía hipnotizar a las personas, seguía sin saber como rayos no me había desmayado ya luego de haber absorbido tanto de aquel exquisito olor.
Se fue acercando centímetro a centímetro hasta que nuestros labios se rozaron dulcemente por unos cuantos segundos, pase mi mano por su cuello aferrándome a el para que supiese que yo quería que el me besara mas.

No siempre podía hacer esto, pues resultaba una gran dificultad un desafió para el tener mi sangre prácticamente en sus labios y no poder probarla, cuando esta era su mas grande anhelo.

Sus labios se volvieron furiosos y frenéticos contra los míos y ahora ambos brazos estaban aferrándose a su cuello y una de sus manos tocaba dulcemente mi cintura para sostenerse.
Este beso duro unos dos minutos lo cual era bastante considerando lo difícil que esto llegaba a resultar para el.

- Basta si?

- Lo se, lo siento - logre decir apenas respirando en grandes cantidades por lo abrumada y alterada que me había dejado su beso-.

- Esta bien no lo sientas, ha sido fantástico solo que, ya sabes es mejor no jugar con la suerte, no digo que sea capaz de hacerte daño, me encuentro muy bien alimentado, pero, no hay que jugar con la suerte amor.

- Esta bien. Gracias por eso.

- No es nada. Se cuanto te gusta, y también a mi. Ahora me voy. Cuídate por mi si? Tan solo serán unas horas pero cuídate amor.

- Lo haré puedes estar tranquilo.

Se inclino una ves para para darme un tierno beso en la frente, y yo inspire todo lo que pude su delicioso olor. Para tenerlo presente en mi mente por el resto del día y por las horas que faltaban que no estaría con el.

- Te amo

- Y yo a ti, jamas lo olvides.

Diciendo esto se fue.. Tan rápido como un parpadeo, tan rápido como el aleteo de las alas de un pequeño colibrí, tan rápido como el latido de un corazón.
Me quede en el sofá tendida, pensando en mi vida, en Cristopher e imaginando en las cosas que me encantaría que pasaran.
Mientras esperaba la llegada de mi padre, no hacia mas que imaginar lo que mas quería en mi vida, una eternidad junto a Cristopher, tan solo a su lado yo no necesitaría nada mas.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hola Holaa!


Que felicidad la de hoy!
Una meta mas cumplida, mil gracias a todos los que siempre se visitan y se tomand un tiempito para leer, y como siempre digo a los que tampoco les gusta pero igual pasan, ya sea por equivocacion o como sea, muchas gracias. Usteden le dan vida al blog!


Mil Gracias tambien a todas las que leen por su enorme paciencia como ya dije sera recompensada! :D


Las quiero enome!


Liz gracias por todo!! :D :D Eres genial ]:D 


En fin ya me pongo a trabajar en el otro cap! 
Espero que este les guste!
Comenteen!
que tal? 


heey escuchen esta cancion me tiene enamorada!


Nothin on you - B.O.B  ft Bruno :D:D 



2 comentarios:

  1. STEPH!!
    ME NKANTO!!!!
    JOSHUA!!! lo adoro!!
    es tan lindo!!
    ke bueno ke todo sta mejorando para el
    a un kosita tan linda no le podia pasar algo tan malo... simplemente no!!
    jajaja
    es ke es un amor de niño
    CHRIS!!! lo adoro!! es tan... perfecto!!
    jajaj
    me nkanto tu kapitulo (komo siempre, hasta sobra decirlo)
    jaja
    publika lo mas pronto ke puedas!!
    me nkanta tu blog!!
    kuidate!!
    tekiero!!
    bye bye!!

    ResponderEliminar
  2. Sí! Al fiin leí!!^^
    Despues de tanta espera ^^ xD
    Es k stube ocupada estos diias...Encima dormí fuera así k imaginate xD Practicamente estube fuera todo el finde...Viernes, Sábado y Domingo xD
    Y buueno...............................
    ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAY!
    Me encanto Steph!!!!!!!!!!!!!=D ^^
    En serio.... ♥-♥ Aay Cris es taaan liindo ♥-♥
    Lo amooo!(L) Siiempre tan protector, tan disponible, tan tierno, tan romantico, tan dulce, tan...PERFECTO! MARAVILLOSO!^^
    Q liindo...
    Y AAAAAAAAAAAH! Ni te imaginas la tension k me metiiste cuando lo d Joshua! K miiedo...Deseaba k no le pasara nada mala, menos mal k es asi...=) Xke si no....O.O T-T
    Uuf! Menos mal!^^
    =O Yo no sabiia k le diese miedo la oscuridad =O Pobrecita, le tiene panico! O.O A mi no me da miedo la oscuridad lo k me da 'miedo' es no saber k hay en ella así k siempre dejo alguna lucecita aii alumbrando xD o si no, me pongo a escuxar musiica para entretenerme con otras cosas xD mi cabeciita piensa piensa y piensa y acabo asustandome sola xD
    uuuh y su ultimo pensamiento!=O
    k liindo seria kedarse eternamente al lado del amor d tuu viida =) menos x ver morir a los demas...=S Aunke...ese pensamiento...me abrio dudas sabes? =O
    Bueno..Sube prontiito pliss!^^^
    Kiiero leer mas!^^
    Chaao ♥
    Besos
    Tq♥
    Y enhorabuena d nuevo x tu meta cumplida!^^

    ResponderEliminar