jueves, 23 de septiembre de 2010

Cap. 53 Roxane's Mind

Todo estaba tan confuso... Todo, no comprendía ni una pizca de lo que estaba sucediendo a mi alrededor. 


Bueno, solo una, me habían secuestrado, o era algo bastante parecido a eso. 


Era tan raro y tan molesto, para ser mi segunda vez en este campamento, y que quedara claro que había vuelto tan solo porque el año anterior me la había pasado bien, esta ves todo era extraño... Pero únicamente los últimos sucesos. 


Me sentía tan molesta por estar en una situación tan degradante como esta, es que, Hace poco estaba tan contenta, uno de los chicos claramente mas hermosos del campamento me había mirado, y es que ¿Quien no lo hacia y como no hacerlo? 


Era realmente hermosa, sobre mi traía montones de miradas hipnotizadas, nadie se resistía a un simple gesto que hacia con mi mirada, sabia bien que hacerlo hacia que los jóvenes enloquecieran por mi, y es que también, este rostro, y mi cuerpo, y la perfección en la que vivía. Todo de mi era fabuloso. 


Y por primera ves me había sentido tan atraída, ese chico Damian se había robado mi alma y mi corazón desde el primer momento en que se cruzaron nuestras miradas. 


Sentía cosas tan extrañas e intensas a su lado, Cuando me miraba fijamente sentía que sus ojos me hechizaban, Estos se ponían mas claros, y sus pupilas mas grandes, y esa sonrisa tan contagiosa e irresistible, el solo mirarle me hacia sentir insignificante y cada vez mas atraída a el, tenia un no se que, que me hacia no ser yo misma, que me alteraba de maneras que no conocía. 


Era como si llevara consigo alguna cuerda que me atara a el de manera tan fuerte que no me permitía dejar de pensarle, de imaginarle, y mucho menos de soltarle. 


Damian era raro... Era obvio también que este extraño sentimiento era mutuo, pero no comprendía porque rayos no terminaba de declararse. O porque no simplemente me pedía ser su novia, o porque no me robaba un beso o algo así. 


A pesar de llevar cortos cuatro días conociéndolo quería ser yo quien lo besara y se le declarara, Pero yo era muy orgullosa y no me permitiría nunca rebajarme a ese nivel, no me haría las de rogar frente a un chico, por mas hermoso que este fuera. 


No era muy hablador... Al menos no conmigo, se limitaba a hablar y a bromear con sus primos y su hermano. Me salí de mis pensamientos y volví a la confusa realidad. 
Estaba secuestrada, al parecer, ¿Damian me había secuestrado? 


Recordé mi estado, oh si me sentía, cansada, hambrienta, soñolienta, estaba de muy mal humor y no entendía porque Damian y sus primos nos habían secuestrado, debí haber escuchado a la loca de mi compañera Steph cuando estaba hablando, que pues al parecer no estaba tan loca después de todo. 


Me moleste de nuevo e intente golpear la puerta para ver si conseguía cambiar algo. 


- Ya lo hemos intentado, no ha servido de nada. 


Que pesimistas estas chicas, Steph hablaba por teléfono, una de mis compañeras lloraba descontroladamente y la otra andaba con su pesimismo al máximo, vaya ayuda, estaba histérica solo quería volver a casa. 


Me perdí de nuevo en mis pensamientos dejándome llevar por ellos para ver si conseguía arreglarlo todo, vaya problema en los que se meterían los secuestradores cuando papi y mami se enteraran de todo lo que le habían hecho pasar a su princesa. 


¿Porque a mi me habían secuestrado? 




Era hermosa, no tan inteligente, y si cargaba mucho dinero en mis pertenencias pero siempre había sido tan cuidadosa, no debían tratarme de esta manera, yo era una chica buena, la vida era tan injusta conmigo, mas nunca volvería a campamentos estúpidos de segunda como este. 


- Armaremos un pequeño plan, creo que podemos salvarnos.


Algo así le escuche decir a Steph, y no dude en acercarme, esta chica estaba loca, tenia muchos problemas pero estaba segura de que ella sabia bien lo que hacia y lo que decía. 


Escuche detenidamente y tenia en claro que si le prestaba atención seguro que salia con vida de esta pocilga. 


Como bien había dicho ella, llegaron los cuatro, y estaban mas hermosos que nunca, me fije en Damian y le dirigí una mirada de suplica, haciéndole saber que necesitaba su ayuda, pero el me devolvió una fría, y dejo de fijarse en mi. 
Sentí que chamuscaban mi pobre corazón, en el fondo de mi garganta comenzaban a formarse sollozos. 


¿Como podía ser tan malo?


¿Porque quería hacerme esto? 


¿Que le había hecho yo de mal? 


- Buenas noches señoritas ya veo que han despertado de su siesta. 


No quería pensar en que iba a suceder ahora, me sentía tan hecha pedazos, me había utilizado para secuestrarme. 
Sintiéndome insegura, me apegue al valiente cuerpo de Steph, intentando sentirme protegida, pero eso solo conseguía hacerme sentir mas estúpida. 


-Oh no se asusten, aun no es hora, bueno, eso seria una mentira. 

¿Mentira? Aun no era ¿Hora? 

- Roxane Querida has despertado, ¿que tal la siesta eh?



Dijo Damian en gesto burlón, y me sentí aun mas deprimida. Se acerco a mi, e intento besar mi mejilla, pero me retire, sintiéndome aun mas confundida y dolida de lo que ya estaba. 


-Parece que los ratones han comido tu lengua, vaya milagro, pensé que nunca dejarías de hablar, tranquila linda, no tienes que temer, eres mi cena. 


Entonces se me erizo toda la piel, y me sentí aterrada, ¿Que era su cena? ¿Iba a comerme? Era acaso alguna especie de ¿ Caníbal? Mi pulso se acelero... 


-¿Cena de que hablas?


No pude reprimir la duda, por mas que deseaba huir tenia que saber de que hablaba. 


- Pues Damian, al parecer tu chica aun tiene su lengua intacta.


Dijo Frederic el que parecía ser su líder, los tres rieron y me sentí ofendida. 


- Déjenla tranquila, ella no sabe de que hablan, y tampoco tiene que saberlo. 


Entonces, Steph si sabia, bueno, era natural, era una chica rara y nos había advertido cuando nosotras la habíamos ignorado, si tan solo le hubiese creído. 


-Steph querida, ¿Como te encuentras? Y que grosero de tu parte, no crees que ellas tienen tanto derecho como tu a saber frente a quienes están? 


- Steph de que hablan?



Quizá esta ves ella si accedía a contarme que pasaba. 


-No es nada Roxane 


Claro que si era algo, de otro modo estuviese disfrutando de mi penúltimo día de campamento como todos los demás estarían haciendo justo ahora y no andaría en una pocilga aparentemente a punto de ser comida o algo asi, que enojada me sentía. 

-¿Segura que no Steph? Deberías decirles porque están aqui no lo crees? 


- Ellas no se merecen eso Frederic, ya es suficiente con lo que harás. 


- Oh vaya pero si eres bien valiente, yo en tu lugar estaría aterrado. 


- No me das miedo.



Que valiente era ella, ojala yo hubiese podido ser así. 


- Pues no debería de ser así. 

- La chica nos tiene miedo que no escuchas los frenéticos latidos de su corazón, es como si hablaran y gritaran "sáquenme de aqui"



Eran estúpidos ¿o que? Todas teníamos miedo, todas estábamos aterradas, no sabíamos que nos pasaría. Pero Steph era valiente e intentaba contradecirles. 


- Parece que ahora la chica quiere llorar, esta aterrada. 


Mire a Steph y contemple sus ojos enrojecidos y vidriosos, me sentí desesperada y no aguante mas. 

- ¿Que pasa? 


Grite lo mas alto que pude, ¿es que nadie me podía decir que rayos pasaba? El ambiente estaba tan tenso que podía sentirse su densidad. 


- Frederic, si bien recuerdas, tengo una oferta que hacerte.


Dijo la voz temblorosa de Steph 


-Cierto, casi lo olvidaba. Entonces querida Steph, ¿De que se trata?


- No quiero que ellas escuchen preferiría decírtelo un poco mas en privado. 



¿Estaba loca? Bueno, si estaba loca, pero debía decirlo frente a todos, era un asunto que nos incumbía a todas! 


Se separaron de nosotras y se fueron a una esquina donde susurraban y no podíamos escuchar, mire a Damian de nuevo, sintiéndome asquerosa por rebajarme a ese nivel pero tenia que pedirle ayuda.  


- Damian, por favor. 


Cállate


Contesto con voz fría y seria. Entonces supe que no funcionaria y que debía hacerle caso por mi propio bien. Los segundos pasaban lentos, interminables hasta que por fin volvieron.


-Sebastian, Damian, Santiago... 


- ¿Si?


Respondieron al unisono.



- Nuestras invitadas especiales... Roxane.. Y las otras dos.. Pueden marcharse.. Ya no son necesarias aqui. Busquen otro alimento.

Escuche eso y un aire de alivio me lleno por completo.

- ¿Pero que dices?


- Frederic que bicho te ha picado? Huelen mejor que todas en las que hemos pensado no podemos dejarlas ir así como así! 


Una ves mas me perdí en su conversación pues no entendía de que rayos hablaban, eran peligrosos eso estaba claro pero no sabia que cosa realmente eran. 

- Pues yo digo que eso tendrá que ser así, les guste  o no. Habrán presas mas deliciosas en otros lugares.

¿Presas? No sabia de que hablaban pero habían dicho que podíamos marcharnos.



- Eso quiere decir que puedo irme?


Pregunte con voz temblorosa. 


- Si.. Lárgate y lleva a tus amigas contigo. No vuelvas. 

Las chicas suspiraron y me siguieron conforme avanzaba lentamente hacia la puerta, mire con dolor a Damian de reojo cada paso que daba admirándolo con el poco amor que quedaba en mi para el, pues bien sabia que no volvería a verlo mas nunca, no sabia donde rayos estaba pero podía escapar de ese peligro y mientras no estuviese mas cerca de eso, estaría bien, repare en que Steph se había quedado allí viéndonos mientras ya estábamos en la puerta. 



Ella dijo que nos salvaríamos todas, ¿porque no venia?


-¿Steph no vienes?


- No Roxane, bueno si, pero no aun adelántense... Las alcanzare en unos minutos. Tengo unos asuntos que arreglar antes. 


- Esta bien. 



- ROXANE! CHICAS! CORRAN, CORRAN AHORA.


Esa había sido una señal un poco confusa que ella había creado a la hora de salvarnos todas, vi que comenzaba a correr hacia nosotras a toda su velocidad y también hice lo mismo sin pensarlo dos veces, a pesar de encontrarme débil corrí lo mas que pude alentando a las chicas  a que se mantuviesen cerca de mi, corrí y corrí todo lo que pude, hasta que no sentí mis piernas y estuve a punto de derrumbarme, el ambiente seguía rodeado de arbustos y arboles y mucho pasto muerto, no sabia donde estaba era de noche y hacia frió. 


Volví la cabeza bajando un poco la velocidad y me percate de que Steph no estaba, pobre de ella, seguro la habían atrapado. Cuando me di cuenta de que seguro algo malo le harían a ella, sentí una punzada de culpa en el pecho, quizá no me agradara, y pensara que estaba loca, pero era un ser humano y pensar que le estaban haciendo daño y que nos había dado la oportunidad de escapar de vivir, me hizo sentir una gratitud inmensa a ella, y a su alma. 


Seguimos corriendo un poco mas, hasta que Laura se detuvo.                                                  




 -               -Roxane, no puedo más, no puedo.

-        ¿Que no podía continuar? De que rayos hablaba teníamos que seguir, ¿Que tal si volvían? Debíamos alejarnos lo mas posible del lugar.
 -       

   -      - ¿Quieres morir? Se que estas cansada y lastimada, yo también pero no quiero morir, ya ves lo que ha pasado con Steph, no creo que tenga oportunidad de escapar, ¿Qué te crees? Nos ha dado la oportunidad y no pienso desperdiciarla.


-         - Roxane Tiene razón, sigamos.

           
        No podíamos darnos el lujo de descansar, pero estábamos exhaustas de modo que paramos para tomar algo de aire.


      Escuche una voz angelical y solo pude imaginar que era una de la de los cuatro chicos peligrosos que nos habían alcanzado y solo dios sabia que iban a hacer ahora con nosotras. Sentí como los dos cuerpos de mis amigas estaban muy cerca de mi y como una mano extraña me tomaba por la cadera, temí lo peor y comencé a gritar. 


          
                - Para, para ya!
-        
               - Déjame ir degenerado
-         
              -Que es lo que quieres de nosotras déjanos.


-         - Soy de los buenos, estoy aquí para ayudarlas ¿si? Están  a salvo conmigo las llevare al campamento.
-          
Di          Dijo el de manera dulce, subí la mirada para observarle y me percate de que era hermoso, su voz era fantástica, sus ojos castaños oscuros eran muy bonitos y aunque tenia un rostro muy enfadado algo me decían que podía confiar en el.

              -Entonces muévete, que esperas! Están por matarnos.

        Quiza habia sido algo demandante, pero yo solo queria salir de alli y volver con mis padres, por suerte el era del campamento y nos llevaria a salvo.

-          -Lo se, cálmense, solo, cierren los ojos y confíen en mi o de otro modo las dejare aquí, ¿Vale? Soy un guardián del campamento esta a salvo, han mandado a capturar a los asesinos, son drogadictos violadores, estarán bien ahora.

-          
-E  -Esta bien, haremos caso a todo pero sáquenos de aquí.

-          
-H  -Había otra chica con nosotros, su nombre, no lo recuerdo.

-          
-S   -Steph –Dije, para ver si aun podían lograr hacer algo por ella. 

-         
 -Si  - si, ella se quedo, para distraerlos y que así pudiéramos escapar. Salvenla.

      
-     - si el asunto esta bajo control, ahora cierren los ojos. Si abren los ojos, lo lamentaran. Y no lo necesitan.

       Lo había dicho muy en serio, de modo que cerré mis ojos y sentí que mis pies ya no tocaban el piso, al parecer tenia mucha fuerza y nos había alzado a las tres, el corría a una velocidad inhumana, como si de pronto estuviésemos en una moto a una gran velocidad, quise abrir los ojos y ver que pasaba, pero no quería lamentarlo como bien el había dicho así que seguí confiando hasta que se detuvo.

     Sentí entonces como estaba con los pies sobre la tierra, y me decidí a abrir los ojos, quise hablar con el supervisor de campamento, pero me percate de que se había marchado, estábamos frente a nuestra cabaña, al parecer no habíamos estado tan lejos. era un alivio. 
     Las chicas rieron y dieron saltos de jubilo, estábamos bien, no nos había pasado nada.

      - Estamos bien Roxane! No nos ha pasado nada estamos bien!

     Repetían sin cesar, yo seguía impactada, ni había sabido su nombre, si algún día llegaba a verlo, tenia que agradecerle tanto, había salvado nuestras vidas... Abrace a las chicas.. Y me uní a ellas... Aunque estaba muy preocupada por lo que sea que le hubiese pasado a Steph, desee con todas mis fuerzas que ella estuviese bien.  

      

     Al menos yo estaba a salvo, y tenia por seguro que nunca mas quería volver a este lugar... 

      Que ganas tenia de ver a mis padres. 

      Suspire una ves mas el cálido viento de la noche, y me dispuse mentalmente a intentar olvidar lo que había pasado... Tenia muchísimas ganas de descansar. 

-------------------------------------------------------------------------------------------------

   Hola hola :D

       Aca esta el Roxane's Mind, salio un poco mas largo de lo que esperaba... No me gusta muchoo peero ustedes tenian que conocer un poquitin de la mentalidad de esta chica!

        A solo dos capis del final de la primera parte

        T____T 

       Estoy muy feliz porque ya vamos con 42 seguis! Muchisimas gracias de nuevo! Ehm y como ya dije en la enterior entrada gano para titulo de la segunda parte Bloody pasion :D me gusta mucho ese.  comenten muchote si? 


         Pues mas nada :D 

        Cuidense? Muchos besos...

        Y hasta que nos leamos de nuevo :D.