viernes, 18 de junio de 2010

Cap. 39 Campamento

- Tengo algo muy importante que decirte.

Recordé que yo también tenia algo importante que decirle, en una semana me iría de campamento serian solo 5 días, pero igual, seria un poco triste estar sin el.

- Yo también tengo algo que decirte pero vamos tu primero

- Que dices? Para nada, yo soy educado y según lo que se las damas siempre van primero no es así?

- Insinúas que soy una persona mal educada? - Reímos-.

- Sabes a lo que me refiero tonta.

- Si lo se.

- Pues, pasa que me voy a un campamento por cinco días, como veras no es mucho, y no te voy a ver en esos cinco días eso me entristece.

- Wow, eso me parece genial, quiero decir ya casi culminan tus vacaciones escolares y me alegra saber que te iras a divertir y a conocer nuevas personas, veras, antes yo iba a campamentos cada año, es excelente.

- Si lo es cierto? Me voy en dos días, lo único que no me gusta es como ya dije que no voy a verte, en fin... Que era aquello que tenias que decirme?

- Tranquila podría sorprenderte, Hey amor, Steph te pido no te enfades con lo que te diré si?

Sorprenderme? Enfadarme? Que se traería Cristopher entre manos?
Mire el atardecer, que hermoso era, muy a lo lejos el enorme, brillante y potente sol se escondía lenta y tímidamente detrás de aquellas verdosas montañas tan altas, tan enormes. ¿Que pasaría ahora?

- No te preocupes no me enfadare.

- Gracias, bueno, es que tengo que ausentarme unos días, y te voy a ser sincero porque no quiero secretos entre nosotros eso lo sabes, tengo que volver a España, Jeremiah al fin tiene un rastro exacto de los vampiros, y de verdad he intentado convencerlo de que aquello ya no es necesario, pues ya no tengo tanta sed de venganza, solo quiero justicia pero he rectificado mis pensamientos y se que no es esa la mejor manera, pero el siempre insiste, y dice que nunca es bueno dejar un trabajo a medias que ellos son una amenaza tanto para la sociedad como para nosotros y que por una ves deberíamos culminar esto.

Suspire en silencio y recordé todo lo pasado esa ultima ves que se había ausentado solo por unos días, el recuerdo del suceso seguía fresco en mi mente y a la vez lejano, irreal como si sencillamente nunca antes hubiese sucedido.

- Ya veo, Cristopher por cuan...

No me dejo terminar

- Pocos días, lo prometo, pocos días y estaré aquí de nuevo junto a ti, Steph puedo sentir tu estado de animo interno, tus pensamientos en cierta manera, no pasa nada amor, nada ni nadie te separara de mi.


El tenia toda la razón, yo por dentro en un pequeño rincón de mi mente armaba una especie de plan de emergencia sobre como sobrevivir a otro dolor.

El solo pensarlo, hacia que aquel viejo y aterrador vacío con el que había pasado mis días volviera a mi pecho en un recuerdo débil y borroso, haciéndome recordar en un sentimiento extraño y casi inexistente como se sentía esa soledad.
Suspire una ves mas y obligue a mi mente aunque dudando si en verdad tenia que hacerlo, que esta ves de veras solo serian unos cuantos días, que no hacia falta ningún tonto plan de emergencia porque el me lo prometía, aunque esa promesa tampoco era necesaria porque yo sabia bien que el volvería junto a mi.

- No tienes nada que prometer, yo confió en ti  - Le mire con ojos dulces haciéndole saber que aquello era cierto-.

- Gracias por eso.

- No hay de que

- Comienza a oscurecer quieres volver a casa?

-Si

nos levantamos para caminar a casa, como de costumbre tomo mi mano y se dio la vuelta para caminar, pero por suerte logre ser rápida y me quede rígida de pie sin moverme para que el lo notara y se diera la vuelta antes de irnos quería saber una ultima cosa.

- Que pasa? - Se dio la vuelta, noto mi rigidez-.

- Antes de irnos solo quiero saber una cosa.

- Y que cosa es esa?

- Cuando te marchas?

Primero me miro dudando, y luego sonriendo respondió.

- Mañana por la tarde

- Podría pedirte algo?

- Lo que tu quieras.

- Abrázame.

Cerré los ojos, esperando su cálida y cariñosa respuesta pero no hubo una, simplemente en menos de lo esperado me envolvieron unos brazos que parecían ser enormes, poco tibios casi fríos pero sin dejar de ser enormemente confortables.

Pase mis brazos por su cintura y me aferre a el, respire profundamente para tener su aroma presente.
Me incline ligeramente y puse mis labios sobre los suyos, por unos cuantos segundos para tener en mi mente la textura dulce de sus labios.
Su aliento como siempre me embriago, y me dejo atontada.
Nos separamos, en silencio, tomo mi mano y caminamos hacia casa.

Me despedí de el con un simple beso de mejilla. Y le desee las buenas noches aunque no dormía. Que tuviese un buen viaje, que tuviera mucho cuidado por mi, y que aceptara hablar conmigo al menos una ves al día.
El acepto todas mis peticiones.

Se marcho, yo cene, hable con mis padres y con Joshua, me di una ducha, vi televisión, ordene mi habitación, Y Finalmente me quede dormida.

Por fin el día del campamento, no podía negar que me sentía extremadamente nerviosa pues a la hora de conocer nuevas personas era tímida... Pero también emocionada porque aunque tan solo fuesen cinco días los que estaría por allí sabia bien que la pasaría de maravilla.

-Estas lista cariño?

Dijo papa en la sala cuando muy temprano en el desayuno me despedían.

- Si lo estoy, los extrañare mama y Joshua

- Yo a ti Steph pásala bien por mi.

Joshua no iba pues se había inscrito con unos amigos en clases de fútbol y ahora estaban con los juegos competitivos así que no se permitía faltar a ellos por un campamento.

- Hija disfrútalo se que te ira bien, cuídate mucho si?

Mama me dio un beso en la frente y un gran abrazo, sacudí el cabello de Joshua y le di un beso tierno.

- Vamos papa estoy lista.

- Vamos pues.

Nos montamos en el auto, aun tenia sueño.. Así que baje mi asiento para que pudiera estar un poco mas cómoda, me puse mi reproductor con música de piano y me quede dormida.

- Linda despierta, linda casi llegamos y no creo que quieras tener rostro soñoliento eh?

Escuche su voz.. lejana pero a la ves cercana, confusa, abrí los ojos lentamente. No había música, supuse que en cuanto me había dormido papa había apagado el reproductor, siempre lo hacia. Mi siesta había sido tranquila sin sueños, guiada solo por el sonido de las ruedas sobre el asfalto y del aire  tocando mi cara con suavidad.

- Gracias papa, donde estamos?

- Bastante cerca, lastima que te has dormido, por aquí vaya que hay paisajes hermosos.

- Supongo que los veré en el viaje de vuelta.

- Si

Estábamos en un terreno montañoso, y pronto vimos un enorme arco de madera que decía

"Campamento Mixto Stone"

Decorado con globos, cadenetas y serpentinas de colores para dar la bienvenida a todos.
Había autos por todos lados, y chicos y chicas por montones, con maletas, con bolsos, algunos reían, otros solo hablaban, algunos se abrazaban, y muchos en su mayoría estaban solitarios posiblemente en espera de que alguien quisiese comenzar alguna charla para decirle adiós a la incomodidad del "ser nuevo en el lugar"
Papa estaciono al frente de lo que parecía ser el comedor.

- Y aquí estamos, Steph, escúchame bien, aquí hay chicos, y no hay muchos adultos pendientes así que podrías hacerme un favor?

No se porque tenia el extraño presentimiento de que íbamos a hablar sobre un tema bastante incomodo.

- Si

- Cuídate mucho, de adolescente hacia muchas locuras, y no digo que no debas hacer tus propias locuras solo ten cuidado, no quiero que te pase nada si?

- Esta bien papa lo prometo.

- Y cuidado con los chicos eh?

- Por supuesto.

- Fabuloso ahora bajemos tu equipaje, vayamos a registrarte y me marcho si?

- Esta bien.

Papa tomo mis dos bolsos, que no era muy grandes, pues había guardado la ropa mas ligera y cómoda. Pues no sabia que tantas cosas podría hacer.
Fuimos hasta la parte de registro.

- Buenos días bienvenidos al Campamento Stone que podemos hacer hoy por ustedes?

Ante un gran mostrador había una alta y hermosa especie de recepcionista, con ropa deportiva, muy linda, no debía de tener mas de 25. Se notaba alegre como si su trabajo le fuera maravilloso.

- Buenos días señorita, estoy aquí para registrar a mi hija Steph Degoza ya esta inscrita y me han dicho que solo tienen que buscarla por el libro de pendientes.

- Eres tu? -Pregunto ella intentando sonar cariñosa-.

No simplemente vine por gusto.

- Si soy yo.

- Oh déjame buscarte en el cuaderno.

Paso un minuto rápido.

- Oh si aquí estas Steph, Mmm si, tienes tres compañeras de habitación, Leslie, Roxane y Nadine
Te hospedas en la 429, aquí tienes tu tarjeta de identificación

Me entrego una tarjeta plastificada, con la foto que había enviado mama, y mi nombre, con algunos datos extra.

- Gracias.

- Es todo puedes ir, las actividades comienzan hoy mismo a las 2pm, puedes ir por los alrededores y ver que te gustaría hacer. Disfruta. Y usted señor, no se preocupe esta en buenas manos, en un momento la supervisora de la cabaña de chicas pasara a hacer una inspección, no le pasara nada. Hasta luego tengan un buen día.

- Entiendo muchas gracias señorita, hasta luego.

Salimos de la oficina de registros.

- Bueno Steph, parece que es todo, ahora debes ir.

- Lo se, y se que solo son cinco días pero te extrañare.

- Linda te quiero mucho, ven aquí también te extrañare.

Me dio un tierno abrazo que duro unos segundos, me agrado.

- Bueno, ya pa, anda se te hará tarde para el almuerzo.

- Tienes razón, cuídate mucho, hasta pronto.

- Hasta pronto.

Se fue, y yo me quede mirándole en el auto hasta que desapareció y no pude seguirlo mas.

Suspire profundamente, fabuloso, a partir de aquí estaba sola.
Camine sin ver los grupos de chicos formados, pues algunos me miraban con gesto extraño y me hacían sentir realmente incomoda.
Seguí caminando sin ver en realidad los alrededores como me hubiese gustado. Me limite a ver los números de las cabañas para encontrar la mía cuanto antes.

246, 247,248...

Camine un poco mas y escondida por unos cuantos arbustos estaba una tosca y vieja cabaña mediana aun con un poco de aspecto encantador. Que como las demás tenia en numero grandes grabados el 249.
Esa seria mi cabaña.
Las ventanas estaban decoradas con cortinas desteñidas color marfil, y la pintura se veía un poco desgastada por fuera, los escalones parecían torcidos lo que le daba un aspecto de lo mas aterrador.
Habían dos puertas.
La primera cubierta por una malla anti mosquitos, y la segunda de madera.

Suspire al subir los escalones y desee con toda mi alma que mis compañeras no fuesen chicas duras y fastidiosas.
Con sumo cuidado abrí las puertas, la primera abrió rápida y silenciosamente pero la segunda emitió un chillido bastante molesto que me hizo estremecer.

Antes de ver siquiera el interior de la cabaña escuche.

- Aquí llego otra, espera no tocas la puerta?

Ahora si mire el interior y no estaba bastante mal en comparación al exterior. El piso era de madera pero estaba en buen estado al igual que las paredes que mantenían un alegre color verde manzana.
habían cuatrp camas, cada una tenia su ventana, y una mesilla a cada lado, también habían cinco cómodas para guardar las pertenencias supuse.
En las pareces habían viejas imágenes de campamentos antiguos, habían cuadros con imágenes extrañas.
Y una extraña mesa de madera como, de comedor.
Vi hacia el fondo y vi que solo había un baño, con aspecto de lejos no muy grande.
Y en una esquina sentadas estaban tres chicas, que debían claro, de ser mis compañeras de habitación.

Cabizbaja susurre.

- Hola, lo siento.

- No te preocupes, ven siéntate aquí deja tus cosas en la puerta ya te ayudamos con eso.

Era una voz suave y dulce, me impresiono su amabilidad pues no esperaba eso.
Mire para ver sus rostros.

Deje mis bolsos al pie de la puerta y me acerque para verlas mejor.


La que se dirigía a mi, era de piel blanca, y vaya que era blanca, muchísimo, tenia cabello pelirrojo y ojos pardo.
La que estaba a su derecha, era morena, no mucho, de contextura gruesa pero delgada y me veía con rostro sonriente, aunque extraño.
Y finalmente la chica de la izquierda era un tanto regordeta, de piel bronceada como la mía, ojos verdes y baja estatura me veía de arriba a abajo como verificando que todo estuviese bien en mi y no tuviese algo. extraño.

- Siéntate eres la que faltaba somos cuatro.

Me senté.

- Hola mucho gusto, yo soy Roxane y ellas son Nadine (la morena) y Leslie (La chica de piel bronceada)
Es primera ves que vienes?

- Hola - salude a las chicas y estas me saludaron con un gesto de mano y mirada amistosa, me sentía enormemente afortunada estas chicas parecían ser normales- Si es mi primera ves aquí y ustedes?

A pesar de mi nerviosismo intente que mi voz sonara lo mas natural posible.

- Esta es mi segunda - dijo Nadine-.

- La mía la primera - Dijo Leslie-.

- La mía también - Dije Roxane-.

- Fabuloso, creo que me tocara enseñarles como es esto por aquí, aunque a pesar de mi corta experiencia - dijo Nadine haciendo con los dedos unas comillas invisibles- sigo siendo primeriza.

- Ya lo creo

Roxane rió de su comentario.

Hablamos por un gran rato mas, conociéndonos pues si pasaríamos cinco días juntas no era apetecible el no llevarnos bien, Teníamos cosas en común por suerte, Nadine tenia 17, Roxane 16 al igual que yo, y Leslie 15, era la mas pequeña y callada pero nos hacia reír.
Acomodamos nuestras cosas en las cómodas, y luego Nadine nos quiso llevar a dar un recorrido por el lugar y quizá también para presentarnos a algunas personas que ya conocía.

Caminamos por todo el campamento y nos presentaron a algunas personas, luego de unos minutos, olvide sus nombres. La mayoría eran chicas, pero también chicos.

- Y eso es todo por aquí, que les parece?

No hacia falta saber la opinión de Nadine pues no había dejado de parlotear de cada persona, cosa, o lugar que veíamos. Cuando ella hacia esto Leslie y yo nos mirábamos y nuestras miradas solo ansiaban que Roxane dejase de hablar.
El campamento era un tanto montañoso, pero muy hermoso. Los lagos eran bellos, al igual que los demás lugares. Su abundante vegetación hacia que todo fuese aun mejor.
Dieron las 2pm y tuvimos que ir hacia el comedor principal para que la organizadora principal nos diera algunas indicaciones y por supuesto la bienvenida.

Nos dieron una pequeña charla, de los horarios, las actividades nuevas, y de como era la actividad diaria por los alrededores, algunas clases de supervivencia muy cortas en caso de que pasara algo, la bienvenida, y un banquete al parecer realmente apetitoso para comenzar.

- Esto es genial no les parece genial?

- Si Roxane es genial.

- El postre esta delicioso

- Lo se.

- Chicas - dijo Nadine- No se que quieran hacer ahora pero a mi me apetece ir a nadar a ustedes?

- Si si es fantástico nadaremos juntas. si?

Comenzaba a pesar Que Roxane tenia alguna especie de Hiperactividad permanente.

- Si

Las tres chicas decidieron ir a nadar, pero en este momento nadar no era precisamente lo que quería.
Vi que habían mencionado que había un establo donde personas especializadas en eso enseñaban a cabalgar y muchas cosas mas al respecto, desde que lo había escuchado sabia que era lo primero que haría, me gustaban los caballos, tenia algo de temor hacia ellos y  había montado anteriormente pero quería aprender mas, me gustaba.

- Steph?

- Oye tu?

- Que pasa?

- No vienes a nadar?

- Estará genial porque no vienes?

- Pues la verdad ya tenia pensado hacer algo mas saben?

- Que harás?

- Pues iré a cabalgar un rato.

- Lo dices en serio?

- Si

- Oh bueno, lastima si cambias de opinión ve a al lago, allí estaremos.

- Lo haré.

Ellas se marcharon, no parecían hacerme cambiar de opinión y eso me agradaba había tomado una decisión y no quería que me estuviese fastidiando para cambiar lo que ya tenia planeado.

Fui a la cabaña y deje allí mi celular. Y las cosas que llevaba encima. Me vi en el espejo del baño y recogí mi cabello en una coleta.
Sin nada mas me fui.

Intente recordar el camino, seguí algunas flechas que había por el lugar señalando que cosa quedaba por acá y que cosa quedaba por allá... No supe en realidad en que momento fue.. No supe en que momento deje de ver flechas y de seguir pasos marcados en el barro... Pero de un momento a otro sentí que las cosas no andaban del todo bien... Y que me había perdido.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Holaa!!


Tarde pero seguro aqui esta el primer cap!


Si se que debio ser publicado mucho mas temprano pero hoy tuve una gran sorpresa...
Y pues la sorpresa fue de todo el dia... Y sera de todo el dia de mañana tambien... Pero recuerden que prometi publicar mas seguido :D


En fin...


No esta muy largo porque quise dejarlo algo intrigante para el siguiente capi
Pero espero de verdad que les guste!
Comenten!
Liiz
Strelly!
Disfruten sus viajes las quiero :D:D


Steph :D 

1 comentario: